La Policía dio con el asesino gracias al aporte de un informante que indicó que el joven había estado ofreciendo armas glock como las robadas a los tres infantes de la marina

Conocía a sus víctimas porque habían sido sus compañeros de trabajo.

El hombre que fue imputado por homicidio especialmente agravado  por matar a los tres infantes de la marina, es un ex marinero de primera de 26 años. Fue dado de baja en marzo, porque no se presentó a trabajar durante cinco días, razón por la que fue procesado por la justicia militar por deserción simple.

El joven era adicto a la pasta base, lo que explicó en buena medida su alejamiento de la fuerza. No tenía una vivienda fija, aunque fue detenido este lunes en una boca de droga que funcionaba en un pasillo Bulgaria y Rusia, junto a un hombre de 25 años con atecedentes por narcotráfico y una mujer sin antecedentes de 29.

Estos dos fueron imputados como complices del crimen, porque si bien no estuvieron en la escena del crimen y no participaron directamente de él, fueron quienes dieron cobijo al asesino y estaban al tanto de lo que había hecho.

Ninguno de los tres detenidos declaró en fiscalía. El abogado del autor material del asesinato le recomendó a su cliente no colaborar con las autoridades.

La policía dio con el asesino gracias al aporte de un informante que indicó que el joven había estado ofreciendo armas glock como las robadas a los tres infantes de la marina, apenas horas después del crimen.  La fiscal señaló que las armas tenían signos particulares que no permitían dudar que habían pertenecido a un funcionario de la armada.

El asesino conocía a sus víctimas porque habían sido sus compañeros de trabajo. De hecho, uno de los tres infantes le abrió la puerta al presunto asesino y lo invitó a compartir un rato con ellos.

El ahora imputado había llegado a trabajar como guardia en el mismo lugar donde perpetró el crimen.

En determinado momento mató de un disparo en la cabeza a uno y enseguida al otro de dos disparos. El tercero estaba durmiendo. El asesino se dirigió hasta el lugar en el que descansaba y le disparó varias veces. Uno de las balas impactó en su mano, en señal de que intentó cubrirse de su agresor.

 

 


Las Más Vistas