Marchó a prisión el hombre que confesó el asesinato de una mujer en Santa Lucía en 2012

El juez Humberto Verri también imputó a quien colaboró en enterrar el cuerpo. El asesino fue enviado a la cárcel por homicidio especialmente agravado y el cómplice por encubrimiento.

Durante la jornada de este jueves se realizó la reconstrucción del crimen en la localidad canaria de Santa Lucía, lo que permitió al juez conocer detalles del crimen.

El homicidio ocurrió en el año 2012 pero hace dos días el autor confesó.

Según explicó el juez Pablo Verri el hombre llegó el martes a la Seccional 2da. de Santa Lucía para contar que había matado a la mujer en junio de 2012. No recordó la fecha exacta, dijo que fue un jueves.

Según la versión del hombre, mantenía una relación con Viviana Ramos y un día pelearon porque la mujer le pidió dinero. Tras una discusión, la mató.

Este jueves la reconstrucción comenzó en la casa del hombre, donde dio detalles sobre el asesinato. Según explicó, luego de matar a Ramos, subió el cuerpo a una tabla de madera y junto a un cómplice se llevaron el cuerpo tirado por un caballo.

El homicida le pagó 500 pesos para que lo ayudara a trasladar y enterrar a Viviana.

Según recordó, la asesinó al mediodía y por la tarde contactó a su cómplice. Ingresaron a una zona de gran vegetación y arena al borde del Río Santa Lucía y allí la sepultaron.

El juez explicó que el hombre confesó porque fue amenazado por el cómplice para que hablara.

El cuerpo estaría en una duna de arena cercana de la orilla del Río Santa Lucía, sin embargo, desde el año 2012 hasta el momento hubo 22 crecidas del río y por lo tanto puede ser que el cuerpo ya no esté allí.

La búsqueda comenzará este sábado.

“Según consta en el expediente, recién se registró una denuncia por averiguación de paradero en 2013, más de un año después de su desaparición. Así arranca la labor policial, según consta. En su momento hubo algunos indagados, entre ellos este individuo. Pero no se encontró mérito suficiente”, explicó el juez Humberto Verri a Telemundo.

La hermana de la víctima, explicó cómo se dieron los hechos al momento de la desaparición de la mujer:

En el 2012 después de que desaparece, a la semana el señor que la mató encontró a mi hermana y le dijo que le dijera a mi madre que estuviera tranquila, que se iba a trabajar con cama a Las Piedras con una tal Carolina, que pienso que no existe. A los quince días se lo encuentra de vuelta. Le dijo a mi hermana que le diga a mi madre que se quedara tranquila, que se fue a Colonia a trabajar con Carolina y que está bien. Le dijo que ni bien tuviera oportunidad, le iba a decir que la llame. Nunca más. Al mes de todo esto, mi madre vino a la comisaría a hacer la denuncia. Se la tomaron, pero esa denuncia nunca existió. Le hicieron firmar un papel el policía que tomó la denuncia, pero mi madre no lo leyó. Resulta que ese papel desapareció. 


Las Más Vistas