Policía realizó varios allanamientos en barrio Maracaná para ubicar a los requeridos por el cuádruple crimen

Uno de ellos, que estaba en libertad a prueba luego de que hallaran municiones en su casa, incumplió la medida cautelar y su paradero es desconocido.

Tras la imputación este domingo de uno de los autores del cuádruple crimen del barrio Maracaná, la Policía volvió a realizar allanamientos en busca de sus cómplices.

Los investigadores de Homicidios lograron identificar a cuatro personas presuntamente involucradas en el crimen. Uno de ellos, un joven que menos de 24 horas después de los homicidios fue detenido por la Policía tras un allanamiento en su casa del barrio Maracaná, donde encontraron municiones del mismo calibre y marca que las usadas en la masacre.

Ese joven fue imputado por tener las municiones, ya que para ese entonces la Policía no tenía pruebas suficientes para vincularlo al asesinato. A pedido de la fiscal de homicidios Adriana Edelman, se fijó como medida cautelar la fijación de domicilio, la obligación de presentarse en la comisaria una vez por semana y realizar trabajos comunitarios.

Sin embargo, de acuerdo a lo que informó Así nos va de Radio Carve, el joven no cumplió con la medida cautelar y cuando la Policía fue a verificar si estaba en su vivienda, había desapercibo. Ahora es uno de los requeridos por el cuádruple crimen.

Un joven de 20 años es el primer imputado por el cuádruple crimen de Maracaná; irá a prisión preventiva hasta setiembre

Al momento, por el crimen fue imputado un joven de 20 años que este sábado se entregó a la Policía luego de que se realizaran varios allanamientos para ubicarlo. Fue formalizado "por cuatro homicidios muy especialmente agravados y un quinto homicidio pero en grado de tentativa", además de porte de arma de fuegos. Estará en prisión preventiva por 90 días.

El ahora imputado no tiene antecedentes como mayor de edad, pero estuvo internado en el Inisa tras ser hallado responsable de un intento de rapiña contra una policía cuando tenía 16 años, en marzo de 2021. Ese día, el ahora imputado interceptó a su víctima en el barrio Maracaná, a solo dos cuadras de donde ocurrió el cuádruple homicidio, y le efectuó tres disparos e la cabeza para robarle.

A pesar de la severidad de las lesiones, la policía se recuperó y días después el adolescente fue detenido e imputado.

Declaraciones de testigos, así como información extraída de celulares incautados durante los distintos allanamientos realizados a partir del cuádruple crimen, lo vinculan como uno de los autores, pero hay al menos otros tres implicados que permanecen prófugos.


Las Más Vistas