“Se llevó dos perfumes y una crema y la mató de cuatro puñaladas… ¿era necesario?”

La nieta de la comerciante asesinada dijo que están cansados de saber quiénes son los delincuentes y no poder hacer nada.

La palabra de la nieta de la comerciante asesinada:

Estamos pasando mal en Toledo, ves a los pichis y no les podés hacer nada. Te tenés que dejar robar… mirá mi abuela. Se llevó dos perfumes y una crema y la mató de cuatro puñaladas.

¿Era necesario? ¿A una vieja? La empujás, le pegás una piña y se cae y te da tiempo para correr. Ahí te das cuenta que esa persona era conocida, porque le dio para matarla.


Las Más Vistas