Testigos de la balacera frente al Palacio Legislativo relatan los 20 minutos de terror que vivieron – Teledoce.com

Testigos de la balacera frente al Palacio Legislativo relatan los 20 minutos de terror que vivieron

El robo de una remesa de la empresa Prosegur dejó cuatro heridos de bala, uno de ellos es un guardia de seguridad que le salvó la vida a una niña y a su abuela. El policía retirado está en CTI.

Los últimos datos difundidos por el Ministerio del Interior:

18:30 horas: Avenida del Libertador y Yaguarón. Frente a la sucursal Aguada del Banco itaú para una remesa de Prosegur. Delante de la remesa para una camioneta Peugeot Partner. Las puertas del vehículo se abren y de allí, diez delincuentes fuertemente armados bajan ya a los tiros.

Los guardias en primera instancia no reaccionan, ya que se vieron sorprendidos por el ataque. Luego comienza el intercambio de disparos. El tiroteo se mantuvo por unos cinco minutos. Por el lugar transitaba una importante cantidad de gente. Trabajadores, vecinos, estudiantes del IPA, que está a menos de cien metros del lugar de los hechos. Todos se refugian en la iglesia de la Aguada, presas del pánico.

Durante el tiroteo, los delincuentes lograron robarse una bolsa con 200.000 dólares, pero eso recién se vio más de una hora después del asalto. Un guardia de seguridad de 53 años, Miguel Berriel, policía retirado, es herido en una pierna y otro guardia, Eduardio Murriel de 34, fue herido dos veces, en el pie izquierdo y en el brazo izquierdo. Berriel se encuentra en CTI.

Estefani Mendoza, una mujer de 33 años, que estaba a 100 metros del lugar de los hechos recibió un roce de bala en la cadera. Por su parte, Gastón de León, un joven de 20 recibió una herida en la espalda, fue atendido en el palacio legislativo y luego trasladado al Casmu donde permanece internado. Finalmente, Milagros Torres, otra mujer que estaba en el lugar, recibió asistencia por lesiones y sangrado, pero no estaba baleada.

Los delincuentes fugaron tras concretar el robo en un automóvil gris, de marca Volskwagen, que apareció incendiado poco después en Batoví y Quito. De allí huyeron en una camioneta Tucson que a su vez apareció incendiada en Bernadrino Guas y Carlos Ferreri en Sayago.

Telemundo recogió el testimonio de una vecina que trabaja en un local lindero al tiroteo:

Lo que pasó fue horrible, es algo que no le deseamos a nadie, espero que no suceda más, pensando en nuestros nietos. Fue horrible, parecía una guerra. Acá entró una bala por el vidrio, atravesó la campana y gracias a dios no sucedió nada. Había clientes. Justo pudimos tirar al suelo a un señor mayor que estaba saliendo y lo salvamos. Todos nos tiramos al piso. Fue una situación muy complicada que no se la deseamos a nadie.

Otro testigo explicó:

Lo primero que vi fue que los muchachos bajaron y empezaron a tirar, estamos hablando de ráfagas. En eso que reacciono, nos tiramos automáticamente al piso. Fueron como 15 ó 20 minutos.


Las Más Vistas