Un hombre de 29 años murió al recibir un tiro en la cabeza mientras esperaba el ómnibus

Cerca de la paraba donde estaba se produjo un tiroteo entre un policía y dos delincuentes. Ahora se investiga de dónde salió el disparo que lo mató.

En la noche de este viernes un funcionario policial circulaba por Camino Cibils y Ruta 1, cuando fue sorprendido por dos delincuentes que se acercaron a él para exigirle que les entregara la moto en la que estaba circulando.

Los delincuentes lo amenazaron pero el se identificó como policía, y allí comenzó un duro enfrentamiento que derivó en un intercambio de disparos. Los dos delincuentes fueron heridos de bala por el funcionario policial y detenidos en el momento.

Como consecuencia de la balacera, murió un hombre que nada tenía que ver con la situación. Estaba en una parada de ómnibus, por Camino Cibils, y recibió un disparo en la cabeza. El fallecido es Fernando Sellanes, trabajaba en un reparto de la zona y según familiares, había ido a trabajar en ómnibus porque su camioneta estaba rota.

El hombre esperaba el ómnibus junto a su pareja, una mujer de 26 años que es una de las testigos que la Policía está indagando para aclarar este hecho.

Los delincuentes fueron derivados a distintos centros asistenciales, en tanto el policía es indagado por la fiscal de homicidios de turno. Por su parte, Policía Científica levantó evidencias en el lugar para tratar de determinar quién fue el autor del disparo que le costó la vida a Sellanes.


Las Más Vistas