Una mujer de 29 años fue imputada tras denunciar falsamente a su expareja de haberla secuestrado y abusado sexualmente de ella

Además, fue imputada por el delito de lesiones graves luego que se comprobara que mandó a agredir a un testigo clave en la causa que testificó en contra de ella.

Una mujer de 29 años fue imputada por calumnias luego de denunciar falsamente a su expareja de haberla secuestrado y abusado sexualmente de ella. Además, fue imputada por el delito de lesiones graves luego que se comprobara que esta mujer mandó a agredir a un testigo clave en la causa que testificó en contra de ella.

Esto comenzó en octubre de 2023 cuando la mujer denunció por primera vez al hombre por violencia doméstica. La pareja, que hacía un año y medio estaba junta, se separó y la mujer presentó la denuncia.

A raíz de esa situación, la Justicia de Familia dispuso que a ambos se les colocara tobillera electrónica porque había una orden de restricción.

En los meses siguientes, la mujer siguió presentando varias denuncias contra el hombre, siempre por agresiones sexuales, amenazas e incluso llegó a crear cuentas falsas para mandarse mensajes a sí misma diciendo que era este hombre que la tenía amenazada.

En enero, la mujer fue encontrada por la Policía en la Unidad Agroalimentaria Metropolitana (UAM). En ese entonces, denunció que su pareja la había raptado, abusado sexualmente de ella junto a otras personas y luego la dejó atada en ese lugar. Sin embargo, el hombre dijo que no había hecho nada de eso y demostró, con la tobillera, que él no había estado en ese lugar.

La Fiscalía reunió más evidencias y también un testimonio que fue presentado con ayuda de la defensa. Un hombre, que era vecino de la mujer, declaró en contra de ella. La mujer, al enterarse de esa declaración, llamó a dos personas y las hizo ingresar a la casa del hombre y lo apuñalaron en una mano. Este testigo había declarado, pero resultó con lesiones, razón por la cual se le imputó a la mujer el delito de lesiones graves.

La Justicia dispuso que la mujer sea enviada a su casa con prisión domiciliaria mientras continúa la investigación por dos delitos graves –calumnias y lesiones graves- mientras se busca a los responsables de esas lesiones, es decir, de entrar a la casa del testigo y apuñalarlo.


Las Más Vistas