Una mujer engañaba a las víctimas, en su mayoría madres de contexto crítico, un hombre conseguía los pasajes y otro las llevaba al aeropuerto

La organización de trata y explotación sexual de mujeres funcionaba desde el año 2017.

Fueron dos hombres y una mujer los imputados por este caso de explotación sexual de personas. En total, y hasta el momento, fueron 28 las mujeres que fueron encontradas en Madrid y que están vinculadas, contra su voluntad, a esta red.

La mujer tiene antecedentes por tráfico de drogas y trata de personas  y estuvo vinculada en el año 2008 a la Operación Marilyn, donde se desactivó una red de narcotráfico y proxenetismo.

Ella era quien captaba a las jóvenes y les hacía el ofrecimiento de llevarlas a España, con la promesa de un buen pasar económico. Las víctimas eran personas de contexto crítico y, en su mayoría, con varios hijos. La mujer las contactaba y les ofrecía la posibilidad de un trabajo donde podría ganar mucho dinero para envíarles a sus hijos y familiares.

Por otra parte, uno de los hombres imputados es  un agente de viajes que era el encargado de conseguir los pasajes y eso generaba en las víctimas una deuda. Ellas, una vez en Madrid, debían girarle el dinero del pasaje con el dinero que ganaban.

Finalmente, el tercer imputado era el hombre que trasladaba a las víctimas al aeropuerto y les llevaba los pasaportes.

Según indicaron fuentes de la investigación, la organización funcionaba desde el año 2017 y ha reclutado al menos a 28  jóvenes de contexto crítico prometiendo un importante ingreso de dinero.

Red de trata captaba mujeres en situaciones de extema vulnerabilidad y pobreza, informó la fiscal Silvia Lovesio


Las Más Vistas