Antonio Tormo, un coleccionista de objetos con historia

Tiene 70 años y ha logrado crear el primer museo de la radio y comunicación, que funciona en el Museo de Idiarte Borda pero tiene muchos objetos en un depósito en el Museo de Antropología.

Antonio se ha convertido en un guardián de la memoria de la radio y la televisión.

“Yo empecé en el año 1969. Estudié radio y televisión, me recibí de técnico. Eso me fue llevando de una cosa a la otra. Me interesó el tema de la radio afición y eso me fue llevando a las ferias. Armé mi primer transmisor, y sin querer se fue formando el museo. Sigo comprando pero ya no quiero más nada porque tengo ocho toneladas de equipos”, contó a Telemundo.

Tiene vitrolas, una radio a galena de 1926, las primeras lámparas de luz, colecciones de teléfonos, televisores de tubo, micrófonos,un grabador de alambre y una vieja y querida Spica de 1962.

Antonio logró que el Ministerio le cediera un espacio en la casona de Idiarte Borda en Lezica y en ese lugar funciona el museo. Pero tiene cuatro toneladas de material guardados en un deposito en el Museo de Antropología y hasta ahí fuimos.

Antonio se ha convertido un guardián de la memoria y quiere que las futuras generaciones disfruten de su colección porque considera que ayuda a valorar el presente. “Los jóvenes cuando tienen un celular tienen que saber que el origen del teléfono comenzó con una marivela y un micrófono a carbón. La evolución de la tecnología que va rapidísimo, el niño tiene que saber dónde empezamos. Todo este cariño y amor que le pusimos, queremos que nos de un lugar lindo y grande para instalarlo. Cosa de irme en paz y decir que he cumplido y le hemos dejado un gran legado al querido Uruguay”, dijo Tormo a Telemundo.

Clic aquí por más información. 


Las Más Vistas