La historia del joven ciego que tiene la capacidad de reconocer el canto de tres mil aves

Juan Pablo Culasso tiene 33 años. Logró convertir su ceguera en una herramienta para desarrollar otra capacidad.

El protagonista de esta historia se llama Juan Pablo Culasso, es un joven ciego de 33 años que tiene la capacidad de reconocer el canto de unas 3 mil especies de aves.

Ha logrado convertir su ceguera en una herramienta para desarrollar esa capacidad. Juan Pablo asegura que todos tenemos esa capacidad pero la tenemos dormida.

Se define como un sonidista de la naturaleza, en especial de aves. Es uno de los pocos observadores no videntes de la naturaleza y hoy brinda conferencias por todo el mundo.

Se capacitó en EE.UU. en la Universidad de Cornell pero fundamentalmente es un autodidacta. Ha registrado el sonido de aves,en Colombia, Paraguay y Brasil.

Ganó un concurso de NatGeo en el 2014  llamado SuperCerebros, dónde reconoció el sonido del canto de decenas de aves. Los 45 mil dólares los invirtió en equipos.

Asegura que conectarse con la naturaleza hace bien para el alma y que todos podríamos disfrutar del canto de las aves sin verlas.

“Es re difícil a veces, cuando tenes una dispacidad, pensar en juegos de niños. Mi papá se inventó de una enciclopedia que tenía aves y yo memorizaba los sonidos. Me habían regalado un grabador chiquito, yo grababa cosas. Esa fue la semilla. Me di cuenta que quería grabar pájaros cuando me prestaron el primer grabador profesional”, contó Juan Pablo a Telemundo.

Quizá no lo reconozcan, pero muchos de ustedes ya lo han visto antes. Es que Juan Pablo fue protagonista de un comercial grabado en la década de los 90′, sobre la Fundación Braile. Él tiene una visión crítica sobre los logros de ese comercial porque a su juicio no generó todos los beneficios esperados para la comunidad de ciegos.

“Yo creí que tal vez con el comercial, la ayuda iba a cambiar. Pero no, yo nunca tuve libros didácticos en la escuela o el liceo. Nunca tuve materiales. Siempre tuvimos que escanear los libros en casa. Lamentablemente las personas ciegas seguimos sufriendo de los niños males que sufrí yo en los 90′ y eso es muy triste para un país como el Uruguay. Somos muy pocos, algo más de 4 mil según el último censo. Se nos niega el acceso al conocimiento, eso es algo terrible”, relató Juan Pablo.

Juan Pablo quiere grabar un mapa sonoro de aves uruguayas y si bien dice que no le gusta ser ejemplo, asegura que su curiosidad por saber lo ha salvado y lo sostiene.

“Hay que dedicarse, estudiar, no tener miedo a saber, al conocimiento. Últimamente como que se premia el no saber nada. Yo prefiero saber. A la larga te va a valer más”, sentenció el joven.

Pueden visitar su página www.sonidosinvisibles.com.uy


Las Más Vistas