Bordaberry: “Vázquez violó la Constitución haciendo política contra la oposición adentro de una escuela” – Teledoce.com

Bordaberry: “Vázquez violó la Constitución haciendo política contra la oposición adentro de una escuela”

“Voy a tomar una decisión de aquí a fin de año de si voy a ser candidato”. El legislador colorado habló sobre Ancap, la gestión de Vázquez, el rol de la oposición, su futuro político y el nuevo presente de Brasil.

¿Qué le sugieren las palabras del presidente de la República?

Antes que nada, una violación de la Constitución. El presidente está haciendo política contra la oposición adentro de una escuela. Está prohibido por la Constitución. Es lo mismo que quería hacer Fenapes y todos nos escandalizamos. El presidente va a una escuela, rodeado de niños, y habla contra la oposición: una violación de la Constitución tremenda. No sé cómo las autoridades de la educación todavía no intervinieron. Tienen que intervenir. Esto no se puede hacer. Puede ir a actividades oficiales, pero la escuela es de todos. No es del oficialismo, ni de la oposición. Es de todos. Está violando la Constitución. Voy a ver qué hace la ANEP. Voy a esperar. Nadie puede ir a hacer política en una escuela.

Hoy el presidente en una entrevista con el diario La República dijo que él se refería a ciertos políticos y a algún medio de comunicación

Estaba la duda sobre aquel intento de Fenapes de leer una carta, que después se hechó para atrás. Después ya aclaró. Y aclaró adentro de una escuela además. Me parece que se equivoca. Porque dice que no hay que escudarse en los niños para pegarle al Gobierno y él va y se mete adentro de una escuela y se escuda en los niños para que no le peguen a él. No es pegarle, es ayudar a la educación. Si todo dice que estamos en retroceso en la educación, no podemos decir que estamos bien y no señalarlo. Ahora, lo señalamos y pedimos cambios. Eso no es pegarle al Gobierno. Es cumplir con nuestra tarea. El que se escuda atrás de los niños es el presidente.

¿Cómo evalúa la gestión del presidente? ¿Cuáles son los principales problemas?

Había problemas que ya venían de antes. El deterioro en la educación viene desde el primer Gobierno de Vázquez. El tema de seguridad pública también, hace rato tenemos problemas. El problema de la inserción internacional ya es un escándalo. Es una cosa tremenda. Nos fuimos del TISA el año pasado, el Mercosur no avanza, está todo trancado. Estamos en el Mercosur abrazados a Maduro contra Argenta y Brasil. Es complejo. Lo que lo tiene nervioso al Gobierno es la situación económica, que ha llegado al bolsillo de muchos uruguayos y entonces, como todos los pueblos, te aguantan un poquito, pero ya la situación económica no la aguantan. Entonces, cae en popularidad el presidente. ¿Cuál es la forma que encuentra para salir? Salir a pelearse con la oposición, en lugar de atender los problemas.

¿Por qué ha dicho que “el presidente pierde el rumbo”?

Pierde el rumbo cuando hace estas cosas. Hay un problema en la educación. No lo decimos nosotros solamente. Si está mal, ¿la culpa es de la oposición? No, nosotros agarramos los datos y decimos que estamos haciendo mal las cosas y tenemos que cambiar. Ahí él pierde el rumbo y se la agarra con quienes le señalan. La oposición le está diciendo: Dr. Vázquez, va desnudo en la economía, va desnudo en la educación, va desnudo en la seguridad; hay que cambiar. Y le traemos propuestas, pero él va a la trinchera y empieza a criticar.

Sin embargo, se ha convocado al Diálogo Social, al diálogo por seguridad…

El Diálogo Social es una entelequia de esas que crea el FA, que discuten durante no sé cuánto tiempo, y sale nada.

Se dice que salieron cinco leyes de las reuniones por seguridad. Vamos a verlas en el contenido: no salieron cinco leyes. La primera ley que se dice que salió es la que prorrogó el Código de Proceso Penal, que iba a entrar en vigencia en febrero y la pasaron para julio. Si eso es un gran acuerdo en materia de seguridad… no la veo. La segunda, es la Ley Orgánica de Funcionamiento de la Fiscalía, que no tiene nada que ver con la seguridad, que ya estaba pronto, que ya la tenemos que aprobar. La tercera es medios alternativos al proceso penal; es decir, formas para no ir preso, que, en realidad eso no es un acuerdo en materia penal. Si estamos tratando de proteger a la gente, ustedes ponen más formas de liberarlo. La cuarta está buena: a los reincidentes se les sacan los beneficios de la libertad anticipada y todo eso. Es una propuesta que habíamos hecho nosotros, pero en el paquete vino que crean dos nuevos beneficios de libertades para los que son procesados. Entonces, cuando me decís que son cinco y yo voy al contenido, veo que me quedo con una o con media. Eso no es un gran cuerdo.

Yo creo que no fue bueno. Del deseo de Lacalle Pou de irse creo que salió algo bueno: él quería irse y a todos los demás nos pareció que no se podía ir de un día para el otro. Nos sentamos. Valoramos lo que dijo Lacalle Pou, y dijimos: bueno, vamos a fijar una, dos reuniones más y nos vamos. Creo que Lacalle Pou tenía razón. No había resultados. Nosotros llevamos 28 propuestas, el Partido Nacional 29: nos contestaron una. Lacalle movió bien, aunque por ahí se apresuró a decirlo públicamente, pero nos convenció a todos.

¿Cuáles serían los fundamentos de un acuerdo entre la oposición de cara a las próximas elecciones?

Está pasando algo políticamente, que pasa en casi todos los países de la región. Hay muchos que se han desencantado con el FA. Pasó lo de Ancap, ahora la crisis económica, la seguridad no se soluciona… y dicen que el Frente no, pero miran y no encuentran todavía nada. Creo que es porque no ven una opción todavía de posible cumplimiento en la oposición. Eso nos pone en el desafío de decir: gane quien gane, sobre determinadas áreas estamos de acuerdo y vamos a trabajar. Un sistema político además es eso: la posibilidad de lograr acuerdos de gobernabilidad. Ese es el gran desafío: ver si podemos lograr desde la oposición algún tipo de coordinación. En algunas áreas estamos muy de acuerdo. En la educación estamos de acuerdo el PN, el PC y el PI… y Mir, y Filgueiras y muchos del FA. Si estamos de acuerdo en eso, vamos a mostrarlo.

Por otro lado, no podemos seguir apostando a este Mercosur presidido por Maduro. Hay que buscar otras cosas. En eso estamos de acuerdo. En materia económica, que las empresas públicas tienen que cambiar también estamos de acuerdo.

Larrañaga dijo que la oposición no estaba pronta para gobernar…

Puede ser que no esté pronta, faltan tres, cuatro años. Pero sí tenemos las capacidades y tenemos que mostrar la capacidad de lograr entendimiento para que estas cosas puedan suceder. Es el momento de hacerlo. Voy a confesar un error: el acuerdo que hicimos en Montevideo, el del la Concertación, fue fundamentalmente electoral y no de contenido. Entonces,  de sumar fuerzas para estar en el Gobierno, pero después cuando están ahí se pasan peleando y es todo una trancada. Si realmente querés hacer las cosas, tenés que ponerte primero de acuerdo en el contenido. No es una cuestión de sumar votos, porque sumás votos y después tenés que gobernar y fracasás. Tan importante como ganar la elección es lo que hacés el día después.

¿Novick al Partido Colorado?

Él empieza por el final y dice: vamos a juntarnos. Pero, ¿vamos a juntarnos para qué? ¿Cuál es el contenido? ¿Qué es lo que vamos a hacer? Él dice vamos a juntarnos para una elección. Pero, pará. Vamos a juntarnos para cambiar al país, y para eso tenés que decirme cuáles son tus ideas y yo te digo las mías. Vamos a ver si estamos de acuerdo; no en todas, pero sí en las cosas fundamentales.

Cuando uno empieza a escuchar las ideas de Edgardo Novick ahí entran las dudas. ¿En qué ha participado con los otros partidos? En el diálogo por la seguridad. Él está alineado con el presidente en ese tema. Cuando le planteamos remover a Bonomi, Novick dijo que de ninguna forma, que se queda. En otra reunión dijo que Tabaré Vázquez era su ídolo.

Creo que tiene que venir y contarme sus ideas, ver si podemos elaborar una agenda.

Queremos un acuerdo de contenido, de temas. Yo ya sé que con el Partido Independiente, por ejemplo, en materia de seguridad tengo algunas diferencias. Pero sé que en materia de inserción internacional no las tengo. Sé que con el PN tengo algunas coincidencias en algunas áreas, no en todas. A veces votamos diferente en el Parlamento. Pero sé que puedo buscar acuerdos sobre las áreas esenciales. Y sabemos que vamos a tener que aflojar.

Espero que todos los que estamos en la oposición tengamos la cabeza para ceder las ambiciones personales y poner primero la necesidad del país. Me parece que eso es muy importante. Va a implicar mucho renunciamiento personal en pos de que las cosas cambien.

¿Se arrepiente de haber llevado a Germán Coutinho en la fórmula presidencial de las pasadas elecciones?

Ya lo dije y lo vuelvo a decir: me equivoqué. No por Germán, que es tremenda persona, y muy capaz. La decisión debió ser para unir al partido y la verdad que no lo hizo. Fue un error mío, personal. En la campaña se sintió un retraimiento de la gente de los otros sectores.

¿Cuál es el futuro de Pedro Bordaberry?

Voy a tomar una decisión de aquí a fin de año de si voy a ser candidato. La gente piensa que las candidaturas son en el último año. Pero vienen de mucho antes. Lo que quiero ver es si puedo hacer un aporte, si no hay alguien que pueda hacerlo mejor, ver qué necesita mi país, mi partido, mi sector. Acá todo el mundo se sienta y hasta que no lo sacan no se va. Pero no hay que casarse con los cargos. Voy a ver desde dónde puedo aportar mejor.

Cuando termine este período de Gobierno voy a haber trabajado 15 años para el Gobierno de mi país. Cinco años en tres ministerios, del 2000 al 2005. Diez años desde el Senado. He hecho mi aporte a la patria. Me rompí todo. Trabajé. Traté de que el Uruguay fuera un mejor país. Siento que quizás mi aporte no debiera ser a la gran cosa, sino a cosas concretas. Voy a evaluar si soy candidato y si dejo la política.

Ancap

Soy muy respetuoso de la Justicia. Nosotros hicimos lo que teníamos que hacer: los pusimos en conocimiento de determinados hechos. No puedo decir que espero algo. Espero solo que actúe de forma imparcial, como estoy seguro que lo hará.

No me corresponde a mí decir si hubo delito o no hubo delito, no es mi función. Encontramos hechos de tal entidad que eventualmente podrían ser interpretados por un juez como hechos que ocasionan responsabilidad penal. Una cosa es lo ilícito con condena penal, otra lo ilícito con responsabilidad política y lo ilícito con responsabilidad civil. Encontramos responsabilidad civil y política. Y errores en la administración.

Estoy haciendo pedidos de informes a cada rato sobre la gestión en Antel. Quiero ser claro. Uno tiene que hablar cuando cuenta con la prueba. El Uruguay está atrasado en las normas de la lucha contra la corrupción. Hay que hacer un pacto contra la corrupción.

Cincuentones

La reforma previsional de la ley 16.713 salvó al sistema previsional de la bancarrota. La ley se tiene que ir ajustando. Hay algunas interpretaciones del BPS que van en contra de los cincuentones. Pero que Vázquez diga eso de que ellos no fueron: hace doce años que están en el Gobierno, ¿no tienen la posibilidad de arreglarlo? Para ellos sigue siendo la responsabilidad de otro. Parece que son inimputables, pero ya están grandecitos. Tercer período de Gobierno y con mayoría parlamentaria… ¡No seas malo!

Son entre 20.000 y 40.000 personas. Si fueran 40.000, sale 180 millones de dólares por año arreglarlo. Ellos hacen los números diciendo que el promedio se jubila a los 60, pero se jubilan en mucho más. Hay mucho para trabajar.

¿Por qué Vázquez no pide eliminar las AFAPs? Habla en la pulpería y calla en la comisaría. Lo mismo pasa en Brasil. Dicen que hay golpe de Estado en Brasil, ¿por qué no le aplican la cláusula democrática del Mercosur y los expulsan? No se la aplican. Hablan mucho, pero después no hacen nada. Hay que terminar con las farsas de echarle la culpa a otro.

Brasil: destitución de Dilma Rousseff

Es un hecho histórico. Lo veo en Brasil y la región. Se está llegando al fin de un ciclo de unos gobiernos presuntamente progresistas, que todos están terminando más o menos de la misma forma: Maduro, los Kirchner, Lula y Dilma. Están terminando plagados de corrupción. Ellos se decían que eran los inmaculados, que no les iba a pasar nada. Brasil es un escándalo. En Argentina… José López, que ni los más fanáticos lo defienden. No hablemos de Maduro en Venezuela.

Se está terminando un ciclo. ¿Qué viene ahora? No lo sé. Pero es lo que pasa acá: la gente dice Frente Amplio no, pero mira y dice ¿qué es lo otro? Los políticos serios, que razonan, no tenemos mucho espacio en los programas de televisión. Los que llegan son los que divierten. Es así. Trump es una de las personas que puede ser presidente de estados Unidos. ¿Por qué? Porque maneja ese código de decir locuras para que lo vean. Pero esos que dominan el arte del info-entretenimiento, por lo general no saben administrar.

Mujica fue un desastre administrativamente, fue un desorden. Agarró un país en crecimiento económico y lo devolvió en crisis. ¿Queriendo? No, por desordenado. Nunca concretó nada: el puerto de aguas profundas, la regasificadora, Aratirí. Pongame a mí frente a la televisión y ponga a Mujica: ¿quién tiene más rating? Mujica. Pero el divertido es para reírnos un rato, pero después hay que pagar la cuenta a fin de mes, atender la educación, la seguridad, y la diversión se termina.


Las Más Vistas