“La positiva no es una estrategia: es una forma de entender la vida”

El candidato a presidente por el Partido Nacional Luis Lacalle Pou conversó con Código País sobre seguridad, impuestos, y evitar responder al agravio.

CLICK AQUÍ PARA VER LA SEGUNDA PARTE DE LA ENTREVISTA.

Foto: Ana Gencarelli

A.S: ¿Usted como la va llevando? ¿Cómo es esa cuenta regresiva?

Les cuento que rumbo a la interna -ahora renuncié a la Cámara de Diputados- pero en mi despacho saqué todos los cuadros, y tenía desde febrero de 2013 hasta la interna día a día. Y a mí me sirve mucho entender la dimensión cronológica de los procesos. Yo tenía una práctica que era quince minutos por día con un lápiz y una goma, con un mate y con algún compañero, sentarnos enfrente a eso para ir programando los distintos eventos. Cuando lo saqué después de la interna, se redujo de dieciséis meses a seis, me vino una angustia del poco tiempo que teníamos, pero naturalmente los días se hacen meses, y obviamente cuando uno va concentrando cada minuto, bueno, este programa que vamos a enter es de vital importancia para comunicarnos. A mí me pasa algo que no es buscado que es que entro como en una tranquilidad, cuando se acerca el momento electoral me quedo naturalmente tranquilo.

A.S: ¿Qué cambios notaremos en este último tramo de la campaña? Son once días nada más.

En lo que a mí respecta, o en lo que al equipo del Partido Nacional respecta, las novedades casi que han sido todas presentadas. Nos parecía que a la opinión pública había que decirle con tiempo los equipos que ya queríamos presentar. Y tomamos la decisión del último equipo en estos últimos días, que quizá hablemos del mismo. Y después mañana estamos en Dolores, Mercedes, Fray Bentos, después vamos a Artigas, después Paysandú, después Rocha, Maldonado, Lavalleja, Salto, Colonia, Flores, San José y cerramos el 23 en Las Piedras.

A.L: El nombramiento de Azucena Arbeleche y de Garcé fueron una sorpresa, ¿hay alguna más?

Antes del 26 de octubre no. Hace un rato hablé con Jorge por teléfono… Porque cuando uno genera este tipo de corrientes ya empieza a haber suspicacias de a ver con qué más se vienen…

A. L.: Usted en ADM dijo que había conversado o tenía en mente poner gente del…

A.Le: Con gente del gobierno dijo que había conversado y que no los mencionaba porque no los quería comprometer ahora, porque ahora estaban deseando que usted perdiera.

Alfonso estaba y fue un colega de ustedes que me hace una última pregunta y recuerda una frase mía que era: si el mejor tiene un tatuaje del Che Guevara en el hombro, igual lo vamos a nombrar. ¿Qué pretendía decir eso? Que si no profesa las mismas ideologías que nosotros, pero tiene los mismos valores, principios y una visión del futuro país, hay que convocarlo. Y en ese sentido se me consultó si yo tenía pensado alguien. Y como a mí me gusta decir la verdad dije que sí. Y se me preguntó si había tenido algún contacto y también dije que sí. Y se me preguntó quien era… Y ahí dije que no iba a decir. Entre otras cosas, porque esta persona… Es más de una. No quieren que gane el partido, es más, son del partido de gobierno, y van a hacer lo imposible por que nosotros no ganemos. Ahora, si nos toca ganar, y para nosotros son los mejores, y han hecho una buena gestión… ¿Y por qué se van a ir? Aclaro que no es ningún ministro.

A.S: No es un ministro, pero esas personas ¿qué señales le dieron?

Yo soy muy respetuoso de la intimidad de la gente y de los sentimientos. Cuando tú estás enfrente de una persona que tiene su corazón y su filiación política y va a hacer lo imposible por que gane otro partido… Uno simplemente cuenta con decirle en que está pensando, porque me parece lógico hacerlo.

A.S: ¿Espera un endurecimiento de la campaña?

¿Más?

A.S.: ¿Es tan dura la campaña?

No, lo que ha habido es mucho ruido, descalificación, gritos, alguna mentira mezclada. Dicho en términos criollos, sacaron número para pegarnos, y quizá continúe siéndolo así. Pero son opciones de campaña electoral. Para mí y para nuestro equipo, esto obviamente requiere de autocontrol. Mirá, me estaba acordando: me pusieron un video de un dirigente político enseguida después de la interna de que alguien había hablado, había dicho determinadas cosas nuestras, y yo dije: “No le contesté a Vázquez, no le voy a contestar a esta persona.

A.La.: Era Michelini.

Exactamente.

A.Le: Con la estrategia por la positiva, ¿no cree que puedan tomar como signo de que esblando? ¿No lo limita un poco en el discurso? Porque usted no responde.

¿Por qué? El coraje político no se demuestra en la capacidad de gritar, se muestra en la capacidad de tener autocontrol. Quizá no por respeto a la gente que lo dice, por respeto a la ciudadanía. ¿Vale cualquier cosa con tal de conseguir un voto? ¿Duele tanto desprenderse del poder, la alternancia en el poder?

A.L: No es hablar mal, es contestar, es dar argumentos.

Hay algunas cosas que no ameritan argumentos. Los argumentos es cuando yo discrepo en esta idea, discrepo en este proyecto… Ahora cuando se entra en el ámbito personal y en la mentira, prefiero no hacerlo. Porque la positiva no es una estrategia, no es que yo me pongo una careta todas las mañanas cuando me levanto y salgo a la calle. Es una forma de entender la vida, que obviamente que no es fácil. A mí me corre en la sangre, a mí me late el corazón imagínense cerca de la urna, ¿pero qué tiene uno que ofrecerle a la gente? Paz, certidumbre, serenidad. Si yo no soy capaz de mantenerme de esta forma, en este tono, por la tensión de una elección, seguramente no me pueda mantener bien en un proceso de gobierno en el que se generan conflictos, tensiones muy sobre el límite.

A.S: Usted ya estuvo hablando mano a mano con el doctor Tabaré Vázquez, pero él también dijo lo siguiente públicamente.

TAPE TABARÉ VÁZQUEZ: “el próximo 26 de octubre la situación se va a resolver desde el punto de vista político, hacia el futuro gobierno de este país, en dos instancias, en dos caminos, en dos capítulos bien distintos, bien diferentes. Por un lado el camino de una fuerza política que propone con seriedad, con responsabilidad. Que hace diez años que está en el gobierno, que ha prometido y ha cumplido. Que genera confianza, certezas, seguridad. Y nadie quiere perder la seguridad de lo que ha logrado y de lo que ha conquistado. Por el otro lado, la incertidumbre, la aventura, el podrá hacerlo o no podrá hacerlo”.

A.Le: Le agrego, hoy en Artigas volvieron las pompitas de jabón. Dijo que el otro camino es el de la aventura, capaz que se transforma en una pompita de jabón que sube y cae.¿Qué comentarios le merece?

Esa parte me la tomo en broma. Obviamente. El dime de qué te jactas y te diré de qué careces. El Dr. Vázquez, por suerte, porque era el presidente de nuestro país -no era el que yo quería, pero era el presidente de nuestro país-, y ahora Mujica, que es el presidente actual, se beneficiaron de una bonanza económica histórica. Parte porque Latinoamérica recibió una inversión extranjera espectacular, por suerte. Parte porque nuestros productos y servicios valían muchísimo. Y parte también porque Uruguay hizo los deberes. No hay que decir que todo viene de afuera, no hay que ser tan hipócrita. Por eso la inversión de Uruguay es un poco mayor que la del resto de América Latina. Ahora: me parece un poco osado hablar de seguridad como hace el Dr. Vázquez. Porque después de haber tenido abundantes presupuestos como se tuvo, si hay algo que no anda bien en el país es la seguridad pública, es la seguridad humana.

A.L: Pero no se refiera a seguridad pública…

No sabía que Vázquez tenía un intérprete. Lo que yo entendí es que habló de seguridad. En ese sentido me parece a mí que el Dr. Vázquez -que en estos días se ha apresurado en hacer promesas y compromisos-, que son un poco curiosos, porque en realidad él está en ejercicio del gobierno. Y cuando algunos registros delictivos han aumentado en más de un 100%, decir que se va a reducir un 30% no parece muy lógico estando en el gobierno.

También habla de aventuras. Y todos hemos vivido lo que fueron algunas aventuras del gobierno. Por ejemplo el caso Pluna. Eso sí fue una aventura. Una aventura que tuvo un proceso de nuestro punto de vista muy desprolijo. Que hay responsabilidades políticas, las penales no me corresponden a mí, pero todo el mundo entiende que el Uruguay perdió muchos recursos por un negocio mal hecho. Porque se pudo evitar, hay hasta opiniones contradictorias o contrapuestas desde algunos sectores del Frente Amplio.

Se habla de certezas. Creo que hay una certeza que es la que genera más independencia y más futuro en cualquier uruguayo, que es la de acceder a una educación buena, de buen nivel. Y el Dr. Vázquez y después el presidente Mujica, que tuvieron recursos abundantes, por suerte, y cumplieron con el compromiso de elevar el gasto en educación al 4,5%, los resultados son nefastos. Entonces si uno ve lo que se pudo hacer, si uno ve las herramientas que se tuvieron, y los recursos de la gente, porque al fin y al cabo nosotros gobernamos con los recursos de la gente, hablar de seguridad, de certezas y de aventuras… No me parece.

A.S: Alguna cosa para decir tenía, entonces.

No, pero esto del Dr. Vázquez me parece sano. Yo estaba hablando de que no contestaba agravios. Esto es democracia.

A.La: En el 2004 en el ranking de PBI estaba tercero detrás de Chile y Argentina y estaba en el lugar 73. Ahora está en el lugar 60 y acortó distancias con Chile y Argentina. Y en el IDH, en el 2005 estaba en el lugar 53 y ahora está en el lugar 50, según el programa de la ONU. Quiere decir que también utilizó bien los recursos, porque mejoró la economía y mejoró el IDH.

Antonio, 4 de mayo del 2013. El día que yo le llamo que rompimos el manual, que arrancamos la primera página del manual. Porque arrancamos la campaña diciendo que lo que está bien lo vamos a seguir haciendo. Lo que está mal lo vamos a cambiar y después el sueño que tiene todo el mundo que quiere aspirar al gobierno es hacer lo que nunca se hizo. Porque no se hizo o porque no existía esa situación en este mundo tan cambiante. Entonces yo no necesito venir a Código País a decir “Esto es un desastre”. Primero porque sería un hipócrita. Y yo el otro día que hablé con el Dr. Vázquez, le dije: “Doctor, yo lo he elogiado”. “No, porque ustedes me han dado palo”. No va a encontrar de mi parte eso. Crítica por supuesto, con respeto siempre, y el elogio. Yo he elogiado y he dicho que vamos a seguir con algunas propuestas iniciadas por el Frente Amplio, como ha hecho el Frente Amplio.

Voy a dar dos o tres ejemplos notorios. El FA votó en contra de la ley de puertos. La ha tratado de utilizar y se ha parado encima de la ley de puertos, cosa que me parece bien, porque es el gobierno de mi país. Votó en contra del tratado de protección de inversiones con Finlandia, que fue la que a la postre ha habilitado una planta de celulosa. La inauguran, le dan cantidad de producción, el otro día el presidente de la República viajó para conseguir otra, y está bien… El FA votó en contra de la desmonopolización del seguro. Y tantas otras cosas que votó en contra, pero que entendió, y me parece civilizado, que hay políticas de Estado, que sin perjuicio de la alternancia en el poder se continúan algunas cosas, aun no votándolas.

Entonces, decir primero que está todo mal es una hipocresía; segundo, decir que lo que yo no voté lo tienen que cambiar, ya no es faltar el respeto al gobierno de turbo, es menospreciar a la gente, porque se trabaja con fondos públicos. Le voy a poner un ejemplo: Sistema Nacional Integrado de Salud. No lo votamos, no nos pareció en su momento que era acompañable. Existe, está. Creo que no es un sistema, creo que no está integrado, y no es nacional. Pero la iniciativa esa se va a mejorar sensiblemente bajo las bases que estableció este sistema. Porque no podemos venir y hacer borrón y cuenta nueva cada cinco años.

A.S: Usted se le han hecho varias críticas por supuestos cambios que propondría en áreas sociales. Usted ha dicho que en ocasiones han mentido. Vamos a ver este aviso que se ha difundido en nuestro país a ver qué nos puede decir al respecto.

TAPE SUNCA

A.S: ¿Qué pasa con usted cuando ve este aviso?

Es una verdad a medias. Lo que deberían haber dicho, primero, que los números que maneja el Sunca son parciales. En realidad hay que decir que los accidentes habían bajado más de un 10% un año antes de que exista la aplicación de esta ley. Segundo que no puede haber una medición en los pocos meses de aplicación que tiene. Cierto, yo me fui a los números del Banco de Seguros, esto no es payada ni jarabe de pico. Tercero, el Partido Nacional presentó un proyecto de ley ese día. Lo que nosotros dijimos es que este texto legal es inconstitucional. Genera un delito de peligro, una figura que queda librada a la interpretación, el tipo legal no es preciso… Y presentamos un proyecto de ley.

Entonces, así como está el fantasma del 50, está el cuco del 2014. Y están agitando el cuco. Yo entiendo que en este caso parte de la central sindical se confunde con el Frente Amplio. Gran parte de su dirigencia son candidatos del Frente Amplio y están haciendo su trabajo. Es legítimo, no es del todo cierto. Ahora, cuesta un poco ir desmintiendo este tipo de cosas cuando se turnan para salir.

A.S: ¿Se turnan para salir? ¿Es una estrategia?

Me imagino que sí, obviamente. No tengo una comprobación empírica, pero no me cabe la menor duda. Si hay un acto sindical para decir a quién no votar, si sale el Sunca, si hacen fila los ministros, si salen los funcionarios de presidencia, si sale el presidente de la República. A la barra nuestra le hemos pedido que no entre en la descalificación, que discutan ideas, y que hablen de lo que queremos hacer. Ha pasado un fenómeno increíble en este proceso electoral: yo no soy muy veterano, pero de los que recuerdo por haber estado cerca, es la primera vez que un gobierno frena, se da vuelta y le da como quien lava y no tuerce al retador. Y es la primera vez que el retador acciona y no reacciona, y no necesariamente castiga al gobierno. Yo entiendo que esto en el estatus quo político nacional es raro. Es distinto. Y nosotros estamos muy felices de hacerlo así, es como nos sentimos bien. Salimos de nuestras casas a hacer esto por la positiva. Y lo vamos a continuar entonces, coagulando, como dice un amigo mío. Lo que hace el Dr. Vázquez, salvo el agregado en materia de jabón, me parece que está bien. Es la discusión. Él tiene sus argumentos, nosotros tenemos los nuestros, y después la gente va a decidir. Y yo respeto muchísimo la verdad del Dr. Vázquez. Respeto que la defienda con pasión. Yo quiero que él respete la mía.

A.Le: Usted mencionó ideas, planes. Ha dicho que va a eliminar el IASS y que subirá el mínimo imponible del IRPF. ¿En qué plazo se va a hacer eso, va a ser gradual?

No, el IASS el primer día. Y es una renuncia fiscal a priori de casi 200 millones de dólares. Que desde mi punto de vista, sin ser economista, entiendo que esos pasivos que reciban más dinero no lo van a ahorrar e invertir en la Bolsa. Simplemente van a vivir mejor. Con lo cual vuelve al mercado, con lo cual va a pagar tributos. Entonces la renuncia es sensiblemente menor, si bien importa.

Con respecto al IRPF, hay más de un mecanismo, o más de una circunstancia. La primera es propia del plan Estamos Contigo, que es para la franja más baja de IRPF, la que está en torno de los 20 mil pesos. Y en ese sentido, la primera mitad de esa franja, o sea la más sumergida, no va a pagar IRPF. La segunda mitad de esa franja va a pasar del 10 al 5%. A eso le vamos a agregar paulatinamente -hay que ser responsable con los números- deducciones. En lo que hace a alquileres, en lo que hace a mecanismos de construcción, en lo que hace a enseñanza, salud, y otras asistencias a los hijos, y pretendemos paulatinamente llevarlo a un impuesto a la renta neta y no al ingreso bruto.

A.L: ¿Cómo se va a financiar esto? Hay una renuncia de más de 200 millones de dólares.

Hay una renuncia de 540 millones de dólares en total. Nuestro equipo ha detectado aproximadamente 400 millones de dólares en algunos incisos, en algunos rubros, que perfectamente se podrían gastar mejor o no utilizar esos mismos. Y después estamos convencidos…

A.La: ¿Y cuáles son esos rubros? Así, titulares.

Básicamente suministros, contratos de obra, recursos de personal, no renovar algunos contratos, y algún recurso en la compra de materiales, en la central de compras, y algunos otros recursos, los tengo por acá. Ahí estaríamos ahorrando entre 400, 450 millones de dólares a priori, sin empezar a hablar de gestión.

A.La: ¿Qué es lo que se va a hacer con el personal del Estado?

A priori no se va a renovar todos los contratos que no se necesitan. Ahora, si tú me decís que es el contrato de un docente, de un bombero, de un policía, esos sí se van a renovar. Obviamente se van a renovar. Y hay plantillas en nuestro país que han duplicado su personal y uno no entiende la razón de ser.

A.L: ¿Por ejemplo?

Ducsa. O los imprescindibles que ingresaron al Estado a tratar de elaborar la madre de todas las reformas. Que en realidad no hay ninguna reforma a la vista.

A.S: Doctor Lacalle, vaya tema el de la reforma del Estado. Yo le quería preguntar: usted dijo que no va a incrementar la edad para la jubilación. Pero, ¿qué va a hacer con los años de trabajo. ¿Se aumentarán? ¿No se aumentarán?

No necesariamente. Hay una experiencia internacional que es compleja, que es la de Japón, la de Francia y la de Inglaterra, que les costó duras manifestaciones con un fuerte motivo: gente que estaba a punto de jubilarse que de alguna manera se le decía “ahora porque la pirámide etaria, porque la relación activo-pasivo ha variado sensiblemente más una esperanza de vida…” En Japón se calcula que en 2025 la expectativa de vida supera los 80 promedio. Entonces se tienen que tomar medidas de cirugía gruesa. Desde nuestro punto de vista se puede ir avanzando en algunos otros elementos que creo que no es ninguna genialidad: hay un proyecto de ley presentado por el diputado de Río Negro Daniel Mañana hace un tiempo. Lo ha tratado organizaciones tipo Seniors y otras gremiales o instituciones dedicadas a los adultos mayores que hablan de la posibilidad de que una persona llegado su momento de jubilarse se jubile, que perciba toda su jubilación, no la jubilación parcial que existe ahora, fuertemente condicionada y con una visión economicista, porque es sobre la necesidad de trabajadores en un rubro y con determinadas aceptaciones, eso no. Esto es: quien llega a la edad de jubilarse, cobra su jubilación, y si tiene ganas, si necesita, si se siente vital, vuelve al mercado de trabajo, cobra un sueldo y aporta a su seguridad social.


Las Más Vistas