Los maestros viven una crisis luego de la serie de agresiones de padres

"Lo vivimos con enorme preocupación y lo vivimos con inmenso dolor", comenta la secretaria general de la Federación Uruguaya del Magisterio, Elbia Pereira.

Hubo siete casos en el último año lectivo de agresiones a maestras o directores de parte de los padres de los niños alumnos, e incluso han desembocado en paros sindicales. El juez penal Roberto Tímbal explicó que cuando se hizo cargo del primero de estos casos, era también la primera vez que tenía que enfrentarse con algo similar, y que el resto de los casos pueden asociarse a un efecto contagio. Lo apoya en eso el psicólogo y psicoterapeuta Alberto Chartok.

Héctor Florit, presidente del Consejo de Primaria, dice que él ya había tomado contacto con hechos de esa naturaleza, pero que nunca se le dio la gravedad que tiene desde el punto de vista judicial. “Creo que la sociedad cambió. Más allá de la agresión física, que es un desborde individual, hay otro tipo de agresiones que sí es más violenta”, declara Florit. “Estoy hablando del trato irrespetuoso, del acto vandálico […] de la descalificación del rol del maestro”. 

Recuperar el respeto de las familias es clave para los maestros, que ven cómo se da a nivel general una crítica muy fuerte contra el sistema educativo. El mejor resumen lo pronuncia la secretaria general de la Federación Uruguaya del Magisterio, Elbia Pereira: “Lo vivimos con enorme preocupación y lo vivimos con inmenso dolor”. 


Las Más Vistas