Nin Novoa: “A Brasil le gustaría mucho que lo suspendieran del Mercosur” – Teledoce.com

Nin Novoa: “A Brasil le gustaría mucho que lo suspendieran del Mercosur”

Dijo también que el gobierno de los Kirchner no fue progresista y que en Venezuela la situación es una olla a presión.

¿Qué le preocupa de la región?

Brasil sin lugar a dudas. Los dos países más grandes de la región tienen fuertes problemas económicos y políticos. Brasil tiene un déficit grande, hay mucho desempleo y Venezuela tiene una situación muy compleja desde hace mucho tiempo, casi endémica porque está aplicando un modelo que no le da resultados.

Estos dos países, pero particularmente Brasil, viene resolviendo su situación política muy endeble que tiene para mí una falla estructural que es la atomización impresionante de partidos políticos que hay, que demuestran debilidad estructural.

Un parlamento con 30 partidos políticos, en donde la presidenta en el Senado tenía 12 senadores de 80, hace que conseguir apoyos sea de una fragilidad permanente para poder gobernar. A mí me parece, sin meterme en los asuntos internos, que Brasil necesitaría una reforma que le diera sustentabilidad a los partidos políticos y a los gobiernos. Es una situación anómala e indeseable.

¿Habló con José Serra?

Sí. Ha sido un diálogo breve, se presentó. Yo ya sé quién es. Es un hombre al que no le gusta mucho el Mercosur, que está mirando más para Europa que para adentro de la región pero vamos a tener que hablar con él y que negociar con él. Lo importante es lo institucional.

Uruguay prefirió no tener una comunicación oficial…

Porque en realidad ya la había tenido unas semanas antes, diciendo que ve con preocupación la situación y aspira a que se resuelva dentro de los márgenes de la Constitución. Ese fue el comunicado del gobierno uruguayo. Algunos países rechazaron el procedimiento y otros rechazaron, no era estricto hacer otro comunicado después de que Vázquez apoyó a la presidenta Rousseff personalmente en Paraguay. Uruguay mostró su preocupación por la crisis institucional, apegado al principio de no intervención en los asuntos internos de otros países.

El FA dice que fue un golpe constitucional pero de Estado, pero el gobierno tiene otra posición…

La fuerza política siempre puede ir un paso adelante que el gobierno. Brasil sigue existiendo, va a haber un gobierno que tiene mucho que ver con Uruguay y nosotros no podemos salir a decir de buenas a primeras lo que nos parece. Nosotros deseamos que esto se resuelva dentro de los márgenes de la Constitución.

¿Volverá Dilma?

No lo creo, mi percepción es que no vuelve. En la votación del Senado se vio que hay más votos de los necesarios para que sea apartada del cargo.

¿Dilma ha tenido las garantías necesarias?

Yo creo que sí. Pero acá hay un mix de política con constitucionalidades. Cuando uno pierde el apoyo, lo que vale son los votos. A mí me parece un exceso que en la Constitución se tipifiquen delitos, pero son resoluciones que toman los brasileños y nosotros no tenemos derecho a intervenir. Lo que sí me consta es que Dilma Rousseff no tiene ninguna indagatoria sobre malversación de fondos. El prop io Temer tiene ahora una solicitud de Impeachment de un juez federal.

Hoy la Justicia Federal condenó a 23 años a una de las manos derechas de Lula…

Yo tendría que decir que junto con esa debilidad política que hay en el sistema político de Brasil, hay un fenómeno que es el de la corrupción. Es insostenible, la gente no puede ver que haya ajustes por un lado y que otra gente, los que están en el poder, se estén aprovechando de los dineros públicos.

¿Esta situación no se compara con la de Paraguay de 2012? Uno puede decir que se suspendió a Paraguay en aquel entonces…

Pero ahí primó lo político sobre lo jurídico y nosotros vamos a hacer primar lo jurídico sobre lo político.

Dilma también estuvo en cargos de primera línea, ahora quienes la llevan a este juicio político fueron quienes la apoyaron para llegar al poder….

A mí me extraña que no esté ni mínimamente rozada por una acusación por corrupción. Me parece que esencialmente Dilma Rousseff es una mujer honesta, transparente y cristalina y que no ha tocado los dineros públicos del país.

¿Cómo va la relación con Argentina?

Va bien. Ha mejorado mucho el comercio, las obras de infraestructura en el Canal Martín García, estamos dragando el Río Uruguay, estamos bien, hay una buena relación, cada seis meses tenemos una reunión con Susana Malcorra para analizar el stock de temas que tenemos en la agenda bilateral. Estamos discutiendo el tema del tamaño de las barcazas, en fin, hay una mejora notoria. La relación bilateral entre Uruguay y Argentina ha mejorado notoriamente.

En lo previo por las diferencias ideológicas…

Yo no sé al final cuáles son los gobiernos progresistas. A mí no me parece que el gobierno de los Kirchner haya sido progresista. Lo digo con toda franqueza.

¿Cómo evalúa lo que está ocurriendo ahora con los juicios?

Se hablaba de todo esto, de las manifestaciones y de los indicios que se veían venir, ahora empezaron a aparecer muchas cosas. La presidenta está procesada, en la causa del dólar futuro, por lavado de activos y enriquecimiento ilícito.

¿Cómo ve la situación de Venezuela?

Uno puede tener un mercado pero si no le pagan es imposible, estamos pidiendo, hablando y haciendo gestiones. Me parece que Venezuela es una gran olla de presión. La indignación de la gente es muy fuerte. Uno no puede imaginarse un país con el nivel de desabastecimiento que hay, si es como dicen debe ser muy difícil vivir en Venezuela.

El embajador de Haití, que no es un país rico precisamente, mandó a su mujer a vivir a otro lado porque no podían abastecerse. Me parece que Venezuela tiene en su Constitución la salida de todo esto. Me parece que la única manera que tiene para salir de esta situación es un referendo revocatorio. Se juntaron las firmas para la primera etapa. Quien salió a desacreditar esta posibilidad fue el vicepresidente. Yo creo que Venezuela va a transitar por caminos muy peligrosos, la manera de sacarle la presión a esa olla es que los venezolanos junten las firmas que tienen que firmar y además para revocar el mandato de Maduro tienen que tener más votos que los que logró Maduro cuando fue electo.

¿Y el Mercosur qué hace ante todo esto?

Hay que apostar al diálogo, al convencimiento y a la disuasión.

¿Hay conversación a nivel de los demás países?

Hay conversaciones.

¿No hay una contradicción con el cuestionamiento que se hace a Brasil y no a Venezuela?

La fuerza política tiene una marcha diferente a la del gobierno. Quizá pueda tener una ambigüedad en ese tratamiento…

Algunos gobiernos hablan de aplicar una cláusula democrática…

Eso tiene que tener consensos, yo no creo que hoy haya consenso hoy para eso.

Usted hizo referencia a que a Serra no le gusta el Mercosur. ¿Podemos definir si es posible que Uruguay negocie con otros países?

Yo hoy no puedo hacer un análisis. Lo que nosotros proponemos es la famosa cláusula 32 del año 2000. A Brasil una cosa que le gustaría mucho sería que lo suspendieran del Mercosur. Eso sería un problema para todos. Lo que nosotros proponemos es un marco de acuerdo entre los países del Mercosur que quieran iniciar conversaciones para lograr acuerdos con bloque de países. Una vez logrado el consenso, que cada país marche a la velocidad que pueda.

¿Es lo que se hace con Chile?

Con Chile se está haciendo en el marco de Aladi. Ya tenemos un Tratado de Libre Comercio con Chile. Hay que ampliarlo a normas laborales, a normas medioambientales, a facilitación de comercio, a normas aduaneras. Lo que nosotros tenemos con Chile es arancel cero. Estamos avanzando en otros para profundizar acuerdos. También lo estamos haciendo con México.

Nin Novoa días atrás: “El TISA está en un impasse pero va a volver…”

¿Entonces?

En producción de alimentos, en minería, en farmacéutica, en toda la producción de bienes, los servicios intervienen con un 30% del total de la producción, entonces negar la importancia de los servicios para un país como Uruguay. Los servicios cada vez importan más en Uruguay y hay que atenderlos, tenemos que lograr acuerdos para que esos servicios se puedan expresar en toda su magnitud.

¿Se está planificando alguna acción regional con respecto al narcotráfico?

Se está hablando, a mí me llamó hace algún tiempo la ministra Malcorra para decirme que la ministra Bullrich de Seguridad de Argentina quería hablar con Bonomi, entonces intercambiaron teléfonos.


Las Más Vistas