Rendición de Cuentas y reforma constitucional: temas que dividen al FA

El diputado socialista Gonzalo Civila y su par del Frente Líber Seregni Jorge Pozzi debatieron en Código País.

El Poder Ejecutivo presentó el proyecto de Rendición de Cuentas en el Parlamento con la idea de que recibiría un tratamiento rápido, dado que el presidente Tabaré Vázquez había llegado a un acuerdo con la bancada del Frente Amplio. Sin embargo, desde algunos sectores de la coalición de gobierno se determinó que hay puntos en el proyecto que no entraron en dicho proyecto, y plantean discutirlos en el Parlamento y probablemente realizar cambios: en particular se habla de la postergación de ciertos recursos para más adelante en el quinquenio.

Para discutir este tema, Código País tuvo como invitados a los diputados del Partido Socialista Gonzalo Civila y del Nuevo Espacio Jorge Pozzi, con visiones contrarias al respecto.

Civila abrió el tema y se refirió a las declaraciones del presidente Vázquez y del ministro de Economía y Finanzas Danilo Astori de que “los acuerdos están para cumplirlos”, y afirmó coincidir con eso y estar “absolutamente comprometidos” con lo pactado con el gobierno. Sin embargo, sostuvo que “hay un debate” sobre posponer los gastos, algo que “no fue entendido por todos de la misma manera” en la reunión entre el presidente y la Mesa Política del Frente Amplio.

Pozzi, que pertenece al igual que Danilo Astori al Frente Líber Seregni, afirmó que “el acuerdo es sagrado” y adelantó: “Nosotros estamos para votar la Rendición de Cuentas tal cual está prevista”. Aseguró que la postergación de gastos es “realista” con la situación económica de Uruguay hoy, que se ha complicado.

Según Civila, la postergación de recursos podría suponer una menor cantidad a lo largo de todo el quinquenio para la educación y otros sectores. “El país necesita una profunda transformación educativa, esto obviamente no se garantiza solo con recursos”, aclaró Civila, “pero es un componente necesario”. “Cualquier postergación afecta a programas que tenían previsto ejecutarse el año que viene”, afirmó el diputado socialista. Por otro lado, agregó que la Rendición de Cuentas va “mucho más allá” del acuerdo con el Ejecutivo, ya que abarca por ejemplo aspectos normativos que se están analizando.

¿Cómo se hace entonces para equilibrar el déficit fiscal? Pozzi dijo que “no hay discusión en la interna del Frente” en cuanto a las medidas fiscales propuestas por el gobierno para poner las cuentas del país en orden. “A una partecita de los trabajadores se le va a aumentar el IRPF”, agregó en cuanto a ese tema y en respuesta a las críticas de la oposición.

“El Frente es una construcción trabajosa, de todos los días, donde nosotros siempre discutimos, intercambiamos y llegamos en general a acuerdos superiores a los que teníamos antes”, aseguró Civila. “Nuestra posición no es: ‘Si las cosas no se dan como nosotros queremos, no acompañamos'”. ¿Pero la imagen del presidente Vázquez no queda afectada por esto? “Creo que no”, sostuvo el diputado. ¿Hasta dónde está dispuesto a llegar el Partido Socialista? ¿A no votar los artículos? “Nunca hicimos algo así”, respondió Civila. “No estamos discutiendo cuestiones de principios, estamos discutiendo asignaciones presupuestales”.

En cuanto a alternativas a la postergación de gastos, Civila habló de la posibilidad de agregar nuevos impuestos, pero no sobre los trabajadores sino sobre “la riqueza acumulada, sobre la propiedad”; también de la posibilidad de reasignar partidas dentro del Presupuesto. “Obviamente no vamos a insistir con planteos que no tengan receptividad del conjunto de los compañeros”, aseguró Civila.

Pozzi dijo que la discusión fue mucho más fuerte con el Presupuesto, y que si bien el Frente Líber Seregni está dispuesto a discutir, pero negó que exista la posibilidad de votar nuevos impuestos. “No tenemos ninguna duda de que no vamos a ir por ese camino”, declaró.


Por otro lado, en los últimos días el Plenario Nacional del Frente Amplio votó por la reforma de la Constitución. ¿Es el momento? Civila dijo que “nunca es el momento” para hacer esto, porque las discusiones constitucionales no son cotidianas para la mayoría de las personas; sin embargo, afirmó: “Porque no esté instalado como una discusión cotidiana no deja de ser importante. Tenemos que discutir si hoy es relevante, y en función de eso qué trabajo podemos hacer para que la gente sienta que esto tiene que ver con su vida”.

A modo de ejemplo, el diputado socialista habló de lograr que ciertos derechos en los que las administraciones del Frente Amplio han hecho hincapié “no se tiren abajo con un mero cambio legal”: “Que tengamos una Constitución que reconozca los avances que en materia de derechos hemos tenido en los últimos años en el campo de la legislación”. Civila afirmó que se debe discutir con los movimientos sociales y en la interna del FA para ver si es el momento para dar este debate; según dijo, la posición del Partido Socialista es que sí lo es.

En lo personal, Pozzi se mostró algo reacio a encarar este tema con los problemas que debe enfrentar el país hoy. Sin embargo, su sector votó a favor. “La única restricción que nosotros tenemos es justamente la que nos separa de Gonzalo: que nosotros no lo queremos hacer con una Convención Nacional Constituyente. Queremos otros mecanismos y no embarcarnos en eso, que para nosotros sería una cosa extremadamente compleja”. Recordó que si se fuera por ese camino habría que realizar elecciones para determinar los integrantes y se entraría en una discusión de si las decisiones están en manos de ese organismo o del Parlamento.

¿Es una forma de sacar de la agenda otros temas? “La vida de un país depende en parte de su Constitución”, dijo Civila. “No se hace ninguna revolución por la vía de la Constitución, no estamos hablando de eso. Estamos hablando de reconocer en el Derecho avances que hemos tenido. El país cambió mucho”. El diputado socialista afirmó que la sociedad uruguaya es “más profundamente democrática” hoy de lo que era antes, y que eso debe reflejarse en el texto constitucional. Explicó que se quiere una Convención Nacional Constituyente para lograr una discusión con la población y no solo entre políticos.

Entre los posibles agregados a la Constitución, Civila nombró el Sistema Nacional Integrado de Salud y los municipios; Pozzi habló de que se debe cambiar el propio proceso para cambiar la Constitución para hacerlo “más amigable”.

En su cierre, Civila negó que haya una contradicción entre gobernar y cambiar la Constitución, ya que van por caminos separados.


Por último, hace casi un año que el Frente Amplio no tiene presidente. ¿Hay que avanzar en cambios del funcionamiento del partido? Civila admitió que “siempre está en discusión”, si bien no lo está hoy el propio estatuto. Lo que sí dijo que “es crucial” es lograr la conducción política que puede dar un presidente para el partido. Pozzi convocó a todos los frenteamplistas a votar, ya que notó en la campaña que “la cosa está fría y es difícil mover el carro”.


Las Más Vistas