Un curso de combate urbano prohibido por el Ministerio del Interior – Teledoce.com

Un curso de combate urbano prohibido por el Ministerio del Interior

Código País viajó a Rivera para ver el curso publicitado a través de Facebook, pero la Policía decidió suspenderlo.

En Rivera se dictaba el fin de semana pasado el primer curso de combate urbano, organizado por el Centro de Entrenamiento y Tácticas Especiales de Defensa, Ceted, de esa ciudad, y hacia allí viajó Código País para investigar de qué se trataba. Según el anuncio del evento difundido en Facebook, el curso incluía temas como seguridad con las armas, despeje de una habitación, abordaje de vehículos, primeros auxilios, la inmovilización de personas, el rescate de heridos, allanamientos y también simulacros reales de combate urbano con paintball. El costo del curso era de $3.500.

En total hubo 52 inscriptos. Entre ellos había policías, militares y civiles. Para participar los únicos requisitos eran ser mayor de edad y no tener antecedentes penales.

Unos kilómetros antes de llegar a Rivera, la organización del curso informó que el Ministerio del Interior prohibió la participación de policías en actividad. Por esta razón, 19 oficiales debieron abandonar la idea de concurrir al evento. Wilfredo Rodríguez, jefe de Policía riverense, dijo a Código País que algunos efectivos les habían solicitado la participación, pero que ahora se está investigando si el Ceted está habilitado para brindar un curso así.

En el exclub de tiro Delta, donde se estaba realizando el evento. El instructor principal Hugo Alonzo es sargento y trabaja en la Escuela Nacional de Policía; fue también integrante de las Fuerzas Especiales de la Guardia Republicana. Además se presenta como instructor Master Swat, título otorgado por la Asociación Táctica de Operadores Latinoamericanos. Ha dictado cursos de entrenamiento para policías y militares de México, Brasil y Argentina.

“Los muchachos están dando los primeros pasos de tener noción de cómo se tendría que llegar a utilizar un arma de fuego para la defensa. La defensa para el hogar. Todo lo que es defensa en la calle y dentro del hogar. Es un curso básico para gente que tiene poco conocimiento”, dijo Alonzo a Código País.

A media tarde del sábado 9 de julio, mientras se desarrollaba el primer día del curso, dos comisarios de la jefatura de Policía de Rivera se presentaron en el club. Código País comprobó cómo los efectivos pretendían suspender la actividad por orden del director nacional de Policía, según ellos por un tema de reglamentación interna del Ministerio del Interior, en relación con este tipo de capacitación. Expresaron además que esta actividad no contaba con la autorización de la Dirección General de Fiscalización de Empresas, ex Renaemse, que funciona en la órbita del Ministerio del Interior.

El sargento instructor Rubin Moreira fue el encargado de aclararle a los participantes que el curso debía suspenderse, si bien él aseguró no saber el porqué ya que no se estaban utilizando armas de fuego.

Ese mismo día, el Ministerio del Interior emitió un comunicado en el que informó de la suspensión del curso hasta que se realizara el trámite de registro correspondiente, y que se le había notificado al instructor a cargo que estaba impedido de realizar esa actividad.

El primer curso de combate urbano en Rivera quedó interrumpido, y los participantes debieron regresar a sus casas antes de lo previsto.

El domingo 10, Código País retornó al ex club de tiro Delta para entrevistar a Hugo Alonzo, para preguntarle para qué le sirve a un civil aprender a hacer un allanamiento, por qué estaba dentro de la currícula del curso, y qué pensaba al respecto de la decisión del Ministerio del Interior de suspender una actividad que él había realizado ya con anterioridad.

Alonzo explicó que él se iba a encargar personalmente de los 19 policías y militares para explicarles técnicas de allanamiento y otras especificaciones para su labor, mientras que a los civiles se les instruiría en cuanto a defensa personal. “Jamás me dijeron que no lo podía hacer”, aseguró Alonzo, quien sostuvo que en el pasado se le levantaron actas similares a la de ahora y que se le había elogiado por brindar un curso que permitía profesionalizar a la Policía nacional.

¿No puede ser un germen de un grupo paramilitar o parapolicial como ha sucedido en otros países? “Escapa de mí”, declaró Alonzo. “El requisito es ser mayor de edad y no poseer antecedentes penales. Nosotros entrenamos gente de bien. Después si una persona toma una decisión de esas, no es cuenta de nosotros”. Agregó: “Lo que hacemos es preparar a las personas de bien para tener la oportunidad de volver vivos a su casa”.

Este lunes pasado, Alonzo se presentó con un abogado en el Ministerio del Interior y dejó en claro en el acta que él no habilita guardias de seguridad, por lo que no necesita la habilitación que se le exige de la ex Renaemse. El director de Policía nacional, Mario Layera, habló con Código País sobre este tema y dijo que hay un vacío legal que debe solucionarse.

Layera explicó que se determinó la suspensión de las actividades hasta que se regularice la situación de las empresas. Entre los participantes del curso había un policía en actividad, la que se le inició un expediente disciplinario.

“El tema es cuando se pasa a una categoría de instrucción en aspectos que son netamente policiales, y donde evidentemente se van a utilizar conocimientos que fueron adquiridos a través de la capacitación dentro de las fuerzas policiales”, dijo Layera. Incluso comentó que se debe analizar si en este curso no hubo una estafa hacia los inscritos, que iban a recibir un entrenamiento distinto del anunciado.


Las Más Vistas