Andrea Constant: “el mundo actual presiona para hacer de todo”

La psiquiatra de niños y adolescentes habló de las ventajas y desventajas de que los niños tengan agendas ocupadas.

Muchos niños van 6 u 8 horas a estudiar y después realizan actividades extracurriculares hasta completar jornadas de 12 o 13 horas.

En una sociedad hiperexigente, de ritmos acelerados y padres muy activos (ya sea por el multiempleo, estudios y sus propias actividades extracurriculares) hay toda una generación de chicos viviendo bajo presión. Muchos padres suponen que una agenda completa de actividades garantiza un futuro exitoso, pero se quedan sin tiempo de ocio, de poder jugar e inclusive de aprender a aburrirse, todo esto trae aparejado consecuencias: cada vez son más los niños que sufren por ejemplo de estrés precoz, síndrome de déficit de atención y enfermedades psicosomáticas.

La psiquiatra de niños y adolescentes, Andrea Constant, señaló que hay niños que lo manejan “bastante bien” pero hay otros “que lo manejan horrible” por lo que su labor es darle herramientas para que puedan manejarlo mejor.

Constant también se refirió a las desventajas de estas “nuevas agendas” que se constituyen porque “el mundo actual presiona para hacer de todo”.


Las Más Vistas