Calmo, una marca uruguaya que propone moda sustentable y ecológica

0

Alice Otegui compartió con nosotros su experiencia apostando por el slow fashion, la moda que tiene sus propios ritmos y que inspira su creatividad en la naturaleza.

“Calmo es una marca de indumentaria femenina y decoración donde se proponen piezas únicas, que están hechas localmente con mano de obra artesanal, con materiales 100% naturales y con procesos como teñido y estampado con materiales naturales”. Así define Alice Otegui a la marca que lleva adelante como diseñadora y directora.

Alice explica que la marca se enmarca dentro del concepto del slow fashion. “Se refiere a una manera alternativa al fast fashion, que sería la moda rápida, que propone el consumo a velocidades muy aceleradas, propone la cultura del descarte. El slow fashion tiene otros ritmos, los ritmos no los dicta el consumidor sino el propio proceso de producción”, explicó Alice.

En Calmo cada pieza lleva su tiempo y es totalmente única. “Eso hace que tenga un valor agregado que otras prendas de producción masiva no tienen”, agregó la diseñadora.

Alice explicó que el movimiento del slow fashion propone realzar la producción local y utilizar materiales naturales que se encuentren en el país. “Yo hago mucho foco en el uso de la lana merino, que en Uruguay la tenemos y es excelente. Uso otros materiales como la seda y el lino, que no son de acá pero trato de hacer foco en la lana. También en lo que refiere a los teñidos trato que principalmente sean con plantas que se encuentren en nuestra naturaleza”, sentenció.

La diseñadora asegura que el packaging es parte del producto que se está vendiendo. “Eso también tiene que estar considerado dentro de las decisiones de sustentabilidad. En nuestro caso, el packaging está super cuidado no solo para que sea lindo estéticamente y que la experiencia de compra sea buena, sino también para que sea duradero. Las bolsas son de lona de algodón, que se pueden reutilizar. Los pañuelos vienen en caja de eucaliptus que también se pueden reutilizar. El concepto tiene que englobar no solo al producto, sino todo lo que lo rodea”, afirmó.

“Mi fin cuando yo cree la marca fue conjugar lo artesanal con diseño que sea competitivo en el mercado internacional”, finalizó Alice Otegui.