Estuvimos con Beatriz y su vivero de plantas medicinales y aromáticas

Aprendió el oficio con empleadores japoneses en su juventud e investigó durante toda su vida.

Americando estuvo con Red Ánimas, una organización que realiza recorridos por la Sierra de las Ánimas y otros destaques de la zona rural de Maldonado y Lavalleja. En este caso, realizamos un paseo por el vivero de Beatriz Pérez Caetano, una mujer que tiene un vivero de plantas aromáticas y medicinales.

Ella nos mostró distintas plantas que cultiva, qué propiedades tienen y cómo las prepara para aprovecharlas, y también contó su llamativa historia: se crio en Montevideo trabajando con japoneses, con quienes aprendió el cultivo de flores. 36 años trabajó con ellos, ayudó a criar a sus hijos y los suyos se criaron con los niños hijos de inmigrantes. “Hasta el día de hoy me visitan porque soy como una segunda madre”, comentó con orgullo.

A través de ese cultivo de flores llegó al camino de la Sierra de las Ánimas, en donde trabaja como una especie de entretenimiento y no como un trabajo formal. Sus plantas son desde algunas salvajes o también los geranios, es decir plantas comunes de las que no se espera nada, pero de las que ella conoce propiedades especiales. Con todas ellas fabrica desde diuréticos y calmantes para picaduras de insectos a cremas para la tendinitis e incluso cosméticos, entre los que sigue investigando para crecer.

Los teléfonos de Beatriz son 443 48 738 y 098 91 35 25.


Las Más Vistas