María Angélica Vigñoles es una artesana en cestería que con Madreselva hace de todo

María Angélica vive en Pan de Azúcar, en el fondo de su casa había tanta Madreselva que pensó hasta en poner mata yuyos. Sin embargo, aprendió que se pueden hacer cosas hermosas con esa planta.

Carlos González de la Red Ánimas de Pan de Azúcar (una red de turismo eco – cultural) explicó que reciben grupos y organizan fechas de visitas, pero además tienen fechas fijas para que la gente pueda inscribirse individualmente. En esta oportunidad, Lopecito visitó a María Angélica Vigñoles, una artesana en cestería.

Así habló María Angélica:

Yo nací en Corral de Piedras, en la ruta que va a Punta del Este, a los tres años me vine a un campo detrás de la fábrica de cemento y ahí viví unos 50 años, y de ahí me vine para acá con mi madre que falleció a los 105 años.

Yo hago de todo un poco, pero lo principal que me gusta es la cestería. Como el fondo está sucio la Madreselva no se enrosca en nada y trabajo con ella, salen hebras de hasta cuatro metros.

Iba a los cursos, un día pregunté qué se podía hacer con Madreselva y me enseñaron. Porque había tanta Madreselva que ya no sabía qué hacer, iba a poner mata yuyos.


Las Más Vistas