A 10 años del robo del siglo, Mario Vitette tiene una joyería y asegura que el gobierno le pone obstáculos – Teledoce.com

A 10 años del robo del siglo, Mario Vitette tiene una joyería y asegura que el gobierno le pone obstáculos

El partícipe en el asalto al Banco Río estuvo en Desayunos Informales.

El 13 de enero de 2006, hace diez años, se produjo en Buenos Aires lo que se conoció como “el robo del siglo”: cinco hombres disfrazados entraron a una sucursal del Banco Río, tomaron 23 rehenes con armas de juguete, forzaron 145 cajas de seguridad y lograron escapar con un botín que alcanzaría los US$20 millones. Todo sin disparar un solo tiro. Desayunos Informales recibió a uno de los cerebros del golpe: Luis Mario Vitette Sellanes, un hombre que se considera ladrón de profesión.

Dijo que no se arrepiente de haber hecho lo que hizo, pero que si pudiera viajar al pasado, no volvería a hacer eso ni nada que lo condujera a la cárcel, ni “a esta espantosa vida”. “Ahora que me quiero insertar laboralmente, tengo problemas hasta el del gobierno”, afirmó.

Sobre el robo en sí, Vitette aseguró que él no fue el ideólogo, pero que sí se preparó durante un año con estudios de actuación y de gestión de toma de rehenes. Su rol iba a ser el de negociar con la Policía. Y salió bien. Pero la mujer despechada de uno de los involucrados reveló lo sucedido y los delincuentes fueron cayendo. Vitette dijo, sin embargo, que hay gente que no fue condenada. Además de contar cómo se dio el atraco, dijo que el único dinero que se recuperó fue el del hombre delatado por su mujer.

Al regresar a Uruguay, Vitette abrió una joyería, lo que puede parecer sospechoso porque en el famoso robo del siglo se llevaron un grupo de joyas que no volvieron a aparecer. Él asegura que el emprendimiento es legal y que ya no tiene nada que ver ni quiere tener nada que ver con ese pasado de ilícitos. Dijo que a su hijo más chico, de dos meses, le aclarará lo que hizo con honestidad cuando crezca; con sus hijos mayores no tiene relación.

Tiene antecedentes por robo y homicidio en Uruguay, y por otros delitos también en Argentina. Por este prontuario, masificado por el robo del Banco Río, Vitette se quejó de que el Estado le pone trabas para hacer su trabajo, y que no tiene acceso a dinero que tenía en el banco desde antes del robo; algo de lo que se queja por más que mucho dinero vino de ilícitos, sobre lo que dice: “Yo no discrimino, es mío el dinero”.

Afirmó que se le dice que las autoridades policiales consideran que le corresponde, pero que le dicen que la autorización debe venir del propio ministro del Interior, Eduardo Bonomi, a quien criticó al aire por no responderle e incluso haberlo denunciado. “¿Voy a tener en mi nuevo emprendimiento, del que estoy zafando de toda esta basura, algo ilegal?”, se preguntó al ser cuestionado sobre las joyas que nunca aparecieron.

No quiso hablar sobre su delito de homicidio cometido en el pasado; sí dijo que haber hecho eso le arruinó su vida, y esquivó para hablar de la educación y su vínculo con la delincuencia. “Si a un chico lo metés en la cárcel conmigo, ¿qué va a salir? Un delincuente”, dijo Vitette. “No se puede hablar de reincidencia si no hacés nada por los presos. Estamos infectados de abajo”. Martín Sarthou le comentó que era un hábil declarante: “Estás haciendo un discurso medio demagógico”. Y él respondió: “Vivo de eso”.

Sobre el final de la entrevista, Vitette volvió a quejarse de los obstáculos que afirma que le pone el gobierno. “Si no trabajo, tengo que volver a lo que hacía antes”, afirmó. “Yo no voy a volver a lo que hacía antes; tengo una esposa y un hijo. Pero después no se rasguen las vestiduras por la reincidencia”.


Las Más Vistas