Colectivo trans y el pre referéndum contra la Ley Trans: “Pensemos si lo que queremos es sacar derechos”

"El 4 de agosto se quiere desconocer derechos humanos, el acceso a la salud, al trabajo, a la cultura y a la educación de una mínima comunidad de uruguayos y uruguayas que históricamente han estado a la vera del camino".

El próximo domingo 4 de agosto, la ciudadanía podrá acudir a las urnas para votar por el pre referéndum promovido por el dirigente nacionalista Carlos Iafigliola. La iniciativa busca llegar al 25 % del padrón electoral y habilitar de esta manera un referéndum que promueva la derogación de la Ley Trans en las elecciones nacionales de octubre. Los colectivos trans de todo el país están movilizados desde hace varias semanas, promoviendo su propia campaña contra este pre referéndum.

Abordamos el tema junto a Alejandra Spinetti, directora nacional del Colectivo Trans del Uruguay.

El voto no es obligatorio. Va a haber una sola papeleta. Lo que la ciudadanía hará el 4 de agosto es ir para decir que quiere un referéndum para derogar la ley, no es que con esa papeleta se deroga la ley.

Es un camino democrático, pero después las mismas personas salen a criticar los costos del Estado.

Se ha hablado de privilegios, de beneficios, pero en realidad estamos hablando de una población de no más de 1.000 personas, que históricamente han vivido históricamente sin reconocimiento de derechos. Pero no todas van a poder gozar de todo lo que la ley dice.

Se habla del tema de los niños. Siempre recomiendo que se busque la ley y se la lea. El artículo 21 dice que no se puede hacer ningún tipo de operación a ningún menor de 18 años sin el consentimiento obligatorio de sus padres. En Uruguay se considera el interés mayor del adolescente a partir de los 12 años. Para el cambio de nombre también se pide la voluntad expresa de los progenitores.

No creo que sea necesaria una cadena para estar informando sobre estas cosas. Estamos informando: el voto no es obligatorio, recordando que los menores no pueden acceder a operaciones quirúrgicas sin el consentimiento de los padres.

El 4 de agosto se quiere desconocer derechos humanos, el acceso a la salud, al trabajo, a la cultura y a la educación de una mínima comunidad de uruguayos y uruguayas que históricamente han estado a la vera del camino. Pensemos si queremos ir a sacarles derechos a las personas que son nuestros vecinos. Pensemos si lo que queremos ir a hacer es ir a sacar derechos y no permitir que las personas sean y se realicen como lo desean.


Las Más Vistas