Pablo Goncálvez y el perfil del psicópata – Teledoce.com

Pablo Goncálvez y el perfil del psicópata

¿Qué es un psicópata? ¿El "asesino de Carrasco" puede reincidir? ¿Están probadas todas las muertes que se le achacan?

Tras 24 años preso, Pablo Goncálvez, el “asesino de Carrasco”, saldrá en libertad este mes. Estando en prisión estudió y dictó clases de inglés a otros internos; también se casó, tuvo una hija con la que ya no tiene contacto, y luego se divorció. Según el exjuez Rolando Vomero, el juez que lo encarceló, su liberación va a generar miedo.

En la década de los 90, el joven Goncálvez, de 22 años, fue enviado a la cárcel por tres muertes y una violación. Primero confesó, pero luego se desdijo y negó los delitos. Un caso de estudio para la Facultad de Psicología en numerosas ocasiones, la noticia de que saldría en  libertad efectivamente causó un ruido importante. ¿Qué puede suceder con su salida? Para tratar este tema Desayunos Informales tuvo como invitados a Gabriel Pombo, abogado y escritor, autor del trabajo Pablo Goncálvez y los crímenes de Carrasco, y Gustavo Álvarez, psicólogo, perito y director de la Asociación Latinoamericana Jurídica y Forense.

Pombo comentó que Goncálvez es el asesino serial más famoso del país porque es un fenómeno poco común en Uruguay. Recordó que primero había sido procesado por dos homicidios, los de Andrea Castro Pena y María Victoria Williams, cuando luego se le sumó el de Ana Luisa Miller, la primera muerte de todas que nunca se había esclarecido. Además violó a una empleada, la primera denuncia que recibió en su contra, que en su momento no se tuvo en cuenta por la Justicia; sin embargo, a la Policía sí le quedó la figura de Goncálvez como una persona peligrosa.

El entonces joven de 22 años, hijo de diplomáticos, estudiante de Ciencias Económicas, no encajaba con el perfil clásico del homicida. En la sociedad de clase alta era conocido, y lo que menos podía imaginarse es que fuera un delincuente, dijo Pombo.

Según Álvarez, el perfil del asesino serial tiene dos estructuras psíquicas: el psicópata -que no pierde contacto con la realidad- y el parte psicótico, que sí. Se trata en general de individuos manipuladores, agresivos y altamente adaptados en la sociedad, que tienen dos frentes: saben que lo que hacen está mal y aun así lo hacen. La psicopatía no es una enfermedad, dijo Álvarez, sino una forma de estar en el mundo. En cuanto a Goncálvez, entra en esta categoría por cómo nunca mostró arrepentimiento por lo que hizo.

Sin embargo, Álvarez agregó que estadísticamente el psicópata disminuye su actividad delictiva luego de las cuatro décadas de vida. Por eso, y porque “no hay dos psicópatas iguales”, no se puede diagnosticar qué sucederá cuando Goncálvez salga a la calle. Reinsertarse no es fácil para ningún recluso, y el caso de Goncálvez será seguramente más complicado todavía por lo mediático de su caso.

Pombo contó que se ha manejado que el crimen de Ana Luisa Miller se lo plantaron a Goncálvez, pero afirmó que hay pruebas contundentes que lo involucran a él. El cuerpo de esa mujer se encontró en una playa de Solymar, y allí se descubrieron marcas de los neumáticos del vehículo que la llevó hasta allí; cuando se hizo la reconstrucción del caso, dijo Pombo, Goncálvez dejó el vehículo policial colocado de forma prácticamente idéntica, algo que sería demasiada casualidad. También se constataron marcas en las manos y muñecas de Miller que coinciden con el testimonio de Goncálvez, que luego él desdijo, de que la había amarrado con los cordones de sus zapatos náuticos.

Sostuvo además que Goncálvez confesó primeramente los delitos, y luego cambió de abogados y negó todo. Después alegó que sus confesiones habían sido logradas con torturas; incluso presentó una queja internacional, que en última instancia respaldó el accionar del Estado uruguayo.

Álvarez comentó que el asesino serial suele repetir su modus operandi, pero también el perfil de sus víctimas y el perfil geográfico de las muertes. Además, no aparecen motivos como económicos o de venganza, sino más subjetivos para el homicida.

¿Es crónica la caracterización de asesino serial? Según Álvarez, las dos cosas. Un homicida serial tiene determinadas reacciones biológicas, y también hay matices de acuerdo con su crianza.


Las Más Vistas