Temporada de alcauciles – Teledoce.com

Temporada de alcauciles

Aprendemos dos formas de prepararlos: al horno con salsa fría y con tomate.

Al horno con salsa fría

4 alcauciles
1 cda de aceite de oliva
1 cda de manteca derretida
1 cda de jugo de limón
1 T de mayonesa baja en grasas
2 dientes de ajo picados
Pimienta
Pimentón ahumado
Mostaza en polvo
1/2 T de queso Parmesano rallado
Ciboulette picado

Para preparar los alcauciles, cortar los tallos y eliminar las hojas exteriores. Cortar las puntas de las hojas visibles con unas tijeras de cocina. Cortar los alcauciles por el medio longitudinalmente, y luego retirar los pelos blancos fibrosos y las hojas púrpuras que están en el interior con un cuchillo pequeño.

Envolver cada mitad en papel aluminio “boca arriba”. Antes de cerrar el papel rociarlas con una mezcla de aceite de oliva, manteca y jugo de limón. Llevar al horno precalentado a 200° por unos 30-40 minutos aproximadamente o hasta que los tallos estén tiernos.

Mientras tanto mezclar el resto de los ingredientes para formar la salsa.


Alcauciles con tomate

4 alcauciles grandes
1 lata de tomates
1 cebolla
4 dientes de ajo bien picados
Aceitunas negras sin carozo c/n
1 cda de alcaparras
½  T de vino tinto
Aceite de oliva virgen extra
1 cda de mix de hierbas
Sal y Pimienta
Albahaca fresca

Cortar la parte superior del alcaucil y pelar las hojas exteriores más duras de la parte de abajo. Pelar el tallo. Cortar en cuartos longitudinalmente.

Sacar del centro una especie de pelusilla que hay que retirar, porque no se come. Cortar alrededor de la pelusilla y retirarlo con una cuchara. También retirar la parte que es de color morada que está encima de la pelusilla.

Una vez que esté limpia, colocarlos en cacerola con agua hirviendo con sal y cocinar durante 20 minutos, o hasta que esté tierna. También se puede hacer al vapor.

Mientras tanto preparar la salsa salteando la cebolla picada, añadir ajos picados, vino y luego los tomates picados con su jugo. Condimentar, incorporar las hierbas y cocinar hasta que reduzca un poco.

Escurre los alcauciles y secarlos con papel de cocina. Colocarlos en una bandeja de horno, alternando con la salsa. Cubrir con papel de aluminio y hornear hasta que estén bien tiernos.

Servir con bastantes hojas de albahaca picadas.


Las Más Vistas