Lucas Barrón, el joven peruano que será el primer competidor con síndrome de down del Rally Dakar

"Si quieres hacer algo especial, trabaja duro y llega a la meta". Así define su esfuerzo el joven competidor.

Lucas Barrón y su padre ya se preparan para la edición 2019 de la competencia. A diferencia de otros competidores, para ellos es suficiente con terminar la ruta y llegar a la meta.

Lucas Barrón es el primer competidor con síndrome de Down en participar en el Rally Dakar, una de las carreras más exigentes del planeta.

“Si quieres hacer algo especial trabaja duro y llega a la meta", dijo Barrón.

Lucas acompañará a su padre Jacques Barrón en la prueba que este año se correrá íntegramente en Perú. El joven de 25 años se preparó durante meses para la dura competición en la que participarán más de 500 pilotos.

La misión de Lucas es estar al tanto de cualquier falla mecánica y al estado de la ruta. “Él es los ojos del carro, él va viendo si hay otro competidor por ahí. Estamos corriendo por el desierto y las dunas, no es que estés por una pista, entonces tu puedes estar yendo y puede venir alguien por acá que no lo ves. Nos ha tocado dos corredores en contra la última vez y viniendo a 300 (kilómetros) por hora”, contó su padre, Jacques Barrón.

A los Barrón les esperan 5.000 kilómetros de dunas principalmente, en las diez etapas del Dakar-2019, entre el 6 y 17 de enero.  El desierto peruano no es desconocido para este amante de los fierros.

En setiembre fue copiloto de su padre en el Dakar Series-Desafío Inca, una carrera preparatoria que se corrió en las dunas de Ica, al sur de Perú.  Los Barrón terminaron séptimos en esa competición.

El "Oso" Lafuente ya tiene su Mini para correr el Dakar en enero

El corredor habló con Telemundo sobre cómo se está preparando para un nuevo desafío.

El Rally Dakar larga el 3 de enero desde Buenos Aires y Sergio "Oso" Lafuente se continúa preparando para encarar una nueva fase de su carrera en esta competencia, a bordo de un Mini. La compañía ya le entregó su máquina.

Dijo Lafuente:

Estamos entrenando muy fuerte para poder lograr un buen puesto en el Dakar; es algo nuevo, se me está haciendo un poco difícil el manejo y la navegación. Pero es una cuestión de aprender. Fuimos ahora a Marruecos, estuvimos 15 días, siete entrenando y siete de carrera.

¿Te seguís capacitando?

Sí, del 20 al 27 hay un curso de mecánica bastante especializado para el tema de parrillas, motor y caja de cambios de Mini, y para abrir un poco el equipo y que nos conozcamos entre todos y nos podamos ayudar, porque en el desierto rompe uno y la idea es que todos paremos a ayudarnos. La idea es poder llegar no sé si al podio, pero sí entre los diez primeros, para que el otro año tengamos recursos para poder ir a la punta.

Dakar: abandonó Sergio Lafuente

El uruguayo hasta el martes se mantenía bien ubicado en tercer puesto, pero se vio obligado a abandonar la competencia.

El uruguayo Sergio "Oso" Lafuente hasta el martes se mantenía bien ubicado en el tercer puesto de la general de cuatriciclos pero se vio obligado a abandonar la competencia tras volcar.

A pocas horas de iniciar décima etapa del Dakar que unía Calama con Salta, el Oso sufrió el accidente que lo obligó a dar un paso al costado de la competencia. En la misma etapa, y también en cuatriciclos, abandonó el argentino Ignacio Casale.

"Es increíble el frío que pasamos, hubo gente con hipotermia"

En la novena etapa del Rally Dakar 2015 las motos y los cuatriciclos completaron la etapa atravesando el salar de Uyuni. El uruguayo Sergio Lafuente contó cómo fue la experiencia.

Así habló el piloto de un cuatriciclo Yamaha uruguayo Sergio Lafuente:

"Es increíble el frío que pasamos, sobre todo ayer, mojados y con frío hubo varias personas con hipotermia. Pero bueno, esto es Dakar y hay que adecuarse a lo que va viniendo.

Lo único que criticamos un poco fue la largada de hoy en el salar, porque si está seco no hay problema pero tenemos las ruedas llenas de agua, rompés toda la moto, los rulemanes. Ahora hay que ir y desarmar la moto. Además teníamos la ropa mojada, llena de agua, hacía un frío bárbaro.

No largar por la ropa mojada, esperar a que saliera el sol fuerte, pero bueno hay compromisos que hay que cumplir".