La infectóloga Zaida Arteta explicó a Telemundo qué tipo de tapabocas son más útiles y cuál es su uso adecuado

Por ejemplo, la experta indicó que los de construcción más sencilla tienen una vida útil de dos horas y deben ser utilizados en circunstancias específicas, no por tiempo prolongado.

La emergencia sanitaria y la escasez de recursos suelen alentar la solidaridad, por ejemplo, en forma de donaciones o trabajo voluntario.

Sin embargo, ante la fácil diseminación del Coronavirus es necesario aumentar precauciones, especialmente si hay exposición a ambientes contaminados. Por eso se recomienda la debida certificación de material y confección de los tapabocas, especialmente para personal de la salud:

"Dentro de los procedimientos que se hacen, hay distintos tipos Unos de alta densidad para evitar aspirar aeroisoles que se producen con el virus. Los comunes se utilizan en la mayoría de las circunstancias", explicó la infectóloga Zaida Arteta.

Por otra parte, los tapabocas de construcción casera para todo público tienen una utilidad limitada y una vida útil de dos horas, por lo que deben utilizarse en circunstancias puntuales.

"Lo que hace el tapabocas casero más que nada es evitar que la persona sintomática pueda emitir las gotitas lejos y también puede evitar un rato que nos toquemos la boca. Pero los tapabocas comunes utilizados muchos rato se mojan y pierden el sentido. Se contaminan por fuera y se toca con las manos, y pierden el sentido. Sirven para una cuestión puntual, por ejemplo si voy a entrar a un lugar donde hay mucha gente. No debería suceder, pero si no hay más remedio", agregó Arteta.

 

La Red Solidaria de Costura entregó más de 15.000 tapabocas al Hospital Maciel

Fueron confeccionados en más de cien hogares.

Con los 15.470 tapabocas que entregó este martes, la Red Solidaria llegó a 19.657.

El objetivo que tiene planteado es llegar a 30.000 tapabocas entregados al Maciel el domingo 5 de abril.

Ejército uruguayo trabaja en la confección de tapabocas: buscan llegar a producir 1.000 por día y alcanzar la cifra de 20.000

Abordamos el tema junto a Elbio Echuverriaga.

El Ejército comenzó a trabajar en la elaboración de tapabocas para el Ministerio de Salud Pública

Ya se confeccionaron mil y esperan llegar a 20 mil en los próximos días.

El Taller de Sanidad Militar del Ejército, comenzó a elaborar tapabocas para el Ministerio de Salud Pública.

Los efectivos trabajan ocho horas diarias en la confección de tapabocas. Hasta el momento ya tienen a disposición 1.000 unidades y esperan llegar en los próximos días a la suma de 20.000.

Una vez en manos del Ministerio de Salud Pública, los tapabocas serán puestos a disposición de aquellos prestadores de la salud que lo requieran. El objetivo era evitar que estos implementos claves para la atención de personas con Covid-19 escasearan, en tiempos en que la demanda se dispara.

El Ministerio de Defensa fabricará tapabocas previendo la alta demanda por el coronavirus

Desde Salud Pública explicaron que no compartir el mate es una de las medidas de prevención de contagio.

Miguel Asqueta, director general de Salud, dio detalles sobre el uso de los tapabocas y la situación de escasez:

En la inmensa mayoría de los casos, el personal que está asistiendo a personas que llegan con síntomas notorios de infección respiratoria alta, aconsejamos que se pongan los tapabocas comunes. El propio ministro, con gestiones que hizo con el Ministerio de Defensa y sanidad militar, ayer anunció en reunión de coordinación que va a haber producción propia. Nos comunicó el subsecretario del Ministerio de Defensa que se van brindar los insumos y va a haber miles de tapabocas, por lo menos para los centros a muy bajo costo. Apelamos a que la población no se enloquezca con el tema y que no haya especulaciones.

Además, Asqueta explicó que no compartir el mate es una medida de prevención importante para evitar el contagio:

El consejo de no compartir el mate debe ser genérico y para siempre. Porque el mate eventualmente puede transmitir infecciones respiratorias y demás. Yo sé que el tema costumbres y usos culturales y eso se contradice. Yo mismo no soy buen ejemplo. En este caso hay que pedirle a la gente que así como no comparte tenedor, cuchara, vasos, tampoco mate. Si hay casos sospechosos, no compartan las toallas. Estamos diciendo a la gente que si se suena la nariz, lo haga con papel y lo descarte, y luego se ponga alcohol en gel en las manos. No recomendamos el uso de pañuelos de tela y el mate, y todo lo que pueda ser vehículo de nuestras partículas sería conveniente no compartirlo.

La demanda de tapabocas en Uruguay se disparó por las noticias sobre el coronavirus en China

En dos semanas se vendió la cantidad que se vende normalmente en cinco meses.

El aumento principal de la demanda provino de mutualistas y el Banco de Seguros del Estado.

Proveedores que vendían 200 mil tapabocas por mes, vendieron un millón de catorce días.

El descenso drástico del stock se revertirá con mercadería que está en viaje hacia Uruguay.

Dos contenedores partieron de Wuhan, que es la ciudad china que exporta indumentaria médica, antes de que se decretara la emergencia.

Uno trae tapabocas y el otro trae ropa médica.

El aumento de la demanda todavía no es significativo en las farmacias.

Habitualmente los tapabocas o barbijos se venden para personas que realizan determinados tratamientos, o madres que están amamantando.

Pero ahora los están llevando otros clientes.