Viajes seguros por Turquía y Grecia con Cisplatina

Nuestros amigos de Cisplatina nos comentaron sobre la seguridad de los viajes por el Viejo Continente en países con mucha historia cultural. Por consultas y reservas se pueden contactar a través del 290 82 510 o por el móvil 094 444 868.

Volvemos a viajar con Cisplatina, pero esta vez a Europa

Nuestros amigos de Cisplatina nos contaron sobre los viajes por Grecia y Turquía. Por consultas y reservas a través del 290 82 510 o por el 094 444 868.

En Turquía una niña de tres años estuvo sepultada bajo los escombros durante cuatro días y este martes fue encontrada con vida

La pequeña había quedado atrapada tras el violento terremoto que dejó un centenar muertos al oeste del país.

Un momento de felicidad en medio de la catástrofe.

Casi cuatro días después de un violento terremoto que golpeó al oeste de Turquía, una niña de tres años fue rescatada con vida entre los escombros.

Ibrahim Topal, miembro del equipo de rescate que sacó a la niña: "91 horas después, llegamos a la pequeña Ayda. La alegría que sentimos en ese momento es indescriptible. Escuchamos por primera vez un sonido muy débil. Verificamos y confirmamos que estábamos escuchando una voz, así que silenciamos toda la zona para poder oír. Y pudimos oír una voz, muy débil, pero una voz"

Ahmet Celik, miembro del equipo de rescate que sacó a la niña: "Ella estaba muy tranquila, a pesar de la estrechez del área donde estaba, gracias a Dios, no había ningún aplastamiento. Ella estaba en ese lugar, entre los electrodomésticos"

El lunes, los rescatistas habían logrado sacar con vida a dos niñas, de 3 y 14 años, de entre los cascotes de dos edificios derrumbados.

El temblor del viernes, de magnitud 7, causó al menos un centenar de muertes y casi mil heridos.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, celebró en Twitter lo que llamó "el milagro Ayda".

En Turquía un poderoso terremoto dejó medio centenar de muertos

Los socorristas encuentran cada vez más cadáveres entre los escombros.

Dos días después del terremoto que sacudió el oeste del país la esperanza de encontrar personas con vida debajo de los escombros se desvanecía el domingo.

Según cifras oficiales, medio centerar de personas falleció a causa del sismo. La ciudad turca de Bayrakli, con 300.000 habitantes es donde el sismo ha causado más daño. Unos 17 edificios se derrumbaron y las búsquedas proseguían en ocho de ellos.

Los esfuerzos de econtrar personas vivas no son vanos un hombre de 70 años fue hallado vivo tras haber pasado 33 horas sepultado bajo las placas de cemento, y fue hospitalizado.

El terremoto fue de magnitud 7 según el Instituto Geofísico de Estados Unidos (USGS), y de magnitud 6,6, según las autoridades turcas

El movimiento se sintió en Estambul y Atenas además provocó un minitsunami. Casi mil personas resultaron heridas por el sismo que también causó la muerte de dos adolescentes en Grecia.

 

En enero otro sismo de 6,7 dejó unos 40 muertos al este de Turquía. Ese país como Grecia están situadas en una de las zonas sísmicas más activas del mundo.

En Turquía al menos cuatro personas murieron y 120 resultaron heridas por un fuerte sismo que hundió varios inmuebles en el oeste del país

Además, dos personas murieron en la isla griega de Samos por la caída de un muro.

El terremoto provocó una subida del nivel del mar y el derrumbe de decenas de edificios, bajo cuyos escombros hay personas atrapadas. En principio, las ciudades afectadas son Estambul, Bornova y Bayrakli, en la provincia de Esmirna.

Además, se sintió en algunas ciudades de Grecia, como Atenas y la isla de Samos. Los gobiernos de ambos países, pese a la tensión política que viven, acordaron colaborar mutuamente en apoyo a las víctimas.

El movimiento se registró en el mar Egeo y fue estimado en 7 puntos en la escala de Richter por el Instituto Geofísico Americano. Se trata de una de las zonas sísmicas más activas del mundo. Turquía vivió tres fuertes sismos en los últimos 20 años, en enero de este año, en 2011 y en 1999.

La Unión Europea enviará a su jefe diplomático a Turquía luego de que Erdogan abriera sus fronteras a migrantes

La decisión de los turcos fue para presionar a la Unión Europea por una solución.

El jefe de la diplomacia europea realiza este martes una visita de urgencia a Turquía, en un contexto de inquietud en el Viejo Continente por la decisión de Ankara de abrir sus fronteras para dejar salir a miles de migrantes.

Josep Borrell estará dos días en Ankara acompañado de del comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, y tendrá reuniones "al más alto nivel".

Según los observadores, Turquía, que en 2016 llegó a un acuerdo con la Unión Europea para frenar la entrada de migrantes al bloque, decidió abrir ahora sus fronteras para presionar a Europa y obtener mayor apoyo en Siria, donde Ankara interviene militarmente en conflicto con Rusia.

Turquía anunció el viernes que abrirá sus fronteras y dejará entrar a miles de personas para "repartir la carga", según el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

El canciller austriaco Sebastian Kurz denunció el martes "un ataque contra la Unión Europea y Grecia", estimando que "se utiliza a seres humanos para presionar" a Europa.

La situación en la frontera greco-turca es tensa desde hace varios días, con enfrentamientos entre la policía griega, que lanzó gases lacrimógenos y usó cañones de agua, y los migrantes, que respondieron lanzando piedras.

El martes varios miles de migrantes seguían en la frontera tras pasar la noche cerca del puesto fronterizo de Pazarkule (llamado Kastaniés en el lado griego) o junto al río Evros que separa los dos países.

De madrugada, muchos migrantes, incluyendo mujeres y niños, salieron de sus tiendas improvisadas con lonas para calentarse en las fogatas y comer lo que distribuían los voluntarios, indicaron periodistas de la AFP en el lugar.

Del lado griego, los guardas fronterizos encapuchados y con fusiles patrullaban junto al río para interceptar a los migrantes, mientras que otros supervisaban la zona desde altas torres de vigilancia.

Tras varios días de espera, muchos migrantes parecían perder la esperanza de poder cruzar. Un afgano explicó que un amigo suyo lograr cruzar el río pero que fue interceptado por los policías.

"Se lo quedaron todo, su dinero, sus zapatos, y le devolvieron aquí. Por eso ya no pensamos en cruzar, salvo si abren las puertas", dijo a la AFP.

- "Millones" de migrantes -

El lunes el presidente turco Recep Tayyip Erdogan afirmó que "millones" de migrantes iban a entrar en Europa aunque por el momento son muchos menos, varios miles, que intentan llegar a Grecia por tierra o por mar, a través de las islas del mar Egeo.

Entre el sábado y el lunes por la noche se impidieron 24.203 intentos de entrada ilegal y hubo 183 detenciones, indicó el gobierno griego.

Grecia calificó la situación de "invasión" y el gobierno dijo esperar un "apoyo firme" por parte de la Unión Europea, cuyos dirigentes visitarán el martes la frontera.

La canciller alemana Angela Merkel afirmó el lunes que es "inaceptable" que Turquía presione a la UE "aprovechándose de los refugiados".

"Nadie puede hacer chantaje a la UE", dijo por su parte el comisario europeo de Migraciones, Margaritis Schinas.

Las oenegés turcas pidieron el martes "no instrumentalizar a los migrantes" y reclamaron al gobierno que deje de conducirles " a puntos de paso peligrosos".

Turquía está buscando el apoyo de los países occidentales en su ofensiva en Siria contra el régimen, donde las últimas semanas sufrió pérdidas importantes.

El gobierno turco anunció el martes el derribo de un avión del régimen sirio, el tercero desde el domingo, en el marco de una operación llamada "Escudo de Primavera" que se lleva a cabo en la provincia de Idlib (noroeste).

Dentro de dos días Erdogan y el presidente ruso Vladimir Putin ser reunirán en Moscú.

Rusia apoya militarmente al régimen de Bashar Al Asad y Turquía espera negociar una tregua.

A pesar de sus intereses divergentes, Rusia y Turquía reforzaron su cooperación en Siria en los últimos años pero la situación en Idlib crea tensiones.

El régimen sirio lanzó en diciembre una ofensiva en esta zona, el último bastión yihadista en Siria, provocando una crisis humanitaria y casi un millón de desplazados.

La guerra en Siria empezó en 2011 y ha dejado más de 380.000 muertos.

AFP

Sismo con epicentro en Irán deja al menos nueve muertos en Turquía

El impacto del temblor en Irán fue menor, según los últimos reportes.

Un sismo de magnitud 5,7 registrado en el noroeste de Irán dejó este domingo nueve personas muertas en la vecina Turquía y decenas heridas a ambos lados de la frontera, indicaron las autoridades.

Varias personas se encuentran bajo los escombros de viviendas derrumbadas, señaló el ministro del Interior turco, Suleyman Soylu, citado por la agencia estatal Anadolu.

El ministro añadió que los servicios de socorro trabajaban activamente para rescatarlas. Entre los muertos figuran cuatro niños, agregó.

Este sismo provocó daños en numerosas localidades de la provincia de Van, situada cerca de la frontera con Irán, que también sufrió daños.

El epicentro del terremoto ocurrido a las 05H53 GMT (09H23 en Irán), se sitúa cerca de la localidad iraní de Habash e Olya, a menos de 10 km de la frontera con Turquía.

El impacto del temblor en Irán fue menor, según los últimos reportes.

Al menos 51 personas resultaron heridas en la provincia iraní de Azerbaiyán Oeste, 17 de las cuales fueron hospitalizadas, indicaron los servicios de emergencia iraníes.

La misma fuente indicó que resultaron dañados edificios en 43 poblaciones.

La provincia turca de Van, que en 2011 fue afectada por un sismo de magnitud 7,1 con saldo de 500 muertos, también fue impactada este mes por dos aludes que dejaron 41 fallecidos.

El presidente Recep Tayyip Erdogan habló por teléfono con su ministro del Interior para pedirle información sobre la situación, indicó la presidencia turca.

El ministro de Salud turco, Fahrettin Koca, dijo que 37 personas resultaron heridas, nueve de gravedad.

Informó que al lugar fueron enviados 25 ambulancias, un helicóptero y equipos médicos.

(AFP)

Al menos 21 personas murieron en una avalancha de nieve en Turquía

Las víctimas trabajaban para encontrar supervivientes de una avalancha que se había producido en este mismo lugar el martes.

Al menos 21 personas fallecieron el miércoles en el este de Turquía en una avalancha de nieve que sepultó a varias decenas de socorristas que participaban en las tareas de rescate de posibles supervivientes de una avalancha anterior registrada el martes.

Según informó el gobernador de la provincia de Van, donde se produjo la catástrofe, por ahora se han recuperado los cadáveres de 12 socorristas y nueve civiles.

Según las mismas fuentes, una treintena de personas fueron halladas con vida y están hospitalizadas.

El ministro turco de Salud, Fahrettin Koca, advirtió de que el balance podría aumentar ya que no se tiene certeza de cuántas personas siguen sepultadas bajo la nieve.

Las víctimas trabajaban para encontrar supervivientes de una avalancha que se había producido en este mismo lugar el martes y en la que quedó sepultado un minibús. Cinco personas murieron y ocho resultaron heridas en este primer drama.

El miércoles, decenas de bomberos, socorristas y vecinos buscaban en el lugar a posibles supervivientes, cuando se produjo el nuevo alud.

El drama ocurrió cerca de la ciudad de Bahçesaray, en los confines orientales de Turquía, una zona de difícil acceso donde las condiciones climáticas en invierno son muy rudas.

AFP

Continúa búsqueda de sobrevivientes tras sismo en Turquía que dejó al menos 38 muertos

En medio de un frío glacial los socorristas laboraban contrarreloj, pero tenían que proceder con precaución para evitar más derrumbes. 

Aunque cada vez quedan menos esperanzas, los rescatistas turcos continuaban este domingo tratando de encontrar sobrevivientes entre los escombros que dejó un potente sismo en el este de Turquía, el viernes por la noche, y que causó al menos 38 muertos, según un nuevo balance.

En Sürsürü, un barrio de la ciudad de Elazig, ubicada no muy lejos del epicentro del temblor de magnitud 6,7, que se produjo el viernes por la noche, se hallaron tres cuerpos sin vida entre los escombros de un edificio residencial que se derrumbó. Unas 4.000 personas trabajan en las tareas de rescate

Al enterarse que entre las víctimas había familiares suyos, un grupo de mujeres que esperaban cerca de allí rompieron a llorar, constató un periodista de la AFP.

Según las autoridades turcas, el número provisional de víctimas alcanzaba este domingo por la noche a 38 fallecidos y más de 1.600 heridos. Un centenar de personas seguían hospitalizadas, trece de ellas en estado grave.

Cerca del edificio derrumbado de Sürsürü, varias decenas de personas esperaban ansiosas noticias de sus familiares, atrapados entre los restos del inmueble.

En medio de un frío glacial los socorristas laboraban contrarreloj, pero tenían que proceder con precaución para evitar más derrumbes.

Sin embargo, casi 48 horas después del sismo, y con unas temperaturas inferiores a los -10 ºC por la noche, la esperanza de encontrar sobrevivientes era cada vez más baja.

"Si estuviéramos en verano, la gente podría resistir un poco más, quizás. Pero es difícil pensar que esto vaya a pasar con un frío semejante. Que Dios los ayude", declaró Hasan Duran, un jubilado.

Este vecino del barrio "temió por su vida" durante el sismo. "El edificio se balanceaba como una cuna. He vivido varios terremotos, pero nunca nada parecido", añadió, calentándose las manos en un brasero.

- Refugiados en un tren -

Cerca de un millar de ellos pasaron la noche en dos trenes en la estación de Elazig, reconvertidos en refugio de emergencia.

"Aquí no hay riesgo de que nos veamos atrapados en un derrumbe y se está más caliente que en una tienda", comentó Berivan Arslan, de 55 años, que decidió dejar su casa al ver las grietas que recorren la fachada de su edificio.

Con su hija y sus dos nietas, duerme desde hace dos noches en un coche de seis asientos.

Pero la capacidad de los refugios de emergencia es insuficiente para atender las necesidades de la aglomeración, de 350.000 habitantes.

"Cada vez que repartimos mantas o alimentos, la gente se pelea", comentó un voluntario de la Media Luna Roja. "Si continúa la falta de medios y de organización, en los próximos días habrá incidentes", advirtió.

A la espera de más ayudas, y por temor a las réplicas, de las que ya se produjeron más de 600, muchos habitantes pasaron de nuevo la noche afuera, a pesar del intenso frío.

"Nuestros hijos tienen miedo, tienen la moral por los suelos", dijo Esra Kasapoglu, que pasó la noche del sábado junto a una hoguera, en medio de la calle.

Turquía está situada en una de las zonas sísmicas más activas del mundo. En 1999, un terremoto de magnitud 7,4 sacudió al noroeste del país y causó más de 17.000 muertos, un millar de los cuales, en Estambul.

El último sismo de importancia que sufrió el país, de magnitud 7,1, se produjo en 2011, en la provincia de Van (este) y dejó más de 600 víctimas mortales.

(AFP)

Tres muertos en explosión de un vehículo en Turquía

La explosión se produjo a menos de un kilómetro de la oficina del gobernador en la región de Reyhanli, no muy lejos de la frontera con Siria.

Tres personas murieron este viernes en la explosión de un coche en la ciudad turca de Reyhanli, cerca de la frontera con Siria, en lo que, según el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, pudo ser un acto "terrorista".

"Las primeras pistas sugieren que podría haber más que un vínculo con el terrorismo", indicó Erdogan a los periodistas en Estambul. "Está claro que había una bomba en el auto", afirmó.

La explosión se produjo a menos de un kilómetro de la oficina del gobernador en la región de Reyhanli, no muy lejos de la frontera con Siria, en torno a las 10H00 GMT, según la agencia de prensa Anadolu.

"Nuestros colegas están averiguando quién está detrás" de los hechos, indicó el presidente turco en unas declaraciones retransmitidas por televisión, y añadió que el gobierno ofrecerá más información en las próximas horas.

En imágenes difundidas por medios turcos aparecía una espesa humareda que emanaba de un vehículo en llamas, mientras los bomberos trataban de apagar el fuego.

En mayo de 2013, una explosión provocada por dos coches bomba mató a 53 personas en Reyhanli, en un ataque que Ankara imputó a los "Acilciler", un grupúsculo clandestino turco de ideología marxista relacionado con los servicios de inteligencia sirios.

Turquía también estuvo sacudida por una serie de ataques en 2015 y 2016, atribuidos al grupo yihadista Estado Islámico y a activistas kurdos, que dejaron cientos de muertos.

(AFP)

El viaje a Turquía que marcó la vida de Meri Deal

Recorremos Estambul y sus alrededores a través de los ojos de la talentosa cantante uruguaya.

El presidente turco acusó a la Unión Europea de intentar derrocar a Nicolás Maduro

"De manera violenta y con artimañas, van a derrocar a un gobierno electo", dijo Erdogan.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, acusó a la Unión Europea de intentar derrocar al mandatario venezolano Nicolás Maduro.

Luego de que 19 países de la Unión Europea reconocieran al líder opositor venezolano Juan Guaidó como presidente interino, el mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, acusó al bloque europeo de intentar derrocar al presidente venezolano Nicolás Maduro.

"Sabemos ahora lo que es la Unión Europea. Por un lado hablan de democracia, democracia, democracia, y elecciones, elecciones, elecciones. Y por otro lado, de manera violenta y con artimañas, van a derrocar a un gobierno electo" dijo Erdogan.

Erdogan también envió un mensaje que pareció dirigido a Estados Unidos, que reconoció a Guaidó apenas se autoproclamó el 23 de enero.

"¿Venezuela es uno de tus estados? ¿Cómo puedes decir a alguien que llegó al poder a través de elecciones que se vaya? ¿Y cómo pones en la presidencia a alguien que ni siquiera fue electo?", agregó.

Erdogan, que mantiene buenas relaciones con Maduro, lo llamó el 23 de enero para darle su apoyo.