Se hacía pasar por comisario de la Policía y se trasladaba en transporte público en forma gratuita

Ocurrió en Durazno, el hombre es conocido en el interior por su participación como jurado en Carnaval.

La Policía de Durazno investiga un posible caso de usurpación de un funcionario de la comuna que se hacía pasar por policía.

El 18 de febrero el hombre de 38 años se presentó en la Seccional 15 de Mercedes vistiendo como policía (con el uniforme completo e incluso las insignias y los grados de comisario)  y se hizo llevar a la Terminal de ómnibus  para viajar desde allí. Otros funcionarios se dieron cuenta de quién era y alertaron a las autoridades.

Lo curioso del caso es que el hombre es una persona pública del lugar, vinculada al Carnaval. Incluso fue jurado de las Llamadas de 2018 en Durazno y Trinidad. También estuvo vinculado a una transmisión del Desfile de Llamadas de 2019 en Durazno.

Comparecerá ante la Justicia el 6 de marzo y deberá explicar por qué usaba el uniforme. Según informaron a Telemundo, ya tenía antecedentes de haber hecho lo mismo en Salto y en Flores.

Así fue como el clan Figueroa se apoderó del Complejo Quevedo en Jardines del Hipódromo: amenazas, construcción de un muro y sistema de videovigilancia

Lo que más llama la atención de los investigadores fue un hecho que ocurrió en enero de 2017: un joven fue asesinado de varios balazos.

Seis personas declararon ante la Justicia este viernes por delitos de usurpación y narcotráfico en el Complejo Quevedo, en la zona de Jardines del Hipódromo

En el lugar, entre otros hechos que la Policía trata de esclarecer, un joven fue asesinado y los propios integrantes del clan impidieron el ingreso de una ambulancia.

El Complejo Quevedo fue inaugurado a fines del 2015 con 181 familias que fueron realojadas de la zona del asentamiento Siete Manzanas, ubicado en el barrio Maroñas.

Prácticamente desde el inicio, el clan Figueroa, un grupo de personas integrantes de una misma familia, comenzó a ejercer dominio en el complejo, mediante amenazas e intimidaciones. En tanto, según la investigación llevada adelante por la fiscal Mónica Ferrero, junto con personal del Grupo de Respuesta Táctica, comenzaban a desarrollar negocios vinculados al narcotráfico y realizaron varias usurpaciones de apartamentos.

El clan Figueroa se fue haciendo de varias vivienda, tras amenazar a vecinos para que abandonaran sus casas, llevando a vivir al lugar a familiares, a quienes no se les había adjudicado la vivienda por parte de la Intendencia, propietaria del predio.

Paralelamente y sin autorización de la comuna, el clan construyó un muro, fortificando el complejo, dejando en el lugar una “guardia” que controlaba el acceso al lugar, junto con un sistema de video vigilancia.

Dentro del complejo, en uno de los apartamentos usurpados, la familia montó un almacén que según se desprende de la investigación, fue utilizada para blanquear el dinero del narcotráfico.

La familia se había apoderado de las llaves de los ductos, donde durante el allanamiento del pasado jueves, la Policía encontró una caja fuerte con drogas y unos 5.000 pesos en billetes de 20 y monedas. Ellos manejaban la entrada y salida a ese lugar  común del complejo.

Pero lo que más llama la atención de los investigadores fue un hecho que ocurrió en enero de 2017 en el complejo cuando un joven fuera asesinado de varios balazos. Los guardias armados de la entrada al lugar no permitieron que entrara una ambulancia, aunque el joven fue traslado aún con vida por uno de los integrantes de la banda hacia la policlínica Malinas.

Este viernes, tres personas fueron condenadas con distintas penas. Una mujer debe entregar la vivienda y permanecerá ocho meses en régimen de libertad vigilada. A uno de los detenidos se le impuso la pena de visitar la seccional una vez por semana durante ocho meses y no podrá portar armas. U tercer condenado deberá cumplir seis  meses de prisión y diez meses de libertad vigilada, todos por delitos de usurpación.

Otros tres detenidos fueron formalizados por delitos de narcotráfico, lavado de activos y tenencia de armas.

Gustavo Leal y el operativo Mirador: "Estos grupos tienen que tener claro que el camino de persecución penal no va a tener fin"

La Policía allanó hoy otras nueve casas en Los Palomares de Casavalle. Detuvo a varias personas que deberán responder por usurpación de viviendas, robo de energía y de agua potable.

La Policía desarrolló este martes por la mañana un intenso operativo en la zona de Unidad Misiones de Casavalle, en las inmediaciones de Burgues y Aparicio Saravia. La caravana de efectivos policiales partió muy temprano desde la Jefatura de Policía de Montevideo y llegó hasta la zona de Casavalle para realizar controles y allanamientos. Finalmente se detuvo a nueve personas y se desocuparon las casas, que ahora serán demolidas.

Las declaraciones de Gustavo Leal:

Lo que se realizó en la mañana por orden de la Fiscalía fueron nueve allanamientos de casas donde se constató que vivían personas que habían usurpado esas casas. Hay denuncias de personas que vivían antes allí y que fueron sacadas a punta de pistola. La Fiscalía los protegió y los realojó.

Ahora se encuentran estas personas que están siendo conducidas a la Fiscalía para declarar. Además se declaró que robaban servicios de energía eléctrica y agua potable. Son nueve detenidos, uno de ellos con un arma de fuego en su poder.

Como ha sido hasta ahora las viviendas serán demolidas, lo que estamos haciendo es dar una señal muy potente de que este tipo de cosas no se van a permitir. Estos grupos tienen que tener claro que el camino de persecución penal no va a tener fin.

 

____

 

 

Las diez personas condenadas por usurpación en Los Palomares de Casavalle ya entregaron las llaves de las viviendas

Ante la Justicia admitieron haber usurpados las casas y haber robado energía eléctrica y agua.

Este viernes tuvieron que entregar las llaves. Además, tienen que irse del barrio y no volver por ocho meses.

Los usurpadores quedan en libertad vigilada y deberán presentarse una vez por semana en una seccional policial. Johnatan asegura que le estaba cuidando la casa a su primo que se fue a vivir con la novia.

Las personas que habían sido expulsadas de sus casas bajo amenazas fueron realojadas y no volverán.

Este sábado la intendencia comenzará a demoler las viviendas y a abrir calles y a construir veredas. Por primera vez, se colocará iluminación en los pasajes de Los Palomares.

Desalojos en Casavalle: "La cultura de la impunidad ha reinado en varios sectores que ahora están en shock porque les cuesta admitir que eso se acabó"

Gustavo Leal dijo que seguirán las acciones en Los Palomares porque se está "restaurando la cultura de la legalidad".

Los usurpadores de viviendas (y extorsionadores de vecinos) en Los Palomares de Casavalle fueron obligados a entregar las llaves de las viviendas que ocuparon durante meses.
Esto surgió como consecuencia de la acción  de la banda criminal relacionada al narcotráfico que desalojó a decenas de familias en esa zona el año pasado.

Abordamos el tema junto a Gustavo Leal, director Seguridad y Convivencia del Ministerio del Interior.

Lo de ayer es un acto muy simbólico, el hecho de que hayan tenido que entregar las llaves a la Policía, porque eso implica que no pueden entrar más a la zona y la restauración de la cultura de la legalidad.

La gente tiene que entender que lo que sucedió en Casavalle fue una situación muy grave de seguridad: un intento por parte de un grupo criminal de tener el control de una zona. Las personas que entregaron las viviendas no lo hicieron de forma voluntaria: fueron obligados porque fueron procesados por usurpación. No fue un acto voluntario y de entrega pacífica: se opusieron y mintieron ante la Justicia.

La Justicia determinó que estas familias estaban usurpando esas casas, y por eso se los condenó. Estamos restaurando la cultura de la legalidad. Esto va a seguir porque hay otras casas. Estamos a cargo de una situación compleja, y si yo hago anuncios, después las cosas se hacen más complejas.

La Policía entra a todos lados y ayer se demostró que el control del territorio lo tiene el Estado. La jueza determinó el mecanismo por el que se tenían que entregar las llaves. La cultura de la impunidad ha reinado en varios sectores sociales que ahora están en shock porque les cuesta admitir que eso se acabó.

Lo que se intentó hacer estaba absolutamente fuera de todos los cánones, por lo que la respuesta fue implacable. Todo esto comenzó a fines de setiembre del año pasado, y lo primero implicó convencer a las víctimas para que declararan, porque no querían declarar por miedo. Dos meses después, se logró procesar por extorsión.

La forma de proceder implicaba un proceso de ocupación sistemática de casas en lugares estratégicos: primero, rodeando los lugares donde vivían los jefes. En otros casos, quemaron las casas para dar una señal fuerte, pero antes se robaban todo, y había una persona que se dedicaba a venderlas. Las cosas que no se ponían a la venta se quemaban en los pasajes y ardían durante días como una señal.

No se puede admitir que se diga cualquier cosa. La entrega de las viviendas no fue voluntaria, porque hubo procesamientos. Nosotros estamos ejerciendo activamente la autoridad, sin complejos, sin resentimientos, pero con muchísima firmeza, porque las cosas tienen que tener un orden y un marco.

Una mujer que fue desalojada por la Policía en Casavalle este jueves dio su testimonio: "Compré la casa por Facebook"

"Yo le compré la casa a una persona en 100.000 pesos y, como boba, caí en la ignorancia, lo reconozco", admitió la mujer.

Una de las personas desalojadas este jueves por la Policía en Casavalle, que fue procesada por usurpación de una vivienda, brindó su testimonio a Telemundo:

"Yo le compré la casa a una persona en 100.000 pesos y, como boba, caí en la ignorancia, lo reconozco. Ahora estoy siendo desalojada con un chico de 28 años discapacitado y dos nietos. Momentáneamente me voy a un lugar que me cedieron, pero nunca es como tener lo de uno".

"Me procesaron por robo al Estado de luz y agua, siendo que acá como hace 40 años que nunca hubo control".

"Compré la casa por Facebook, me dieron un papel de puño y letra, sin escribano mediante".

"Esto es una porquería. Todo prensa, política y ainda mais. Y no digo más nada porque no quiero ir a la cárcel, porque procesada ya estoy".

Delito de usurpación: miles de ocupas en todo el país

Nos acompañó el abogado Juan Ceretta para debatir sobre el asunto.

Raúl Sendic será indagado por la Justicia por el delito de usurpación de título

Prestará declaración el martes que viene ante la jueza Ana de Salterain; no se amparará en fueros.

El vicepresidente de la República, Raúl Sendic, será indagado por la Justicia por el delito de usurpación de título.

La jueza del caso, Ana de Salterain, fijó la audiencia para el próximo martes 27 de setiembre.

Sendic será indagado por el delito de usurpación de título y deberá aclarar el episodio que tuvo idas y vueltas por parte del vicepresidente.

Sendic aseguró que presentaría documentación que acredite sus estudios de genética humana realizados en La Habana, pero aún esos documentos no aparecieron.

Según la jueza del caso, Sendic presentó un escrito ante la sede penal para informar que no se va a amparar en sus fueros e irá a declarar.

En ese mismo escrito, el vicepresidente le atribuyó al denunciante, el abogado Gustavo Salle “una actitud maliciosa con intencionalidad política”.