Esta semana estrena finalmente la séptima película de la saga X Men Dark Phoenix – Teledoce.com

Esta semana estrena finalmente la séptima película de la saga X Men Dark Phoenix

Es la duodécima entrega del universo mutante que debutara ya hace 19 años. La crítica de Carlos Dopico.

Se trata del largometraje que protagoniza Sophie Turner (Samsa en Game of Thrones) esta vez como Jean Grey, la poderosa ave fénix

Le película comienza con un grave accidente automovilístico del que Jean sale ilesa  y luego del cual es reclutada para la escuela especial.

Dark Phoenix  es el debut como realizador de Simon Kingberg, quien transitara tanto por el guión como la producción de las cintas anteriores y que aquí aprovecha la alteración temporal para zambullirse de lleno en la génesis del personaje.

Esta nueva trilogía se basa en la historia homónima del cómic en donde Jean se convierte en la conflictuada Fénix Oscura.

La historia continúa la cronología de los acontecimientos desarrollados en el apocalipsis de X-Men, la anterior de la saga, con una serie de sucesos que argumentan la fuerza de Jean.

En una curiosa misión espacial Grey absorbe una fulguración solar, una extraña energía cósmica, que le otorga tanto poder como vulnerabilidad

Al tiempo que cuestiona su pertenencia a la familia mutante se trasforma en el objeto de deseo de una avanzada alienígena llamada D’Bari, cuya líder compone nada menos que la californiana Jessica Chastain.

Kingberg plantea toda una discusión moral sobre el propósito de los X men, y su contribución social, al tiempo que ajusta el relato al reclamo de corrección política actual. Reaven señala a Charles Xavier que son las mujeres las que han salvado a los hombres en las últimas misiones por lo que deberían cambiar el nombre a X woman.

La  verdadera acción se desarrolla recién después de una hora de largometraje, con enfrentamientos bastante soporíferos y un alarde de superpoderes bastante lineal.

Es claro que la saga denota claro signos de fatiga aunque nada repentinamente nuevo como para merecer ahora el escarnio internacional de la crítica. Pero hay que coincidir que esta es la más injustificada, adusta, y dramática de la saga y seguramente la que menos aporta en el desarrollo argumental.

Dura 1.55 y es apta para mayores de 15 años.

(incluyendo las tres partes de Wolverine y las dos de Deadpool)

 

 


Las Más Vistas