El Colegio Alemán es reconocido por su excelencia académica en el exterior

La institución educativa, de propuesta trilingüe, se enfoca además en la inserción de alumnos en el exterior.

El Deutsche Schule Montevideo, popularmente Colegio y Liceo Alemán, ratificó este año el sello recibido como reconocimiento por su excelencia académica.

“Tenemos el respaldo y la supervisión del gobierno de Alemania y cada seis años existe una inspección muy exhaustiva de nuestra calidad educativa sobre el uso de las herramientas más modernas, las formas de dar clases, el manejo del personal, los resultados académicos sin dejar de lado los aspectos emocionales de los alumnos” comentó Juan Carlos Noya, subdirector general de la institución y director del Liceo. “Hace seis años recibimos el sello de ‘Colegio excelente en el exterior’ y este año lo ratificamos en una nueva inspección”, agregó Noya.

El gran desafío para el Colegio Alemán es compatibilizar el modelo educativo del país germano con el uruguayo buscando la excelencia académica. “En los últimos años hemos dotado de varios elementos a nuestra propuesta educativa: educación emocional, habilidades blandas e inclusión” comentó el director.

El Colegio Alemán, el colegio de encuentro de culturas más antiguo de América del Sur, comprende un proceso educativo bicultural que implica, no sólo el aprendizaje de un idioma, sino la adquisición de conocimientos y el desarrollo de habilidades, formándose al mismo tiempo en valores como la organización, la disciplina, el respeto mutuo y el espíritu amplio.

A la excelencia educativa que desde el Colegio Alemán se apunta, exigida por Alemania y de la cual este colegio es muy reconocido en la comunidad educativa uruguaya, le suma propuestas que atienden la diversidad propia del alumnado en sus características de aprendizaje, en sus talentos e intereses.

El Colegio forma personas sólidas desde lo académico y la flexibilidad para adaptarse al dinamismo propio de la sociedad actual que es uno de los principales objetivos pedagógicos. El amplio marco curricular se conjuga con la formación deportiva y artística de los estudiantes. También ofrece una propuesta de actividades extracurriculares muy amplia desde las más diversas actividades deportivas, artísticas y en el último tiempo robótica, impresión 3 D, programación y fotografía digital, entre otras.

Noya también comentó sobre un mito que sobrevuela al Colegio Alemán y dijo “esa idea de que en nuestro colegio si no sos bueno, te expulsamos; no es así, es un mito, una falsedad total. Somos un colegio que apuntamos a la excelencia en sí, todos los alumnos tienen algo en lo que se destacan, a veces es lo académico, a veces es un deporte o una expresión artística”. La comunidad del Colegio trabaja con sentido crítico, actuando con independencia de criterio pudiendo desarrollar estrategias para alcanzar un objetivo y resolver situaciones nuevas de forma honesta y respetando y reconociendo al otro. En el Colegio se inculca la libertad con responsabilidad, la solidaridad, el respeto y la tolerancia.

Es un colegio trilingüe. Que dentro de su oferta educativa incluye la posibilidad de que los alumnos consigan un nivel profesional de inglés, existiendo un número cada vez mayor de alumnos que egresan del colegio manejando de manera excelente las tres lenguas.

La mirada puesta en Alemania

Según una investigación que lleva a cabo el Deutsche Schule Montevideo, popularmente Colegio y Liceo Alemán, entre un 10 y un 15% de los alumnos de esta institución continúa su carrera educativa fuera de Uruguay.

La tendencia de irse a estudiar afuera es motivada básicamente por dos elementos: el valor de la excelencia educativa que reciben los alumnos y el apoyo de los padres para que lo hagan. “Se está dando que están yendo a Europa a estudiar el pre grado” comentó Juan Carlos Noya, subdirector general de la institución y director del Liceo y agregó que “el sistema educativo del Colegio Alemán de Uruguay habilita a estudiar en cualquier centro educativo de la Unión Europea”.

Según explicó Noya la idea no es que los estudiantes emigren y se conforme una especie de “fuga de cerebros” y agregó que “nos interesa que se formen y vuelvan al país para liderar empresas y negocios acá”.

En este sentido se buscan en el proceso educativo del Colegio Alemán -desde kínder hasta los grados más altos de estudio- talleres y materias extracurriculares que prioricen innovación y desarrollo. “La tecnología es un área muy importante e impulsamos eso pensando en el futuro con áreas de robótica, impresión 3d, programación. Tenemos una oferta muy amplia en este sentido” argumentó Noya. Para esto es importante la formación profesional docente, un modelo sistematizado y supervisado por Alemania en cada detalle.

Más allá de los estudios que puedan seguirse en Alemania u otros países de Europa, existen en el Colegio y Liceo Alemán instancias de intercambios estudiantiles de los alumnos hacia el exterior.

Kindercamp en Alemania, por ejemplo, es una experiencia de vida y aprendizaje diseñada para facilitar a los alumnos de 6º año de Primaria hacia su desarrollo de la identidad bicultural. Es una oportunidad de vivir 17 noches en el invierno alemán que brinda a los alumnos una oportunidad distinta de sumarle historias, experiencias y colores a su propia relación con Alemania.

Los alumnos de 4º año de Liceo también tienen la oportunidad de realizar un intercambio estudiantil con el país germano optimizando así los conocimientos del idioma alemán, vivenciar desde un lugar privilegiado la cultura alemana, desarrollar la autonomía personal y perfeccionar las habilidades sociales.

Estos intercambios tienen lugar desde principios de enero hasta principios de marzo. Durante la primera semana el grupo permanece junto visitando ciudades como Frankfurt, Núremberg, Munich y Ratisbona y realizando actividades culturales. Luego cada alumno viaja hacia la ciudad anfitriona donde irá al colegio designado y es recibido por la familia que lo alojará.

Todos los intercambios de alguna manera refuerzan el vínculo de los alumnos con la cultura, sociedad y lengua alemana, contribuyen a que desarrollen su autonomía personal y su capacidad para adaptarse a los cambios y promueven el trabajo en equipo y el respeto mutuo como pilares básicos de la convivencia solidaria e intercultural.


Las Más Vistas