Centenares de personas, lideradas por grupos indígenas, protestaron en Brasil contra las políticas Bolsonaro

El mandatario brasileño prometió no adjudicar más territorios a las comunidades indígenas y defiende los agronegocios en esos lugares.

Cientos de manifestantes liderados por indígenas marcharon por las calles de San Pablo pasando por las sedes del museo de Arte de y del ministerio de Agricultura, denunciando las políticas del presidente Jair Bolsonaro. Una de las primeras medidas del nuevo gobierno fue traspasar las funciones de demarcación de tierras indígenas y vigilancia forestal de la Fundación Nacional del Indio, Funai, al ministerio de Agricultura.

Sonia Barbosa, manifestante indígena: “Es un ministerio que no nos representa, representa al agronegocio, no representa a la población indígena, entonces pensamos que el Funai tiene que volver para el ministerio de Justicia, eso es parte de la lcuha de la población indígena en el mundo entero.

La decisión desató críticas de organizaciones indigenistas y de defensa del medioambiente. Survival International, una organización de protección de los pueblos autóctonos, afirmó en un comunicado que esas medidas fueron “prácticamente una declaración de guerra contra los pueblos indígenas de Brasil” y denunció que el discurso de Bolsonaro ha incentivado aún más la violencia contra los pueblos originarios.

Pedro Henrique, manifestante indígena: “Ya acabó con la gente ahí, ahora vació a la Funai, no tenemos a donde correr, estámos luchando, estamos preocupados, ya hay tierras que están siendo invadidas por madereros, acabando con todo.


Las Más Vistas