Continuó la convulsión social en Chile el domingo con espectáculos artísticos e intervenciones callejeras

Los activistas muestran preocupación por las víctimas fatales y los heridos en las protestas.

La vulneración de derechos de los manifestantes en Chile se transformó en uno de los temas sobresalientes de la peor crisis social que vive el país desde que recuperó la democracia en 1990.

La activista guatemalteca Rigoberta Menchú, premio Nobel de la Paz 1992, llegó al país en representación de organizaciones sociales de varias partes del mundo para solidarizarse con los familiares de los 20 muertos durante las protestas.

“Venimos por un lado a expresar nuestra solidaridad pero por otro lado asumir nuestra responsabilidad de observar la no violación de los derechos humanos, de observar la actitud de las autoridades”, dijo Menchú.

A 17 días del inicio de la crisis, y sin la masividad que alcanzaron las manifestaciones iniciales, las expresiones artísticas y deportivas ganaron las calles el domingo.

En el Museo de la Memoria, un espectáculo de música clásica recordó las muertes de esta crisis social que desafía al poder político.

El concierto fue observado en silencio por medio millar de personas.


Las Más Vistas