Estaciones de trenes abiertas y autobuses circulando: la provincia china de Hubei, cuna de la pandemia del nuevo coronavirus, retorna lentamente a la normalidad

Esto tras el fin del confinamiento decretado por el gobierno

Regreso a casa después de dos meses.

Esta profesora fue una de las primeras en arribar el miércoles a la estación de Macheng, en la provincia de Hubei. La región fue cuna de la pandemia del nuevo coronavirus y acaba de ser reabierta por las autoridades chinas.

Guo Wei, profesora regresando a casa ras dos meses de confinamiento: “Me quedaré en casa, estoy llegando desde fuera, debo hacer 14 días de cuarentena. Luego saldré cuando pase la epidemia”.

Las restricciones a la libre circulación fueron levantadas bajo ciertas condiciones. Solo pueden viajar quienes dispongan en el teléfono móvil de un preciado código QR de color verde, certificado de buena salud.

La provincia de Hubei, con más de 50 millones de habitantes, fue de lejos la más golpeada por la epidemia, que mató a más de 3.300 personas en China, sobre más de 80.000 enfermos de COVID-19.

El aislamiento de la provincia se decretó justo antes del inicio de las largas vacaciones del Año Nuevo chino, cuando la mayoría de los empleados en las grandes metrópolis del sur y del este, regresan a sus ciudades de origen. Millones quedaron así atrapados en cuarentena, lejos de su lugar de residencia.


Las Más Vistas