Mientras el “Chapo” tiene seguridad reforzada, Sean Penn siente que lo pusieron en la mira de los narcos

El actor de Hollywood consideró que el gobierno mexicano le jugó una mala pasada al afirmar que su reportaje tuvo que ver en la captura del líder del Cártel de Sinaloa.

A nueve días de que el narcotraficante Joaquín “Chapo” Guzmán fuera capturado en Sinaloa, las condiciones en que está recluido en la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano son muy distintas de las que había cuando se fugó de ese mismo centro penitenciario en julio pasado.

Los policías federales que vigilan a Guzmán tienen cámaras integradas y están acompañados por un perro pastor alemán que supuestamente fue entrenado para responder al olor del “Chapo” y que lo sigue cada vez que este es movido de una celda a otra.

Este domingo, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, José Luis González Mesa, quien se dice representante de Guzmán, aseguró que el narco se encuentra aislado desde hace una semana. Por eso, González Mesa pedirá la destitución del secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y del director del Altiplano.


Mientras tanto, en Estados Unidos, Sean Penn está sufriendo las consecuencias de la entrevista que le realizó al narco cuando todavía estaba escondido, y que según el gobierno mexicano jugó un rol importante en la localización de Guzmán.

Penn concedió una entrevista al programa 60 Minutos de la cadena CBS, en que afirmó que no estuvo presente para ver asesinatos o narcotráfico, sino que escribió todo lo que vio y su intención era que su testimonio funcionara contra la Guerra Contra Las Drogas.

El artículo tenía ciertas reglas: no podía ser publicado sin la autorización del propio “Chapo”. ¿Qué buscaba este con el acercamiento? “De alguna manera quería quedar en la posteridad”, dijo.

Además, afirmó que el gobierno de México lo puso en la mira de los narcotraficantes al señalarlo como un rol clave en la captura de Guzmán. “Han estado en este negocio desde hace mucho tiempo lidiando con asuntos vinculados con el cumplimiento de la ley, con la desinformación. Son personas irracionales, así que no puedo decir con certeza que no hay riesgo”, comentó sobre por qué teme por su vida.

 


Las Más Vistas