Supremo Tribunal Federal de Brasil resolvió que la prisión solo sea dictada cuando haya fallo definitivo

Esta decisión abre la puerta a la liberación del expresidente Lula Da Silva.

La Corte Suprema de Brasil dio un vuelco radical a las normas de encarcelamiento en el país, decidiendo que las penas de prisión no pueden empezar a ejecutarse antes de agotar todos los recursos legales.  Con ello abrió nuevas posibilidades de libertad al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

“Por una mayoría de sus votos dentro de los límites de los respectivos votos emitidos, la acción fue confirmada”, dijo Jose Antonio Dias Toffoli, presidente de la Suprema Corte.

El anuncio del jueves modifica la jurisprudencia que determinaba el inicio del cumplimiento de penas a partir de una condena en segunda instancia.

Los abogados Lula pidieron su “liberación inmediata” ya que empezó a purgar una pena de ocho años y diez meses de cárcel en abril 2018, tras haber sido condenado en segunda instancia por corrupción y lavado de dinero.


Las Más Vistas