Así fue la edición número 23 de la Marcha del Silencio: un reclamo por justicia que promete no callarse

"Impunidad, responsabilidad del Estado. Ayer y hoy”, volvió a ser la consigna que reunió a miles de personas en 18 de Julio.

Miles de personas participaron de la tradicional Marcha del Silencio en reclamo de justicia por los desaparecidos durante la dictadura. Los familiares reclaman que el Estado avance en las investigaciones.

Desde 1995, los familiares de detenidos desaparecidos marchan por la memoria de quienes fueron vistos por última vez durante la dictadura. Se congregan en Rivera y Jackson para andar por 15 cuadras a paso lento y en silencio.

La consigna se cambia cada año, pero esta vez decidieron que fuera la misma que el año pasado: “Impunidad, responsabilidad del Estado. Ayer y hoy”. Es que para los familiares nada se avanzó en las investigaciones para llegar a la verdad. Pasan los años y son cada vez más los que salen a 18 de Julio porque sienten que la causa está vigente.

Caminan en silencio, muchos llevando en alto la foto de su familiar desaparecido. 140 carteles de ausentes que buscan estar presentes. Cuando la marcha llega a la Intendencia, el silencio se rompe para escuchar los nombres de los que son buscados.

La marcha la encabezan madres y padres que piden verdad por sus hijos; hijos y nietos que piden verdad por sus padres y abuelos. Cuando llegan a la plaza Cagancha permanecen inmóviles, mientras muchas cuadras atrás otros aún siguen andando.

No hay oratoria, hay silencio, emoción y mirada al cielo, hasta que cantan el himno nacional para cerrar una marcha más.


Las Más Vistas