Esta jornada se realizará en Rodríguez el velorio de Micaela Onrrubio – Teledoce.com

Esta jornada se realizará en Rodríguez el velorio de Micaela Onrrubio

La expareja de Micaela cumple prisión preventiva y está imputado como responsable de un homicidio muy especialmente agravado.

La familia de Micaela Onrrubio recibe los restos de la joven asesinada en San José y procederá a la realización del velorio.

Tras haber sido buscada por la Policía, las Fuerzas Armadas, vecinos y familiares, la joven apareció en una zona que ya había sido rastrillada.

El velatorio será durante la mañana de este jueves y luego se realizará el entierro en el cementerio de Rodríguez, en San José.

Posteriormente, la familia y amigos de Micaela se concentrarán en la plaza principal, donde levantarán la carpa que habían instalado frente a la Jefatura de Policía desde que la joven había desaparecido, el 27 de marzo.

La expareja de Micaela cumple prisión preventiva y está imputado como responsable de un homicidio muy especialmente agravado, mientras se prepara su juicio oral.


Micaela Onrrubio tenía 30 años, y era madre de dos niñas de 8 y 9 años. Trabajaba como empleada doméstica en pueblo Capurro a unos 13 km de donde vivía en paraje el Tropezón, cerca de Villa Rodríguez en San José. Iba y volvía de su trabajo a dedo por ruta 11.

El miércoles 27 de marzo desapareció. Vecinos llamaron a la policía para contar que escucharon tres disparos y el pedido de auxilio de una mujer desde un vehículo.

Al día siguiente la policía detuvo a un hombre de 45 años, con quien Micaela había salido por unas semanas.

En su auto encontraron rastros de sangre de Micaela y, pese a que todas las pistas apuntaron siempre hacia él, nunca dijo dónde estaba el cuerpo.

Fue imputado por el homicidio y desaparición de la mujer, y está en prisión preventiva por 180 días a la espera del juicio.

La búsqueda en las semanas siguientes se extendió a varias zonas del departamento de San José. A la policía local se sumaron la Guardia Republicana, el Ejército y la Armada Nacional, que aportó embarcaciones y ocho buzos tácticos.

El 27 de abril, a un mes de la desaparición, se llevaban rastrillados 100 kilómetros cuadrados.

En mayo hubo nuevos hallazgos: primero el teléfono celular de Micaela, 16 km al Norte de Villa Rodríguez y luego los lentes en un tajamar.

Mientras la familia se reunía en la plaza todos los miércoles para que no se detuviera la búsqueda y recibía aportes de videntes, como Marcelo Acquistapace y Luis Orsi, el hallazgo principal se produjo el 30 de mayo.

Un peón rural manejaba un tractor en la zona de Carreta Quemada, cerca del límite entre San José y Florida. En ese lugar, donde se habían hecho rastrillajes y cerca de donde se encontró el pantalón de Micaela, le llamaron la atención huesos que vio al costado del camino.

Cuando se bajó alcanzó a identificar un cráneo y llamó a su patrón. Esperaron hasta que llegó la policía y la familia, ya convencida de que se trataba de Micaela, esperó pocos días hasta que lo confirmó el análisis de ADN.

En el lugar también se encontró ropa, un anillo y la cartera de la mujer. Lo único que falta es el arma utilizada para matarla.


Las Más Vistas