Festejos de Navidad en Malvín terminaron en una trifulca entre algunos de los asistentes – Teledoce.com

Festejos de Navidad en Malvín terminaron en una trifulca entre algunos de los asistentes

Hubo botellazos y se instaló una piscina en la calle que fue incautada por la Intendencia.

Fue en la esquina de Orinoco y Amazonas, en el barrio Malvín. La fiesta que se armó en la previa de Navidad terminó con un enfrentamiento entre bandas con botellas de vidrio. Los disturbios comenzaron cuando los presentes cantaron canciones de Nacional y Peñarol. Los golpes y los vidrios rotos provocaron que varias personas resultaran heridas.

Los vecinos de la zona relataron a Telemundo que a pesar de las denuncias la Policía no concurrió al lugar a controlar los incidentes.

El prosecretario de la Intendencia de Montevideo, Christian Di Candia, aseguró que la fiesta no tenía autorización de la comuna para realizarse. Según confirmó el gerente del servicio de Convivencia de Montevideo, Facundo Pérez, encargado de garantizar el cumplimiento de la normativa departamental, este miércoles investigarán lo sucedido.

De comprobarse que la fiesta fue organizada por un bar ubicado en esa cuadra el propietario será sancionado. Está prohibido organizar un espectáculo público sin la autorización de la Intendencia. Lo mismo sucederá si se comprueba que vendía alcohol a los presentes.

A una cuadra de donde ocurrieron los incidentes fue instalada una piscina en el medio de la calle que impedía el tránsito de vehículos por una de las sendas. Este martes fue incautada por inspectores de la Intendencia de Montevideo. Para recuperarla el propietario deberá pagar una multa por ocupación del espacio público sin autorización.

Fueron los vecinos quienes este 25 de diciembre tuvieron que limpiar los residuos de la fiesta, que no tenía autorización de la Intendencia para realizarse. “La música toda muy linda. Primero empezaron a tirar championes de un lado para el otro, después empezaron con pelotas. Estuvieron cada vez más borrachos, había gente que se caía, que no podía moverse, estaban totalmente ebrios. A medida que fue pasando el tiempo se puso peor y al final el dj puso la marcha de Peñarol y creo que también la marcha de Nacional y ahí se formaron dos bandos. Ya estaba finalizada la fiesta. Ahí empezaron los líos, las peleas y las botellas volando. La gente se lastimó, yo vi varios cortados. La cosa no terminó tan horrible como podría haber terminado, la cosa pintaba fea”, contó a Telemundo uno de los vecinos.

“Sucedió lo que el barrio no quería que pasara: que se armara este lío, este desorden y esta mugre. Nadie se hace responsable. Los vecinos llamaron al 911 y no concurrieron. Alguien se va a tener que hacer responsable”, dijo otro de los vecinos.


Las Más Vistas