La historia de Catalina, su anomalía cromosómica y cómo la fuerza de su familia la sacó adelante

Hace casi un año conocíamos en Telemundo la historia de esta pequeña niña que ha logrado, gracias a la insistencia de su familia y a personal médico del Hospital San Juan de Dios, avances muy importantes.

Catalina llegó al mundo el 20 de noviembre de 2017. Al momento de nacer, los médicos le comunicaron a su familia que seguramente tendría unos días de vida. Lejos de este pronóstico, Catalina se aferró a la vida. La pequeña nació con una malformación cromosómica, monosomía parcial 21, lo que le ha causado distintas problemáticas.

El equipo médico que atendía a Catalina en Uruguay consideró que no era el momento para intervenirla y aconsejaron a su mamá observar y esperar. Pero para Claudia esperar no fue una opción y por eso buscó en el exterior opiniones que permitieran a su hija tener una mejor calidad de vida.

El objetivo de Claudia era caro: conseguir el dinero para viajar al Hospital San Juan de Dios, en Barcelona, donde le aseguraban poder darle una mejoría a su hija.

Después de mucho pelear, Claudia, consiguió subir al avión junto Catalina, con mucha incertidumbre, con mucho miedo, pero con la seguridad de estar haciendo lo correcto.

Estuvieron cinco meses prácticamente viviendo en el hospital San Juan de Dios. Era un nuevo mundo, donde prácticamente no existió ningún no.

En cinco meses le realizaron seis intervenciones: primer cierre de boca, botón gástrico, apertura de ano imperforado, cierre de paladar, segundo cierre de boca y nariz y cirugía de ambos pies.

Para Claudia lo más importante fue encontrar un equipo médico humano. “Tuvimos la suerte de poder lograr todos los objetivos que teníamos y más aún. A mí me consta que todos los operaciones que le hicieron a Catalina a España se hacen acá. Yo no fui buscando ninguna tecnología especial, pero lo que sí encontré en España fue un equipo de médicos que trabajaron en conjunto, que pensaron. Acá se trató de dejar el caso para más adelante”, sentenció Claudia.

La madre de Cata aún no puede creer que logró gracias a la ayuda de todos los uruguayos pagar los elevados costos de las intervenciones, más la estadía en el hospital. La cifra llega a los 120 mil euros. Para ella es sumamente importante agradecer, una y otra vez, a todos los que hicieron posible que la vida de su hija y la de ella cambiaran por completo.

 


Las Más Vistas