Las viviendas de Los Palomares no se demolerán de forma total ni de un día para el otro, dijo el director de Convivencia y Seguridad del Ministerio del Interior – Teledoce.com

Las viviendas de Los Palomares no se demolerán de forma total ni de un día para el otro, dijo el director de Convivencia y Seguridad del Ministerio del Interior

"En los próximos días habrá un informe que lo tendrá el propio presidente de la República. A partir de ahí, se tomarán las decisiones", dijo Gustavo Leal.

En diálogo con Desayunos InformalesGustavo Leal, director de Convivencia y Seguridad del Ministerio del Interior, reflexionó:

Lo que estamos informando ahora es cómo se hizo y el proceso que se alcanzó a hacer el sábado. Formalmente, algunas de las familias que no pudieron ser censadas tienen plazo hasta el miércoles para presentarse en la Seccional 17.

En la Unidad Misiones hay 540 apartamentos, distribuidos en 27 bloques de edificios. El día del censo se alcanzó una cobertura del 98 %. Se empadronó a cada uno de los hogares. Se identificó a cada una de las personas que viven y se hizo un relevamiento de las condiciones edilicias de cada vivienda, se ingresó a cada una de las habitaciones.

En menos de cuatro horas se alcanzó ese 98 % de cobertura, y el otro 2 % no se pudo circunstancialmente, porque no estaban o estaban trabajando: pero son once familias, de las cuales solo resta relevar a tres.

En ese lugar ya está definido por la Junta Departamental de Montevideo el plan que se llevará adelante. Está el plan de la Cuenca Casavalle. Esa área de la ciudad tuvo una intervención por parte del Estado en el año 1973, cuando se construyó el complejo de viviendas. Se le denomina Los Palomares por el tamaño de los apartamentos.

No escuché a ninguna autoridad declarar que se iban a demoler todos Los Palomares. Demoler todo implicaría hacer una intervención urbana en la ciudad que no tiene antecedentes ni en la ciudad ni en la región. Habría que tirar abajo 540 casas de un día para el otro, ocho hectáreas de intervención. Es como decir que vamos a tirar abajo seis manzanas de Pocitos.

La Junta de Montevideo en 2015 ya definió un plan, donde se plantea que es necesario hacer una intervención urbana que facilite la accesibilidad, que puede incluir la demolición parcial o total de algunas áreas. Pero eso no quiere decir que de un día para el otro, después de un censo, se va a demoler todo. Estamos siendo rigurosos y muy científicos con lo que estamos haciendo.

Esta área de la ciudad ha tenido una situación de inseguridad muy complicada. Un grupo de personas vinculadas al narcotráfico intentó aplicar un modelo de control del territorio: no lo lograron, pero sí existió el desalojo forzoso de muchas familias. De todo eso, quedaron secuelas en el lugar.

Muchos apartamentos están conectados de forma interior y otros han tenido ampliaciones. Y eso en muchos casos hace que la estructura esté por colapsar. Es una situación bastante compleja. La gente aceptó gustosa el censo, no hubo ninguna de las viviendas que rechazara el censo o la inspección: eso habla de una presencia y legitimidad del Estado en ese lugar muy importante.

El análisis de la información es parte de otra etapa. Por ahora, el material es reservado. Estamos siendo cuidadosos de tener en cuenta que en Unidad Misiones vive gente que ha sufrido mucho, que es gente trabajadora que no está vinculada al mundo del delito, pero que ha quedado coaccionada por una red de miedo y terror. Queremos darles garantías y no divulgar información de forma aislada.

En los próximos días habrá un informe que lo tendrá el propio presidente de la República. A partir de ahí, se tomarán las decisiones.


Las Más Vistas