Ochocientas personas, la mayoría menores de edad, llegaron al Rosedal del Prado para una fiesta

La Policía y la intendencia de Montevideo desplegaron un operativo, que terminó con menores detenidos y treinta y cinco motos incautadas.

La convocatoria a una fiesta clandestina en el Rosedal del Prado, este viernes por la noche, derivó en pedradas, hurtos y destrozos.

Aproximadamente ochocientas personas llegaron al lugar, convocadas a través de redes sociales.

La Policía y la Intendencia de Montevideo desplegaron un operativo para dispersar a las personas, la mayoría menores de edad.

Eso derivó en pedradas a funcionarios policiales y a los patrulleros.

Seis menores fueron detenidos por robar una óptica y por dañar la vidriera de una oficina de UTE; la Fiscalía de menores dispuso que tres fueran entregados a sus padres y otros tres derivados al Inisa.

La Policía hizo ciento sesenta intervenciones durante el operativo; incautó treinta y cinco motos; tres espirometrías dieron positivo.

También fueron constatadas rapiñas a dos transeúntes y a un motociclista.

A las cinco de la mañana terminó la agitada noche en el Rosedal.

Javier Barreto, de la Asociación de Comerciantes de Paso Molino y Belvedere, dijo que hubo "una especie de vandalismo masivo":


Las Más Vistas