Qué es la radiación ultravioleta y cómo podemos protegernos de ella: no alcanza con ponerse abajo de una sombrilla y el filtro no es suficiente – Teledoce.com

Qué es la radiación ultravioleta y cómo podemos protegernos de ella: no alcanza con ponerse abajo de una sombrilla y el filtro no es suficiente

Abordamos el tema junto al meteorólogo Juan Luis Pérez y la dermatóloga Lídice Dufrechou.

¿Qué son los rayos UV? ¿Qué son los índices de radiación ultravioleta? ¿Cómo podemos protegernos de ellos? ¿Aumenta su daño durante el verano? Abordamos el tema junto al meteorólogo Juan Luis Pérez (Nimbus Weather).

El sol emite un espectro electromagnético muy amplio. Dentro de ese espectro, hay una parte de bajísima longitud de onda que es la radiación ultravioleta. Se subdivide en tres minibandas que son: UVA, UVB y UVC. El UBC es atrapado generalmente por el ozono antes de que llegue a la superficie, pero, como sabemos, la capa de ozono tiene sus agujeros. Pero lo que sí suele pasar es el exponernos a determinados niveles peligrosos de radiación UVB.

Desde finales de noviembre hemos tenido altísimos niveles de radiación UVB. En la escala, mayor de 11 es extremadamente peligroso, y nosotros hemos estado entre 10 y 11 durante la semana pasada.

La forma que tenemos de protegernos es tratar de evitar la exposición directa al sol o conseguir aplicarnos productos que filtren de una forma más o menos efectivo, con factores importantes. Pero también tratando de evitar la larga exposición.

Aunque estemos debajo de una sombrilla, no se consigue filtrar el 100 % de la radiación: siempre nos llega algo. Uruguay tiene un porcentaje muy alto de población con piel blanca, y muchos de ellos se distraen en este tema y aparecen quemados.

El sol emite siempre la misma cantidad de radiación UV; a nuestra atmósfera llega siempre la misma cantidad. El encargado de filtrarla son unos pocos milímetros de ozono. En los veranos de cada hemisferio, por cercanía al sol, nos llegan niveles de radiación más altos.

Aún en los días nublados, la nube no lograr filtrar la radiación UV. El vapor de agua no la filtra. Las peores exposiciones son aquellas en las que se parece estar en un día fresco, donde no sentimos que la radiación infrarroja nos caliente la piel. Pero tres horas después comienza el daño y ya esta tarde.

Los números de los factores de los filtros indican cuánto minutos nos protegen: un factor 30, por ejemplo, significa que se podría estar expuesto 30 minutos y recibir la misma cantidad de radiación UV que si estuviera un minuto sin filtro. Pero ningún producto logra filtrar el 100 % de la radiación UV. No basta solo con ese método tampoco para no tener problemas.

Además, es un efecto acumulativo. No es que de un año al otro se va. Es una suma siempre con valor positivo, nunca se puede retroceder.


¿Qué cuidados se pueden tener?: la visión de la dermatóloga Lídice Dufrechou, presidenta de la Sociedad de Dermatología del Uruguay


Las Más Vistas