Militante blanca Romina Celeste fue condenada a siete meses de libertad a prueba por escupir a una funcionaria de la IMM; pidió disculpas por "el pollo"

La joven alcanzó un acuerdo con Fiscalía.

La militante del Partido Nacional Romina Celeste pidió disculpas este viernes por la tarde por escupir a una funcionaria municipal frente a la Intendencia de Montevideo este miércoles.

"Después de hacer un acuerdo con la fiscalía y con sentencia 19/2023 pido disculpas a los funcionarios municipales por el pollo. Agradezco el trato policial que fue excelente y al fiscal Rodrigo Morosoli", escribió en su cuenta de Twitter.

https://twitter.com/romina_uy/status/1619043980607631360

Desde Fiscalía informaron que la mujer fue condenada mediante proceso abreviado a siete meses de prisión que se sustituye por libertad a prueba por un delito de atentado especialmente agravado.

Deberá fijar domicilio, presentarse semanalmente en una seccional y prestar servicio comunitario durante cinco horas semanales por cuatro meses.

Además, deberá recibir un "tratamiento psiquiátrico ambulatorio para el control de las reacciones violentas", a partir de la pericia a la que fue sometida.

Sobre el pedido de disculpas en lenguaje informal, el director de Comunicación de Fiscalía, Javier Benech, detalló que pidió disculparse "en su propio lenguaje" para que sea "más genuino".

El hecho ocurrió cuando Celeste se manifestaba contra la presencia en Uruguay del presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que a esa hora recibía de manos de la intendenta Carolina Cosse un galardón por su trabajo por el medio ambiente.

Videos filmados en el lugar y difundidos en redes sociales muestran cómo la referente de la agrupación Juntos X el Pueblo (lista 2424) escupe a la trabajadora y es detenida por la Policía. Según informó Montevideo Portal, el diálogo entre la militante y la funcionaria comenzó porque el vehículo de la joven tenía una "matrícula casera" y por tanto no estaba habilitado para circular.

La mujer fue detenida y recluida a la espera de la audiencia de formalización. Sin embargo, horas más tarde se comunicó con sus seguidores a través de un mensaje en su cuenta de Twitter en que escribió: "Gente estoy bien tranqui que esto no va a quedar así!!".

El texto fue acompañado por una selfie en la que se la ve tras las rejas y junto al que podría ser un agente de Policía.

Dado que la mujer debía estar incomunicada, el Ministerio del Interior inició una investigación para determinar en qué circunstancias se tomó esa foto, según supo Telemundo.


Las Más Vistas