Uruguay modificó su postura y adhirió a los países europeos que piden elecciones libres en Venezuela

El canciller Rodolfo Nin Novoa dijo que el cambio responde a que se profundizó la crisis en el país petrolero.

Un día antes de que se reuniera el grupo de contacto por Venezuela, Uruguay y México presentaron el Mecanismo de Montevideo, un documento que apuesta al diálogo, la negociación, la adopción de compromisos y su implementación para salir de la crisis institucional en Venezuela.

Este mecanismo, en línea con la postura hasta entonces neutral de Uruguay, no explicitaba el objetivo de alcanzar elecciones presidenciales.

Un día más tarde, el canciller Rodolfo Nin Novoa junto a la encargada de asuntos exteriores de la Unión Europea, Federica Mogherini, leyó la declaratoria del grupo de contacto, con dos claras metas: “Establecer las garantías necesarias para un proceso electoral creíble en el menor tiempo posible y permitir la entrega urgente de acuerdo con los principios internacionales de ayuda humanitaria”.

Con las dos propuestas no simpatiza el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que dijo estar dispuesto solo a elecciones legislativas y que colocó contenedores y un camión cisterna para bloquear un puente que conecta a su país con Colombia, de modo que no ingresen alimentos ni medicamentos para los más de 300.000 venezolanos en crisis, según el líder opositor Juan Guaidó.

Nin Novoa dijo en el programa En Perspectiva que el cambio en la postura uruguaya respondió a que se profundizó la crisis en Venezuela. “Ahí es donde Uruguay muestra su flexibilidad, asume la situación actual y dice: ‘parecería que en esta solución, esto se dirime por una solución popular, por una elección’  “.

Uruguay dio el paso que no quiso dar México. El canciller de ese país, Marcelo Ebrard, dijo en conferencia en Montevideo que constitucionalmente México está impedido de intervenir y que pedir elecciones e imponer condiciones sería un ejemplo.


Las Más Vistas