Vázquez presentó su rendición de cuentas: “La clave está en andar sin detenerse. Y no podemos, ni vamos a detenernos”

El presidente realizó un acto donde repasó los logros de los cuatro años de gobierno y también se refirió a algunos debes en la gestión.

El presidente Tabaré Vázquez estructuró su acto de rendición de cuentas sobre las diez medidas que había anunciado en julio de 2014, una vez electo en las internas del Frente Amplio. “Esa noche planteamos lo que queríamos hacer, lo que soñábamos hacer. Si ustedes me acompañan vamos a hacer una revisión en conjunto de esa tarea”, dijo a la audiencia, que lo seguía desde en Antel Arena pero también a través de cadena de radio y televisión.

Sobre las diez medidas presentadas entonces, Vázquez dijo: “No era un decálogo frío y protocolar. Había alma, había corazón, había sentimientos. Todos nosotros y la enorme mayoría de los uruguayos lo tenemos desde la más temprana edad: el sentimiento de desarrollar la justicia social, para estar al lado del que más lo necesita”.

En primer lugar se refirió al Sistema Nacional de Cuidados: “Nos comprometimos a implementar este sistema priorizando a la primera infancia, a los adultos mayores y las personas con discapacidad.Hemos logrado mejorar la calidad de vida de 5487 personas con dependencia severa. Formamos a más de tres mil personas para la atención a la primera infancia”, dijo Vázquez.

Además el presidente agregó que se ganó en igualdad: “Generamos trabajo digno y trabajo que contempló la igualdad de género, porque hasta ese momento los que llevaban la pesada tarea de cuidar a sus niños y sus mayores eran las mujeres, ahora son los hombres y las mujeres”.

Vázquez indicó además que más de tres mil personas recibieron formación para la atención en la primera infancia.

El presidente dijo que más de 18 mil millones de pesos  fueron destinados a los gobiernos departamentales e indicó que en 2004 7.956 millones de pesos se destinaban a este fin. “Uruguay es uno y Uruguay somos todos”, sentenció.

Para terminar con la brecha digital y garantizar la accesibilidad de todos a internet, Vázquez indicó que se entregaron 220 mil tablets a jubilados de menores ingresos. . “Y es seguro que ninguna tablet terminó en la cocina para picar carne”, ironizó.

“Instalamos el primer cable submarino transatlántico que tiene un país de América Latina. Tenemos el mejor data center de América Latina. Vaya si tenemos cosas para seguir soñando”, dijo Vázquez al dedicar un espacio al desarrollo tecnológico.

También sostuvo que un 93% de los niños de entre 4to y 6to de escuela recibieron clases de inglés.

El presidente destacó que el 100% de los hogares tienen acceso a electricidad en Uruguay. “Sobran los dedos de una mano para contar los países que le dan electricidad al 100% de los hogares”, estableció.

En cuanto a la reducción fiscal, Vázquez recordó la rebaja de los 4 puntos de IVA. “Nos comprometimos a bajar los impuestos indirectos y para eso implementamos un plan de consolidación fiscal”.

También aseguró que el ser el país con mejor ingreso per cápita ayudó a la reducción de la pobreza, que en 2006 se ubicaba en el 32,5% y ahora se encuentra al 7,9%. “Uruguay es el país más igualitario de toda América Latina y el Caribe. Es el que genera y distribuye mejor la riqueza”, dijo el presidente durante su discurso.

“Quince años de crecimiento económico sostenido, con viento de cola, pero también ahora que no hay viento de cola y hay muchas turbulencias”, expresó el mandatario.

Consultado por un asistente sobre los puestos de trabajo perdidos, Vázquez dijo: “Voy a hablar de los puestos de trabajo que se perdieron. Me gusta tu pregunta, porque esto es un gobierno de cercanía”. Tomó el micrófono en mano, salió del estrado y le respondió personalmente: “Tenés razón, y nos duele en el alma. Se perdieron casi 60 mil puestos de trabajo. Pero del 2005 a la fecha creamos casi 300 mil puestos”.

Vázquez se refirió también a la situación de los jubilados: “Desde diciembre de 2004 a diciembre de 2017 el aumento real de las jubilaciones por encima de la inflación fue del 50%”.

El presidente admitió que hay un problema con la seguridad pública; dijo que los ajustes al nuevo Código del Proceso Penal hicieron que se detenga el aumento de delitos, y estimó que la meta de reducir 30% las rapiñas se podrá cumplir quizás no en este periodo. Dijo que “es duro ver estas cosas” y que lo puede “decir con propiedad”. Relató que su nieto fue robado en una parada de ómnibus y a su hijo lo robaron en la puerta de su casa. “Nos duele que haya tantos asesinatos, tantos robos, tantas rapiñas. No vivimos en una burbuja, tenemos los pies bien puestos en la tierra. Estamos haciendo todo lo posible para luchar contra este flagelo que no tiene fronteras”, sentenció Vázquez.

El presidente destacó el combate al narcotráfico y la desarticulación de bandas criminales, con una acotación clara en contra de la reforma constitucional que impulsa el precandidato blanco Jorge Larrañaga. “Sin generar espirales de violencia, y sin recurrir a sistemas fallidos como la militarización del territorio”, sentenció.

El mandatario enumeró las diferentes medidas que se han tomado. “Estamos construyendo una nueva Policía. Para eso estamos mejorando sustancialmente el salario. Mejoramos el equipamiento e incorporamos tecnología. Instalamos 5000 cámaras de seguridad e instalaremos 2.140, algunas de ellas provenientes de una donación de China”, dijo Vázquez.

En cuanto a la política exterior, Vázquez destacó la posición tomada ante el conflicto en Venezuela: “No somos neutrales porque cuando hubo que optar entre la paz y la guerra, elegimos la paz”.

Sobre el final, Vázquez reflexionó:  “Vivimos en un hermoso país. No es el país de maravillas pero es un país maravilloso, es maravilloso por ustedes, por el pueblo uruguayo que tenemos, y lo tenemos que cuidar. Tenemos que cuidar la democracia y profundizarla”.

Después de hacer su balance de la gestión del gobierno, el presidente Vázquez se refirió al inicio de la campaña electoral: pidió “honrar la tradición democrática del país”, y que sea una campaña “respetuosa y tolerante”. “No podemos pretender una oda a la dulzura, pero sí podemos pretender un tránsito respetuoso y tolerante. Honremos nuestra tradición democrática y republicana, el sistema político uruguayo goza de un gran prestigio a nivel internacional por su larga historia, prolífera y tolerante”, dijo.

El presidente destinó este mensaje a los dirigentes políticos, y todos quienes están alrededor de la campaña electoral; los medios de comunicación y también a los usuarios de redes sociales. “Porque en ellas hay una manga de descerebrados que, desde la cobardía del anonimato, se dedican a insultar a diestra y siniestra, a agraviar a todos, porque pretenden que quienes estamos en la contienda electoral dejemos de ser rivales, competidores, y quieren que seamos enemigos; no vamos a ser enemigos porque el pueblo uruguayo no se merece que entre nosotros exista el enemigo”, sentenció.

Además citó a Rosencoff: “”La clave está en andar sin detenerse. Y no podemos, ni vamos a detenernos”.

“Que no quede en el tintero lo que queda para hacer por la felicidad de mi querido pueblo uruguayo”, finalizó Vázquez.


Las Más Vistas