Se encuentra fuera de peligro la mujer que fue baleada por su marido

Mientras tanto, desde el Sindicato Único de la Policía reclaman mayor asistencia psicológica para los agentes.

Humberto estaba durmiendo cuando escuchó gritos, al salir vio a su vecina Miriam con la pierna ensangrentada y su pequeña hija en brazos. “Está con el arma”, le advirtió ella. Por eso tomó a la niña y la sacó de la situación. Ambos allí mismo escucharon un segundo disparo con el que el joven policía se había quitado la vida, adentro de su casa.

Humberto es el único vecino que estaba presente en el complejo de viviendas del barrio Piedra Alta al momento del ataque. Comentó que se trataba de una pareja normal, con buen relacionamiento y dijo que incluso el policía estuvo tomando mate con su mujer y  jugando con su hoja pocas horas antes de lo ocurrido.

El hombre de 29 años no tenía antecedentes ni denuncias en su contra, por el contrario, sus compañeros de la seccional primera de Policía de Florida que concurrieron a su entierro, destacaron su gran compañerismo.

Luis Clavijo, presidente del Sindicato Único Policial del Uruguay, habló con Telemundo sobre la escasa asistencia psicológica que reciben los efectivos. En Florida hay unos 600 efectivos policiales y un solo psicólogo para atender sus demandas.


En Florida, un promedio de 50 mujeres acceden mensualmente al servicio que ofrece el Instituto Nacional de Mujeres para quienes están atravesando situaciones de violencia de género. No obstante, en el departamento no hay soluciones habitacionales inmediatas para las víctimas, ni siquiera cuando hay riesgo de vida.


Las Más Vistas