Raúl, el atleta de 85 años que a los 75 fue campeón de decatlón y ahora sueña con volver al podio

Raúl López Barrera es profesor de educación física en actividad, es entrenador personal y además es un atleta con sueños.

Esta semana se celebró el día del abuelo y la vejez y por eso nos propusimos contar cómo viven los adultos mayores esta etapa de la vida.

¿Qué hace Raúl para  tener ese estado físico? Su primera respuesta es que toma agua, que trabaja la fuerza y no tiene miedo. “Extrañamente pese a lo avanzado de mi edad, he ido cambiando la actividad física. Al principio me entusiasmaba mucho ganar y me dediqué mucho al entrenamiento de equipos. Después empecé a darme cuenta que soy apasionado, me empecé a pelear con la gente. Me fui primero del fútbol y después del básquetbol y me quedé con el rugby, que parece el más violento pero es el más disciplinado. Después volví a mi deporte que es el atletismo”, contó Raúl a Telemundo.

“Yo cuando era joven me entreveraba, pero no era brillante. ¿Cómo es que ahora pude hacer más lento el descenso de la vejez y minimizar los efectos? Encontré además cómo hacer para que eso le pase a cualquiera. Quiero transmitir eso a la gente y darlo. Ya no es por la gloria”, confesó el atleta.

A los 48 años, a pesar de tener un pasado como deportista había ganado kilos. Trabajaba en una empresa de turismo, fumaba mucho y tomaba alcohol. En un momento se sintió mal, su cuerpo empezó a pasarle factura. Estuvo al borde de morir, y así fue que hizo el clic que lo trajo de nuevo al mundo del atletismo.

“Lo que hago lo podría hacer cualquiera, lo que pasa es que no se animan. Parece que el viejo es una figura endeble. Somos viejos como una cosa que nace, crece y muere. Pero yo soy un viejo y puedo hacer una cantidad de cosas. Pareciera que el viejo ya está mal y parece un enfermo, se limita y se empieza a meter adentro, y no se anima a hacer lo que todavía puede hacer”, reflexionó.

Su sueño es batir el récord en salto alto con garrocha. “Parece una vanidad. Yo tengo el récord sudamericano de la categoría de 80 y lo tengo en 2,26 metros. Cuando cumpla 85, ahora en julio, el récord del mundo de 85 está en 2,28. Es decir, que me propuse batir el récord del mundo. Me suena a mí mismo como un disparate. Yo no tengo orgullo, pero quiero dar el ejemplo práctico de que se puede y me comprometo en que voy a intentarlo, si no lo bato no me importa”, sentenció Raúl.

Después del 16 de julio, que cumple 85, tiene competencias en Uruguay, en diciembre en Perú y en el 2020 en Toronto.

 


Las Más Vistas