Una caja llena de fotos viejas se convirtió en una exposición reveladora sobre la adolescencia del nobel sudafricano J. M. Coetzee

La exposición da una idea de la infancia de Coetzee en Ciudad del Cabo a mediados de la década de 1950, y muestra cómo la fotografía dio forma a su desarrollo creativo.

El escritor y novelista sudafricano John Maxwell Coetzee (J. M. Coetzee) se ha hecho conocido por sus grandes escritos, que en el 2003 lo llevaron a ganar el Premio Nobel de Literatura por “la brillantez a la hora de analizar la sociedad sudafricana”.

Sin embargo, Coetzee, de 77 años, que publicó Dusklands en 1974 y más recientemente The Schooldays of Jesus en 2016, ha vuelto a estar bajo el reflector por otra de las tantas áreas del mundo artístico: la fotografía.

Tras toda una vida en el continente africano, el escritor decidió mudarse de forma definitiva a Australia en 2014: y fue allí cuando un “descuido” del artista terminó en las manos de un investigador.

En el apartamento de Sudáfrica fue hallada una caja de cartón repleta de fotografías viejas e inéditas. Y para sorpresa del investigador, todas las fotos habían sido sacadas por el propio Coetzee de manera casi autobiográfica. “Eran fotografías: filigranas de grabados amarillentos que representaban ‘escenas de la vida provincial’, ya que sus tres volúmenes de autobiografía están subtitulados, así como negativos sin desarrollar”, recoge The New York Times.

Al parecer, antes de sucumbir a los encantos de la literatura, Coetzee se dejó enamorar por la fotografía desde los comienzos de su adolescencia. De esta forma, muchas de sus fotos en blanco y negro retratan muchas de las vivencias de su familia, su escuela y su vida cotidiana en la granja de su tío.

No obstante, lo novedoso en este asunto no es el hallazgo, que tuvo lugar hace ya varios años, sino el hecho de que todo ese material ve la luz de forma pública por primera vez gracias a una exposición en el Museo Irma Stern en Ciudad del Cabo .

De esta forma, las fotos, tomadas entre 1955 y 1956, cuando el autor tenía 15 y 16 años, “ofrecen una visión crucial sobre la formación del autor. Más que eso, le dan una nueva profundidad a su ficción, que debe tanto a las artes de la lente como a la de la página”, reseña The New York Times.

La exposición fue organizada por Farzanah Badsha y Hermann Wittenberg, el investigador que encontró las imágenes.

Así resumen la exposición en la web del museo:

JM Coetzee tiene una reputación bien establecida como uno de los escritores más destacados de nuestros tiempos, pero sus primeras ambiciones de convertirse en fotógrafo son menos conocidas. Recientemente ha aparecido una colección de imágenes que da una idea del encuentro juvenil de Coetzee con la fotografía, cuando intentó capturar, como él dijo, “el momento en que la verdad se reveló a sí misma”. 

La exposición fotográfica en la Galería Irma Stern da una idea de la infancia de Coetzee en Ciudad del Cabo a mediados de la década de 1950, y muestra cómo la fotografía dio forma a su desarrollo creativo. A la edad de 16 años, adquirió una cámara profesional y montó su propio cuarto oscuro en el que desarrolló e imprimió sus fotografías. 
Las imágenes muestran el mundo de la conocida autobiografía Boyhood: escenas íntimas de la vida en el hogar, instantáneas sinceras de amigos y maestros en la escuela, y un interés absorbente en la granja ancestral de Karoo. También hay varios autorretratos notables. 

Las fotografías son imágenes amateur tomadas a una edad temprana, pero también muestran las ambiciones de Coetzee de dominar el medio: captar movimiento con altas velocidades de obturación, disparar en condiciones de poca luz, experimentar con flash y controlar los procesos químicos y la exposición en el cuarto oscuro. Varias imágenes son borrosas, con horizontes inclinados, recortadas de manera documental, pero que sin embargo se absorben en sus imperfecciones.

La mayoría de las fotografías de esta exposición se reprodujeron a partir de negativos que nunca antes se habían impreso. Habían estado almacenados por más de 50 años, cuando fueron entregados al académico de UWC, Hermann Wittenberg, que había trabajado en aspectos cinematográficos y fotográficos de la escritura de Coetzee, y había editado los guiones cinematográficos de Coetzee ( Two Screenplays , UCT Press, 2014) . Las fotografías que se muestran son reproducciones digitales del antiguo material en blanco y negro, pero también incluyen ejemplos de copias originales.

Algunas de las publicaciones del escritor:

  • 1974 – Dusklands
  • 1977 – In the Heart of the Country
  • 1980 – Waiting for the Barbarians
  • 1983 – Life & Times of Michael K
  • 1986 – Foe
  • 1990 – Age of Iron
  • 1994 – The Master of Petersburg
  • 1999 – Disgrace
  • 2003 – Elizabeth Costello
  • 2005 – Slow Man
  • 2007 – Diary of a Bad Year
  • 2013 – The Childhood of Jesus
  • 2016 – The Schooldays of Jesus

Fuentes: The New York Times, Wikipedia (foto), Universidad de Ciudad del Cabo, Museo Irma Stern.


Las Más Vistas