Fernando Carotta buscará ganarle a Edgardo Novick la candidatura por el Partido de la Gente: “No converso con él desde enero. Hay que despersonalizar el partido”

"La asistencia social la vamos a mantener, pero el Mides se va. Tenemos que generarle súper poderes al Ministerio de Trabajo", propone.

En abril se sumó un nuevo precandidato presidencial en la carrera hacia las elecciones internas de junio. Se trata de Fernando Carotta, líder de la agrupación Renovación y precandidato presidencial por el Partido de la Gente.

Carotta es muy crítico sobre la gestión de Edgardo Novick al frente del partido y considera que la salida de Gustavo Zubía y Guillermo Facello ” fue un bochorno”.  ¿Cuáles son sus principales propuestas? ¿Considera que tiene chances reales de derrotar a Novick en las internas?

Creo que más que enfrentarse es comparar modelos de gestión. La precandiatura no estaba prevista. Nuestra agrupación pretendía llegar a un cargo legislativo.

Luego de las cosas que pasaron en las últimas semanas, entendimos que el partido estaba pasando por un momento sensible en el que está en cuestión el liderazgo de Edgardo Novick. Allí surgió el tema de la precandidatura.

Tenemos que despersonalizar el partido. Tiene que ser el partido de la gente, y no de fulano o mengano.

Zubía y Facello se podrían haber mantenido en el partido y haber apostado a una precandidatura. Tenemos que empezar a construir un partido distinto. Todos rotábamos alrededor de un astro, pero eso tiene que despersonalizarse. Hoy el líder es Edgardo Novick, pero hay problemas de orgánica.

Soy un ciudadano común y corriente. Vengo de una familia colorada, pero voté a todos los partidos políticos. Si tengo que situarnos ideológicamente, creo que somos de centro, pero creo que hay pensar en la libertad del ciudadano y que el Estado intervenga lo menos posible.

No tuve ninguna respuesta de Novick sobre mi precandidatura. No converso con él desde el 3 de enero. La orgánica no está funcionando bien.

Habrá que ver cuánto de lo que trajo Giuliani nos sirve. No podemos basar el programa de gobierno solo en el tema de la inseguridad.

La asistencia social la vamos a mantener, pero el Mides se va. Tenemos que generarle súper poderes al Ministerio de Trabajo. También está fuera de discusión la permanencia de los Consejos de Salarios. Hay que terminar con el clientelismo.

No tengo deuda con Novick, nunca preví tampoco que él me financiara una campaña política. Prefiero hacer actos con 20 personas que pagarle a personas para que vayan a una actividad política.


Las Más Vistas