Ariel Bergamino afirmó que con Venezuela “el objetivo no se ha logrado”

El vicecanciller de la República se refirió al Mecanismo de Montevideo, el tratamiento de la crisis en Bolivia y otros países de la región.

El presidente electo, Luis Lacalle Pou, planteó que Uruguay “seguramente no” continuará en el Mecanismo de Montevideo una vez que él asuma el gobierno. Esta herramienta fue creada para intervenir en la crisis que vive Venezuela, y determinó que líderes de México y otras naciones del Caribe viajaran a Uruguay para encontrarle una solución mediante el “diálogo”. Esta decisión de Lacalle Pou implicaría cambiar el abordaje que el gobierno del Frente Amplio le dio a la crisis venezolana. El canciller Rodolfo Nin Novoa sostuvo que promovería virar hacia “una postura más confrontativa”.

Un secretario general de la OEA tiene que ser equilibrada, sensata y ecuánime que intente buscar acuerdos. No es esa la conducta que ha seguido Almagro en los últimos tiempos.

Ante eso han surgido otras soluciones: el GIC, el Grupo de Lima o el Mecanismo de Montevideo que buscan ayudar.

Mecanismo de Montevideo

El Mecanismo de Montevideo no es un grupo formal que se reúne periódicamente. Es una metodología de trabajo que ha permitido a los países coordinar acciones.

Es cierto que en lo que refiere a Venezuela aún no se ha logrado. La crisis institucional, política y social persiste; pero es cierto que se evitaron momentos peores. Se hablaba de una guerra civil y se evitó un baño de sangre.

El Mecanismo de Montevideo es una vía de interlocución para que los venezolanos se sienten a conversar con respeto. ¿Qué otro camino hay?

Latinoamérica

Los problemas de la región tienen una razón en común, dos grandes déficits: una es la desigualdad. La gente se cansa de ser desigual. El otro tema es el de la democracia. No es solo tener procesos electorales, también es tener un estado de gobierno. La democracia es siempre un sistema perfectible.

En la reunión de cancilleres, Nin Novoa habló de la activación del Protocolo de Ushuaia que dice que en caso de quiebre institucional en uno de los estados partes, los demás estados tendrían que hacer un mecanismo.

Países del TIAR aprobaron sancionar a 29 allegados del gobierno de Maduro

Entre ese grupo se encuentra Diosdado Cabello, número 2 del gobierno de Maduro.

Países signatarios del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) aprobaron este martes sancionar a allegados del gobierno de Nicolás Maduro durante una reunión oficial en Bogotá, indicó la cancillería de Colombia en un comunicado.

Veintinueve personas, incluido Diosdado Cabello, número dos del oficialismo venezolano, enfrentarán sanciones económicas y “medidas de restricción de ingreso y tránsito” en los estados miembros del tratado, señaló el boletín.

La Organización de los Estados Americanos (OEA), organismo depositario del acuerdo, publicó la lista de los sancionados y el acta de reunión con los puntos aprobados en la sesión plenaria.

“Es la primera lista que se ha presentado, esas 29 personas y sus familiares no van a poder abrir ninguna cuenta banquera (bancaria), en ninguno de los países, no van a poder pasar por los aeropuertos de esos países y hay varios otros que en la próxima reunión van a ser sancionados también”, declaró a medios Carlos Trujillo, embajador de Estados Unidos ante la OEA.

A la reunión, presidida por la canciller colombiana Claudia Blum, asistieron delegados de Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Estados Unidos y el representante del opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por una cincuentena de países.

No se conocen los detalles de la discusión interna ni la posición de cada país al respecto.

El 23 de septiembre, 16 de los 19 países miembros del pacto de defensa TIAR resolvieron identificar entidades y personas asociadas al gobierno de Maduro involucradas en actividades ilícitas y vinculadas a redes de delincuencia organizada transnacional.

Estados Unidos, que encabeza la campaña internacional para sacar del poder a Maduro, a quien considera un “dictador”, ya impuso medidas punitivas contra más de un centenar de funcionarios y exfuncionarios de Venezuela, incluido el mandatario, Cabello y más de 80 entidades.

En Colombia, el gobierno de Iván Duque también prohibió en enero la entrada de Maduro y 200 de sus “colaboradores” al país.

Maduro, por su parte, definió como un fracaso la reunión del TIAR en Bogotá. “Ha sido una reunión de fantoches, de payasos”, indicó.

AFP

Denuncias por corrupción amenazan el liderazgo opositor de Juan Guaidó en Venezuela

"La corrupción no puede ser tolerada", reaccionó Guaidó en rueda de prensa, anunciando una investigación parlamentaria por "sospechas" de sobornos.

Denuncias de corrupción contra aliados del líder opositor Juan Guaidó desataron este domingo una crisis justo cuando su estrategia para expulsar del poder al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, luce debilitada.

Una investigación periodística publicada este domingo por el sitio web Armando.Info señaló a nueve diputados opositores -cinco de ellos integrantes de la Comisión de Contraloría del Parlamento- por gestiones a favor del empresario colombiano Carlos Lizcano, vinculado con un programa de Maduro para distribuir alimentos subsidiados.

“La corrupción no puede ser tolerada”, reaccionó Guaidó en rueda de prensa, anunciando una investigación parlamentaria por “sospechas” de sobornos.

Lizcano es identificado por el portal como “subalterno” de otros dos empresarios colombianos, Alex Saab y su socio Álvaro Pulido, sancionados el pasado 25 de julio por Estados Unidos tras acusaciones de sobreprecios en importaciones de comida para los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).

Saab y Pulido enfrentan acusaciones de la justicia estadounidense por lavado de dinero proveniente del plan de Maduro, que la oposición considera una estrategia de control social.

Los legisladores, según el reporte, enviaron comunicaciones a autoridades de Colombia y Estados Unidos librando de responsabilidad a Lizcano en ilícitos de Saab y Pulido.

Guaidó, jefe del Legislativo reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, informó que los nueve congresistas se “desprenden de toda función” mientras son investigados.

“Todo documento” que haya “expedido” la Comisión de Finanzas es declarado inválido, agregó.

– “Prostitutas y licor” –

No es el único caso que salpica a su entorno.

El pasado viernes, después de que Guaidó lo destituyera como su embajador en Colombia, Humberto Calderón Berti acusó a representantes del opositor de manejo indebido de recursos destinados a atender a 148 militares que desertaron en febrero en apoyo al llamado gobierno interino y huyeron al país vecino.

“Las autoridades colombianas me dieron la alerta y me mostraron documentos donde se hablaba de prostitutas, de licor, de cosas indebidas”, relató Calderón Berti a la prensa, indicando que su relación con Guaidó se cortó hace meses.

El excanciller venezolano (1992), que se abstuvo de culpar al jefe parlamentario, no precisó los nombres de los implicados.

Este caso había sido ventilado por la prensa meses atrás.

La noche del sábado, en una carta dirigida a Guaidó, el legislador Freddy Superlano renunció a la presidencia de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional para “facilitar las investigaciones”.

Y este domingo los principales partidos opositores -Voluntad Popular, al que pertenece Guaidó, y Primero Justicia- excluyeron de sus comisiones legislativas a cinco diputados mencionados por Armando.Info. El resto integran otras organizaciones.

También anunciaron investigaciones internas.

El pasado 6 de noviembre, el diputado opositor José Guerra había denunciado “sobornos” a colegas, sin dar detalles.

“No hay hueso sano, acusaciones irán y vendrán”, escribió en Twitter Diosdado Cabello, presidente de la oficialista Asamblea Constituyente que en la práctica asumió las atribuciones del Parlamento de mayoría opositora.

– Guaidó, “¿atacable?” –

Los escándalos estallan cuando Guaidó intenta reactivar las mermadas protestas contra Maduro, con convocatorias que han tenido pobre respuesta.

La aceptación del opositor, quien al autojuramentarse presidente frente a una multitud el pasado 23 de enero prometió deponer a Maduro este año, cae.

Su popularidad, que llegó a 63%, bajó a 42% en octubre, según la firma Datanálisis.

Si no maneja correctamente las denuncias contra su entorno, su imagen podría seguir erosionándose. “Aún es temprano para evaluar el impacto (…), pero en la medida que Guaidó se debilite ante la opinión pública, es más atacable” por adversarios internos, apunta Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos.

“Una ventaja que ha tenido Guaidó es que no es identificado con la política tradicional y sus vicios (…). Su liderazgo podría ser amenazado si es percibido como ‘más de lo mismo'”, advierte Seijas.

El próximo 5 de enero finalizará su período al frente del Parlamento, desde el cual reclamó la presidencia encargada después que la cámara alegara que Maduro fue reelegido fraudulentamente en 2018.

Aunque hay acuerdos para su continuidad, grupos minoritarios critican su estrategia contra el chavismo y otros están en negociaciones con Maduro.

(AFP)

Colombia expulsa a 59 venezolanos por “actos vandálicos” durante protestas contra el Gobierno de Iván Duque

Los extranjeros, a los que se reprocha poner "en riesgo el orden público y la seguridad nacional", serán entregados a las autoridades venezolanas en una zona fronteriza poco transitada.

La autoridad migratoria de Colombia expulsó este lunes a 59 venezolanos acusados de perpetrar “actos vandálicos” durante las protestas de los últimos cuatro días contra el gobierno de Iván Duque.

Los extranjeros, a los que se reprocha poner “en riesgo el orden público y la seguridad nacional”, serán entregados a las autoridades venezolanas en una zona fronteriza poco transitada, San Fernando de Atabapo (suroeste), para “dificultarles” el regreso al país, explicó Christian Krüger, director de Migración Colombia.

“Si bien es cierto que los extranjeros pueden marchar (…), lo que no pueden hacer es afectar el orden público y generar actos vandálicos poniendo en riesgo los bienes públicos, los bienes privados y, lo más complicado, la integridad de las personas que están en esas marchas”, agregó en rueda de prensa.

Según él, las acciones de estos extranjeros generan “brotes de xenofobia” que “dañan el nombre de aquellos venezolanos que vienen trabajando por un mejor país”.

De acuerdo con la autoridad migratoria, desde el comienzo de las protestas el jueves han sido expulsados 61 extranjeros (un peruano y 60 venezolanos) que no podrán volver a Colombia en 10 años.

También se impidió el ingreso al país de un chileno y un venezolano que, según “información de inteligencia”, querían “afectar la tranquilidad y seguridad” del país.

La policía detuvo a 29 venezolanos que desatendieron los toques de queda decretados en Bogotá y Cali, el viernes y jueves respectivamente, tras disturbios surgidos durante las protestas contra el gobierno conservador.

En vísperas de la multitudinaria protesta del jueves 21 de noviembre, el presidente Iván Duque había advertido que Colombia corría el riesgo de sufrir convulsiones sociales como las que sacudieron a Ecuador, Bolivia y Chile.

Antes de la marcha nacional del jueves las autoridades ya habían anunciado la expulsión de otros 24 venezolanos, acusados de querer infiltrar la protesta.

El llamado paro nacional del 21 de noviembre reunió a cientos de miles de colombianos que protestaron contra las políticas sociales, económicas y de seguridad de Duque, quien luce debilitado tras poco más de quince meses en el poder.

A esa marcha, convocada por sindicatos, estudiantes, indígenas, artistas y fuerzas de la oposición, le han seguido protestas callejeras, que en su mayoría son lideradas por jóvenes que las promueven por redes sociales.

Para este lunes hay convocada una “gran marcha”, en la que volverán a participar algunos sindicatos, coincidiendo con la segunda jornada de “diálogo social” llamada por Duque en respuesta a las protestas, las mayores contra un gobierno central en los últimos tiempos.

De momento los promotores de las manifestaciones callejeras no han sido invitados directamente a la conversación nacional.

El gobierno de Duque secunda a Estados Unidos en el cerco diplomático que pretende forzar la salida de Nicolás Maduro del poder en Venezuela.

(AFP)

La ONU prevé que la crisis de migrantes venezolanos en América Latina ascenderá a 6 millones y medio

Duplicaron también sus estimaciones sobre la financiación necesaria para hacer frente al fenómeno.

La ONU advirtió este lunes que para 2020 serán 6,5 millones los migrantes y refugiados venezolanos en América Latina. La organización estimó que será necesario duplicar la financiación para hacer frente al masivo éxodo, en una conferencia internacional en Bruselas centrada en esta crisis migratoria, una de las mayores actualmente en el mundo.

“Desde 2016 hemos proveído, las instituciones europeas y Estados miembros, más de 320 millones de euros en asistencia dentro de Venezuela y en la región fronteriza y estamos listos para continuar haciendo nuestra parte en los meses y años que vienen”, Federica Mogherini, jefa de la diplomacia europea.

Se estima que el monto necesario para atender a 4.300.000 personas en 17 países en 2020 es de 1.350 millones de dólares. El 80 % de los migrantes de Venezuela busca refugio en países cercanos como Colombia quien ha recibido el mayor número de venezolanos con 1.400.000, seguido de Perú, Chile, Ecuador y Brasil que juntos albergan más de 1.700.000.

“La crisis multidimensional que en este momento vive Venezuela es consecuencia de las malas acciones, de las atroces acciones del régimen dictatorial de Maduro. De manera que, por supuesto, el volumen de migrantes va a continuar aumentando y la magnitud de la crisis va a seguir creciendo”, Carlos Holmes Trujillo, canciller de Colombia.

La ONU y la UE buscan generar conciencia sobre la situación y ver cómo ayudar a los gobiernos latinoamericanos para hacer frente a las necesidades de acogida de los migrantes que huyen de Venezuela. Durante la conferencia se reconoció la generosidad y solidaridad de los países vecinos de Venezuela aunque se mencionaron crecientes niveles de xenofobia en los países receptores.

Las elecciones en Argentina, los reclamos y la violencia en Chile, el peso de la Venezuela de Maduro y la incertidumbre en Bolivia: el análisis de Ignacio Bartesaghi

"Decir que no hay intencionalidades políticas en lo que estamos viviendo en América Latina es un error. Decir que se explican solo por eso también es un error", apuntó.

Este domingo, los argentinos concurren a las urnas a votar. Evo Morales se proclamó presidente en Bolivia. Y continúan las repercusiones por los graves incidentes que se registraron en Chile.

Analizamos el contexto regional junto al analista internacional Ignacio Bartesaghi.

Las elecciones en Argentina

Las políticas de Macri con las de Cristina son distintas. La discusión está en si Fernández va a seguir mucho lo de Cristina o no, si se va a separar de eso. Es evidente que Fernández tiene una visión distinta a la de Macri en relación a la economía, a las transferencias sociales, en relación al resto del continente y a las provincias.

Si gana Fernández, tiene que enfrentarse a Bolsonaro. Y eso es preocupante para Uruguay. Fernández tiene una visión distinta del Mercosur comparada con la de Bolsonaro. Alberto Fernández ya dijo que no ve bien el acuerdo con la Unión Europea.

Argentina podría cerrarse al mundo si gana Fernández, y eso tiene consecuencias negativas para Uruguay. Pero creo que Fernández va a aprobar el acuerdo con la Unión Europea. Y espero que pueda tener buen vínculo con Bolsonaro.

Uruguay tiene que tratar esto con inteligencia. Las afinidades políticas de los candidatos no resuelven las situaciones bilaterales.

Las manifestaciones en Chile

Están en juego reclamos históricos, vinculados al acceso a la educación, la salud, el transporte y la energía. Lo que preocupa es la violencia que hemos visto.

Se habla de esto desde hace mucho tiempo en Chile, que este modelo podía explotar y que tenía sus dificultades.

Chile está en lo más elevado de América Latina en muchos indicadores. Es un país que tiene muchos indicadores de país desarrollado, pero también tiene muchas dificultades. Tiene pobreza baja y pobreza extrema casi nula. Tiene infraestructura adecuada.

¿Pero hacia dónde vamos? No se puede tolerar el desorden que se está viviendo en Chile. Se corren riesgos con las Fuerzas Armadas en la calle.

Si el estallido social se mantiene, podría poner en peligro la democracia en Chile. La anarquía no se sostiene.

Siempre hay alguien detrás de este tipo de manifestaciones. Decir que no hay intencionalidades políticas en lo que estamos viviendo en América Latina es un error. Decir que se explican solo por eso también es un error.

El peso de Nicolás Maduro en Venezuela y la región

Maduro y todo lo que diga tendría que tener poco peso y poco impacto. Es una figura impresentable. Que esté bromeando con problemas serios… es lamentable.

Su influencia es relativamente menor. Lo que intenta él es decir que el modelo que decían que iba a funcionar no funciona, y que, por lo tanto, el suyo ahora sí funciona.

Es lamentable la situación que atraviesa América Latina.

Las polémicas elecciones en Bolivia

El conteo se cortó y luego cambió la tendencia. Pero esto arranca en 2016, cuando Morales no aceptó el referéndum que le dijo que no a la posibilidad de reelegirse.

Es una pena que estos líderes tengo esta obsesión por perpetuarse en el poder. No podemos decir que los gobiernos de Evo Morales fueron malos, hubo muchos aciertos. ¿Pero por qué decirle que no al resultado del referéndum?

Los resultados empiezan a decir que no gana en primera vuelta y luego cambia la tendencia.

Se viene un nuevo problema para Uruguay, ¿porque Uruguay qué va a decir? Me queda la sensación de que la Cancillería va a decir que hay que aceptar los resultados.

Esto debilita la institucionalidad en Bolivia desde el 2016.

Martínez afirmó que mantendrá la política actual del Gobierno uruguayo sobre Venezuela si es electo presidente

Atribuyó la violencia de los países de América Latina a las “salvajes” políticas neoliberales que se aplicaron.

Daniel Martínez mantendrá la política actual del Gobierno uruguayo sobre Venezuela si es electo presidente, en la misma línea de Finlandia y México.

Dijo también que no le gustan los valores que expresan Bolsonaro y Trump, pero aseguró que buscará mejorar las relaciones con todos los países.

El candidato del Frente Amplio fue entrevistado por la agencia AFP.

Atribuyó la violencia de los países de América Latina a las “salvajes” políticas neoliberales que se aplicaron.

Ratificó que considera a Lula un preso político, y fue crítico con los presidentes de Brasil y Estados Unidos.

Martínez considera que en Venezuela hay una dictadura y que se violan los derechos humanos, pero aseguró que no basta con emitir condenas.

Si es electo continuará la política del Gobierno uruguayo de buscar una salida mediante el diálogo entre las partes.

Martínez dijo que para condenar a Venezuela habría que condenar a muchos países del mundo, de los cuales nunca se habla y no sabe por qué.

En una entrevista con CNN Daniel Martínez evitó responder quién es el presidente de Venezuela

El candidato del Frente amplio explicó que no quiere ponerse a favor de uno u otro, sino ayudar a bajar la radicalización y defendió además la postura de la Cancillería uruguaya.

“No se trata de ponerse de hinchas. Ha habido un mandato electoral, hubo elecciones, después hubo una decisión que puso en controversia eso. Nos gusta el fútbol, pero lo de ser hinchas lo dejamos al fútbol. Es el pueblo venezolano, y sin intervención externa, el que debe decidir qué camino tomar. Nosotros queremos ayudar a buscar, como estamos haciendo, porque sé muy bien cuál es el rol de la Cancillería uruguaya hilvanando, tejiendo, buscando romper la radicalización que no contribuye a nada. Hay que buscar un camino de entendimiento que logre que haya elecciones democráticas con la plena vigencia de todos los derechos humanos”. Esa fue la respuesta de Martínez ante la pregunta del periodista ‘¿Quién cree que es el presidente de Venezuela?‘.

Su rival electoral Luis Lacalle Pou criticó esta respuesta señalando que esa posición no representa a la mayoría de los uruguayos. “Hay que jugársela, lamentablemente el Frente Amplio está muy comprometido con el régimen venezolano”, escribió en Twitter.

Rodolfo Nin Novoa desmintió que Uruguay no haya votado una resolución en ONU sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela

El canciller uruguayo alentó a Nicolás Maduro y a la oposición a continuar con el proceso de diálogo.

No es cierto, hubo dos proyectos de resolución presentados y Uruguay votó a favor del que mejor contribuya al trabajo de la alta comisionada y que no pone en riesgo los canales de diálogo y cooperación que ella pudo restaurar. Uruguay apoyó la única de las dos resoluciones con posibilidades de implementación real e impacto concreto y que apunta a mejorar la situación de los derechos humanos de los venezolanos, explicó Rodolfo Nin Novoa.

El canciller uruguayo alentó a Nicolás Maduro y a la oposición a continuar con el proceso de diálogo: Exhortamos al gobierno de la República Bolivariana de Venezuela a que aplique las recomendaciones que hizo Michelle Bachelet en su informe. Todo el mundo lo apoyó y dijo que se habían descubierto cosas muy graves. 

Uruguay cuestionó en la ONU las sanciones impuestas a Venezuela y las amenazas de intervención armada en el país

El canciller Rodolfo Nin Nvoa habló en la Asamblea de Naciones Unidas y aseguró que no se puede tolerar la intervención extranjera bajo el pretexto de defender la democracia, mientras se aterroriza a los pueblos.

Así se expresó el canciller: En América Latina nos genera profunda alarma el avance de ideologías extremas que intentan aplicar por la fuerza sus propias recetas a otros países, violentando sin pudor la institucionalidad de los organismos regionales y generando situaciones de crisis y violencia como excusa para imponer sus doctrinas por la vía armada y expoliar en su propio beneficio a los pueblos latinoamericanos. Más aún, nos preocupa que algunos gobiernos de la región abracen esas mismas ideologías y procedimientos de cuya utilización sufrimos aún el amargo recuerdo y no pocas consecuencias. No podemos permitir que el principio de no intervención sea una barrera protectora para violaciones graves a los derechos humanos, tampoco podemos tolerar la intervención extranjera bajo el pretexto de defender la democracia mientras se aterroriza a los pueblos con la amenaza de una invasión presuntamente liberadora, cuyo único resultado cierto es la pérdida de miles de vidas inocentes y se les asfixia con sanciones económicas que los sumergen más y más en la pobreza como sucede actualmente con Venezuela.

Además, Nin manifestó su condena enérgica al embargo a Cuba al que calificó como “salvaje” e “ilegal”: Levantamos nuevamente nuestra voz en esta asamblea como desde hace 27 años para condenar enérgicamente el salvaje e ilegal bloqueo comercial y financiero que desde hace más de 50 años se aplica contra la república de Cuba,

ONU crea una misión internacional que investigará violaciones de derechos humanos en Venezuela

La resolución pide que esta misión, cuyos miembros serán nombrados por el presidente del Consejo de Derechos Humanos, sea "enviada urgentemente" a Venezuela.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU decidió el viernes crear “una misión internacional independiente” encargada de investigar las presuntas violaciones de los derechos humanos en Venezuela, decisión que fue rechazada por responsables del país sudamericano, que la consideraron “destinada al fracaso”.

Una resolución, propuesta fundamentalmente por miembros del Grupo de Lima (compuesto por una docena de países latinoamericanos y Canadá) y apoyada por la Unión Europea, fue adoptada por el Consejo en Ginebra por 19 votos a favor, siete en contra y 21 abstenciones.

Entre los votos en contra están los de Cuba, mientras que Uruguay y México se abstuvieron.

La resolución pide que esta misión, cuyos miembros serán nombrados por el presidente del Consejo de Derechos Humanos, sea “enviada urgentemente” a Venezuela.

Su misión será investigar “casos de ejecuciones extrajudiciales, desaparición forzosa, detención arbitraria, tortura (…) y tratos crueles, inhumanos y degradantes, ocurridos desde 2014, con miras a asegurar la plena rendición de cuentas de los autores y justicia para las víctimas”, reza el texto aprobado.

Tras conocer el resultado de la votación, el embajador venezolano ante el Consejo, Jorge Valero, advirtió de que su país no cooperará con esta misión.

“La imposición de mecanismos de monitoreo adicionales no contará jamás con el consentimiento de mi país”, dijo.

Esta decisión se produce un día después de que Venezuela lograra la adopción de otra resolución en el Consejo sobre “el fortalecimiento de la cooperación” en el ámbito de los derechos humanos con la oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

El martes, Bachelet anunció la firma de un acuerdo con Venezuela destinado a aumentar la cooperación en materia humanitaria, y que tenía entre sus objetivos, abrir una oficina permanente en ese país. A la espera de que esto ocurra, Venezuela aceptó “la presencia continua” de dos responsables del Alto Comisionado en Caracas.

En un severo informe presentado el 9 de septiembre en Ginebra, Bachelet denunció torturas, desapariciones y ejecuciones extrajudiciales en Venezuela, pero hasta ahora no había pedido una investigación, al contrario que su predecesor, Zeid Ra’ad al Hussein.

– Venezuela dice no –

La resolución “insta a las autoridades venezolanas a que cooperen plenamente con la misión” y le “brinden acceso inmediato y sin trabas”.

Si Venezuela no autoriza su presencia, los investigadores de la ONU podrían trabajar desde el extranjero, como ocurre con los expertos de Naciones Unidas que investigan los abusos en Siria o Birmania. En ese caso, los investigadores se basan sobre todo en testimonios de refugiados.

“Sin duda alguna (la resolución) busca entorpecer el relanzamiento de las relaciones de cooperación y de asistencia técnica del gobierno bolivariano con la oficina del Alto Comisionado. Razón por la cual está destinada al fracaso”, agregó Valero.

La misión tendrá que enviar un informe sobre los resultados de sus trabajos durante la 45ª sesión del Consejo, en septiembre de 2020.

“Este proyecto de resolución puede incidir negativamente en los procesos de diálogo que se desarrollan entre los principales actores políticos del país”, aseveró Valero, al referirse a conversaciones iniciadas por el presidente Nicolás Maduro con un sector minoritario de la oposición, que no incluye a Juan Guaidó, principal adversario del gobierno.

El embajador británico ante el Consejo, Julian Braithwaite, consideró que la resolución era “proporcionada y necesaria”.

En nombre de la UE, el representante danés, Morten Jespersen, declaró que “la gravedad de las violaciones de los derechos humanos y el desmantelamiento de las instituciones democráticas tienen que ser tratados de forma urgente”.

“La única solución duradera es una solución pacífica y democrática, que conduzca a elecciones presidenciales”, agregó.

Venezuela, que enfrenta la peor crisis económica y política de su historia reciente, está enfrascada en un conflicto que se avivó en enero cuando Guaidó se autoproclamó presidente interino y fue reconocido por más de 50 países.

Maduro fue reelegido en 2018 en unas elecciones consideradas ilegítimas por la oposición y parte de la comunidad internacional. Pese a tener las mayores reservas petroleras del mundo, en Venezuela faltan alimentos, medicinas y servicios básicos.

La situación, agravada por la hiperinflación, ha llevado a 3,6 millones de personas a abandonar su país desde 2016, según datos de la ONU.