Casi 5 millones de personas huyeron de la crisis en Venezuela, según la ONU

Michelle Bachelet advirtió que continúan "los actos de violencia de fuerzas de seguridad y simpatizantes del gobierno contra parlamentarios de la oposición".

Unos 4,9 millones de personas “abandonaron” Venezuela, sacudida desde fines de 2015 por una crisis económica y política, dijo este martes la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, quien deploró que continúe la violencia contra la oposición.

Al informar al Consejo de Derechos Humanos de la ONU sobre la situación en el país sudamericano, Bachelet advirtió que continúan “los actos de violencia de fuerzas de seguridad y simpatizantes del gobierno contra parlamentarios de la oposición”.

La oficina del Alto Comisionado, que cuenta con representantes en Venezuela, documentó “agresiones contra opositores políticos, manifestantes y periodistas, sin que las fuerzas de seguridad actuaran”.

“Hemos registrado casos de allanamientos de la sede de un partido político, oeneges, y oficinas de medios de comunicación”, y desde el 5 de enero, las fuerzas de seguridad “han dificultado” el acceso a la Asamblea Nacional a los diputados de la oposición, continuó.

“Mi oficina sigue recibiendo testimonios de tratos crueles, inhumanos o degradantes en la sede de la Dirección General de Contra-inteligencia Militar en Caracas”, agregó.

Bachelet denunció además que continúa la “detención arbitraria de líderes sindicales”, y manifestó su preocupación por el proyecto de ley que pretende sancionar a las organizaciones de defensa de los derechos humanos que reciben fondos del extranjero.

Mientras tanto, el número de venezolanos que huye del país no cesa de crecer.

“Según la Plataforma Regional de Naciones Unidas, 4,9 millones de personas han abandonado el país”, indicó.

El líder opositor de Venezuela, Juan Guaidó, fue reconocido como presidente interino por Estados Unidos y una gran parte de la comunidad internacional, tras la reelección de Nicolás Maduro en 2018 en unos comicios denunciados por irregularidades.

Venezuela es objeto de sanciones económicas de la administración del presidente estadounidense Donald Trump, que busca presionar a Maduro. Estas sanciones incluyen un embargo sobre el petróleo, principal recurso del país.

Bachelet criticó una vez más esas medidas: “Preocupan la imposición de nuevas sanciones económicas, en especial las que afectan a la empresa aérea CONVIASA, así como las sanciones a la industria petrolera”.

Estas sancione afectan “disminuyendo los recursos del gobierno destinados al gasto social”, en momentos en que “2,3 millones de personas se encuentran en inseguridad alimentaria severa”, según la ONU.

“A pesar de las excepciones establecidas para permitir las importaciones de medicamentos, alimentos e insumos para la acción humanitaria, los servicios públicos y la población en general siguen sufriendo el impacto del control estricto del sector financiero”, concluyó.

AFP

Iván Duque destacó la postura de Uruguay sobre Venezuela: “es importante tener claridad en la defensa de los principios”

El presidente colombiano elogió la voluntad de integración de Luis Lacalle Pou.

Esto dijo el presidente Iván Duque tras el cambio de mando en la Plaza Independencia:

Es muy importante en este tipo de situaciones tener claridad en la defensa de los principios. Yo creo que el presidente Lacalle tiene absolutamente claro en sus convicciones debe ser cuestionada, debe ser expuesta ante los ojos del mundo para que se puedan castigar las atrocidades que se han cometido a diario por parte del régimen. Creo que el presidente Lacalle es un hombre que cree en la integración, es un presidente que mira a América Latina como un terreno de oportunidades compartidas entre Uruguay y el resto de los países. Creo que en parte de ese esfuerzo también está la defensa irrestricta, de ningún titubeo, de esos valores democráticos.

La ONU cree que grupos delictivos vinculados al narcotráfico se infiltraron en las fuerzas de seguridad venezolanas

Entienden que conforman una red informal llamada "El Cártel de los Soles".

“Hay indicios de que, en la República Bolivariana de Venezuela, los grupos delictivos han logrado infiltrarse en las fuerzas de seguridad gubernamentales y han creado una red informal conocida como el ‘Cártel de los Soles’ para facilitar la entrada y salida de drogas ilegales”, señala la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) en su informe anual difundido este jueves en Viena.

Ese órgano independiente, integrado en el sistema de la ONU, hace esa mención al señalar en su reporte de 2019 que los grupos delictivos organizados “han transportado grandes cantidades de drogas ilícitas a Europa y los Estados Unidos desde Colombia, pasando por la República Bolivariana de Venezuela”.

Según la JIFE, para controlar ese tráfico, especialmente el de cocaína a través de Centroamérica hacia los Estados Unidos, “los grupos delictivos organizados controlan los puertos marítimos y utilizan aeronaves ligeras, con las que realizan vuelos ilegales”.

La JIFE se describe como “un órgano independiente y cuasi judicial” constituido por trece expertos con un mandato de cinco años y que tienen como función verificar el cumplimiento de las Convenciones internacionales sobre drogas.

El presidente de la JIFE, el holandés Cornelis P. de Joncheere, explicó a EFE que con esta mención se pretendía mostrar “preocupación” y “llamar la atención al Gobierno de Venezuela” sobre un potencial problema.

“Tampoco es una cosa tan extraña, si todos los Gobiernos tuvieran el cien por cien del control de su territorio entonces no tendríamos un problema mundial de drogas”, afirmó el experto holandés.

“Eso también podría suceder en Venezuela y por eso lo hemos escrito, es una indicación de la preocupación de la Junta en ese sentido”, agregó.

Aunque De Joncheere no quiso revelar las fuentes concretas de esos indicios, el experto subrayó que la información proviene de fuentes de confianza y que todos los datos de los informes de la JIFE proceden de otras agencias de Naciones Unidas o de Estados.

EFE

Diosdado Cabello criticó la no invitación a la asunción: “No es Lacalle, debería ser lacayo”

El número 2 del chavismo cuestionó la capacidad de mando del presidente electo en sus filas.

El Frente Amplio rechazó la decisión del gobierno electo de no invitar a los jefes de gobierno de Venezuela, Cuba y Nicaragua al acto del 1 de marzo

El Secretariado del Frente Amplio declaró que la decisión del gobierno electo “contradice” la “no ideologización de las relaciones diplomáticas” que asumió Lacalle como un compromiso en política exterior.

Agrega que “sienta un pernicioso precedente” respecto a la “soberanía de las naciones”, y “expone a Uruguay  a eventuales consecuencias” en su relacionamiento con Venezuela, Cuba y Nicaragua.

El gobierno electo considera que los gobiernos de dichos países “no son democracias plenas”, y sus jefes de estado no fueron invitados a la ceremonia de transmisión de mando, del 1 de marzo.

Maduro: “No queremos guerra, pero no le tenemos miedo al combate militar y vamos a garantizar la paz”

"A Donald Trump lo convencieron que es fácil, que es papaya, meterse en Venezuela y que ellos tienen la fuerza de mercenarios ya preparada" para "invadir Venezuela", expresó.

El presidente socialista Nicolás Maduro dijo este lunes no tener “miedo al combate militar”, al acusar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de tramar planes para invadir Venezuela con apoyo de aliados regionales.

“No queremos guerra, no queremos violencia, no queremos terrorismo, pero no le tenemos miedo al combate militar y vamos a garantizar la paz”, aseguró Maduro, vestido con una chaqueta verde con insignias militares y rodeado del alto mando de las fuerzas armadas.

El mandatario indicó que existen grupos de militares “desertores” entrenando en la vecina Colombia para “entrar en silencio a atacar unidades militares” en el fronterizo estado Zulia (noroccidente).

“A Donald Trump lo convencieron que es fácil, que es papaya, meterse en Venezuela y que ellos tienen la fuerza de mercenarios ya preparada” para “invadir Venezuela”, expresó en cadena de radio y televisión.

Maduro, quien cuenta como aliados a Rusia, China, Turquía y Cuba habló luego ejercicios de militares realizados durante el fin de semana ante supuestos planes de agresión detrás de los cuales, según el gobierno, se encuentran Estados Unidos, Colombia y Brasil.

Unos 2,4 millones de militares y miembros de la Milicia -cuerpo civil adscrito a la estructura castrense- fueron desplegados en todo el país de acuerdo con cifras oficiales.

Las prácticas se ejecutaron “en base a las amenazas reales, no son imaginaciones”, aseveró el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, sentado al lado de Maduro.

El pasado 4 de enero, Trump amenazó con aplastar a la “tiranía” de Maduro durante su discurso anual ante el Congreso estadounidense, al que invitó al opositor Juan Guaidó, reconociéndolo como el “verdadero y legítimo presidente de Venezuela”.

Tras regresar de una gira internacional, Guaidó -reconocido como presidente encargado por medio centenar de países- tildó de “inevitable” un cambio de gobierno en Venezuela, asegurando este domingo que los militares tienen en sus manos la oportunidad de hacerlo menos “traumático”.

El jueves pasado, Freddy Bernal, un importante dirigente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), expresó que un enfrentamiento militar de Venezuela con Estados Unidos “sería un suicidio”, aunque respaldó las maniobras del fin de semana.

(AFP)

Arrestaron al tío de Juan Guaidó cuando regresaron a Venezuela por presunto tráfico de armas y explosivos

La Asamblea Nacional de Venezuela denunció su secuestro y su abogado defensor tachó la detención de su cliente de "vil y burdo montaje".

Juan José Márquez, tío del dirigente político venezolano Juan Guaidó fue declarado como desaparecido, cuando llegó junto a su sobrino al aeropuerto de Caracas, en el mismo vuelo, el pasado martes. En medio de la confusión y la tensión reinantes en la terminal aérea ese día, Márquez no salió de la aduana.

Se supo después que fue arrestado por funcionarios aduaneros tras, presuntamente, detectar que trasladaba explosivos sintéticos, chalecos antibalas y un plan, redactado en inglés,  para cometer atentados terroristas en Venezuela. La Fiscalía dependiente del gobierno imputó a Márquez por el delito de “tráfico ilícito de armas y explosivos”. La Asamblea Nacional de Venezuela denunció su secuestro y su abogado defensor tachó la detención de su cliente de “vil y burdo montaje”.

El abogado aseguró que el secuestro de Juan José Márquez es un instrumento para presionar a Juan Guaidó, y que en el expediente no consta “un dictamen pericial que pueda decir con certeza que están en presencia de tal o cual elemento químico”, por lo que la sustancia puede ser “incluso hasta talco”.

La esposa de Márquez dijo que el tío de Guaidó es piloto, y que “conoce perfectamente las normas aeronáuticas” que prohíben el traslado de sustancias tan peligrosas como los explosivos sintéticos. Dijo que logró hablar por teléfono con su esposo varias horas después de su detención, desde la sede de la Dirección de Contrainteligencia Militar en el este de Caracas, calificado por la oposición como “un centro de tortura”.

Mientras tanto, el presidente venezolano Nicolás Maduro, aseguró este viernes que llegará el día en que los tribunales del país ordenen la detención del líder opositor Juan Guaidó.

EFE

Juan Guaidó dijo que los mecanismos de presión contra el gobierno de Nicolás Maduro aumentarán

Los intentos por revitalizar las protestas contra el gobierno tuvieron poca respuesta en medio de la grave crisis socioeconómica.

Durante un acto en una plaza de Caracas, poco después de su regreso de una gira internacional de 23 días, el dirigente opositor Juan Guaidó anunció que los  mecanismos de presión van a aumentar contra el presidente Maduro.

“Traemos el compromiso a Venezuela de que puede haber una recuperación económica pronta, muchas empresas queriendo volver a Venezuela a invertir a generar empleos a pensar en futuro. Nosotros fuimos a hablar también de futuro, del futuro que juntos vamos a construir en Venezuela y el que estamos construyendo en este momento”, afirmó Guaidó.

Los intentos por revitalizar las protestas contra el gobierno tuvieron poca respuesta en medio de la grave crisis socioeconómica. La popularidad del líder opositor ha decaído mientras Maduro se aferra al poder apoyado por los militares, y los gobierno de Rusia y China.

“Hoy más que nunca tenemos que hacernos sentir en todos los espacios, hoy más que nunca Venezuela no se puede arrodillar ni acostumbrar a la dictadura, hoy más que nunca los sindicatos deben ir a la calle por sus reivindicaciones y los estudiantes por la autonomía y las enfermeras por su sueldo y los estudiantes por su futuro”, agregó el líder opositor.

A todo esto, Maduro aludió indirectamente al regreso de Guaidó y la agresión que sufrieron diputados de la oposición, periodistas y el propio Guaidó, de parte de funcionarios de la aerolínea estatal Conviasa.

En las últimas horas la Asamblea Nacional de Venezuela denunció la “desaparición forzada” del tío de Juan Guaidó, al llegar al aeropuerto de Caracas. Juan José Márquez desapareció poco después de aterrizar en la capital del país sudamericano junto a su sobrino y tras ser interceptado por autoridades aduaneras.

AFP

El canciller Nin Novoa consideró una “descortesía innecesaria” que el gobierno electo no invite autoridades de Venezuela y Cuba

Agregó que el gobierno electo hace lo que criticó en campaña: "ideologizar las relaciones diplomáticas"

Esto fue lo que dijo Rodolfo Nin Novoa:

“Me parece que es una descortesía innecesaria. Sobre todo con Cuba. Yo no digo nada con respecto a Venezuela, creo que ni siquiera vendrían Maduro ni Ortega. Yo me acuerdo que en el año 1994, Sanguinetti invitó a Fidel Castro a la toma de posesión de bando. No invitar a Díaz-Canel significa darle un portazo a todas las acciones buenas que Cuba hizo con nosotros, particularmente la Operación Milagro, donde 90 mil personas fueron operadas gratis de sus ojos y sus dificultades de visión y pudieron ver. Me parece también que es hacer lo que tanto criticaron: ideologizar las relaciones diplomáticas”.

Juan Guaidó llegó a Venezuela tras su gira internacional para redoblar presiones sobre Nicolás Maduro

Diosdado Cabello afirmó el lunes que "no va a pasar nada" en Venezuela tras la gira internacional de Guaidó.

El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, afirmó el lunes que “no va a pasar nada” en Venezuela tras la gira internacional del opositor Juan Guaidó, quien reiteró su llamado a elevar la presión en las calles contra el gobierno cuando regrese al país.

El líder opositor venezolano Juan Guaidó reiteró su llamado a elevar la presión en las calles contra el gobierno cuando regrese al país.

Burlando una prohibición de salida de Venezuela, el jefe del Parlamento emprendió el 19 de enero una gira por Colombia, varios países de Europa y Estados Unidos, que lo reconocen como mandatario encargado.

“Regreso a mi a patria con nuestros afectos, con el compromiso de nuestros aliados con acciones y medidas que se irán ejecutando y con el llamado a nuestro pueblo para que volvamos a reactivar la lucha y la movilización popular”, expresó Juan Guaidó.

El presidente de la oficialista Asamblea Constituyente aseguró que en el caso del opositor, acusado entre otros delitos de “traición a la patria”, no habrá impunidad, aunque sin llegar a mencionar un posible arresto.

Cerca de un centenar de simpatizantes del chavismo se han enfrentado a gritos con diputados opositores en el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar, que sirve a Caracas, mientras esperan el arribo del líder opositor Juan Guaidó que vuelve a Venezuela tras una gira internacional de 23 días.

Con frases “como Guaidó, fascista proimperialista” o “fuera la derecha, la patria se respeta”, los simpatizantes del presidente Nicolás Maduro abarrotaron los espacios de la terminal y algunos empujaron fuera de la terminal a los legisladores opositores.

“Estos señores no son pueblo, son unos esbirros que han puesto aquí para hacerle una emboscada a los diputados”, dijo a periodistas la diputada Nora Bracho. “El verdadero pueblo reclama un cambio para Venezuela”, añadió antes de aseverar que quienes rechazaron hoy a Guaidó eran “gente pagada por el oficialismo y por maduro”.

Los diputados, por su parte, confrontaron problemas para llegar a la terminal luego de que el autobús en el que se desplazaban fuera retenido por un cordón policial.

Varios de los legisladores decidieron luego caminar un largo trecho para llegar hasta el aeropuerto y mostrar así su apoyo a Guaidó.

Hace más de un año, Guaidó proclamó antes miles de simpatizantes en Caracas un Gobierno interino que hoy reconocen más de 50 países, con Estados Unidos y la Unión Europea a la cabeza.

Por esta acción la Fiscalía venezolana abrió una investigación en su contra, congeló sus cuentas y bienes y le prohibió salir del país.

Pero esta es la segunda vez que el líder opositor burla la medida de prohibición de salida del país. En la primera ocasión, cuando viajó a Cúcuta en febrero de 2019 para liderar el ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela, no sufrió consecuencias y continuó con sus labores al frente del Parlamento.

AFP

Estados Unidos advirtió al gobierno venezolano de que habrá consecuencias si Juan Guaidó no regresa de manera segura a su país

El líder opositor cuenta con el total apoyo de Estados Unidos en su lucha por sacar a Nicolás Maduro del poder.

Juan Guaidó tiene total respaldo del gobierno de Estados Unidos. El líder venezolano se reunió este jueves con el secretario de Estado Mike Pompeo, en medio de su lucha por sacar al presidente Nicolás Maduro del poder. El líder parlamentario asistió el martes como invitado especial al Congreso para escuchar el discurso anual del Estado de la Unión, del presidente Donald Trump.

Al día siguiente fue recibido en la Casablanca con honores de jefe de Estado, por el propio Trump. Por su parte Elliott Abrams, colaborador del gobierno de EEUU para Venezuela, dijo que el gobierno de Maduro tendrá consecuencias si el líder opositor no puede regresar de manera segura al país. Guaidó desafió el 19 de enero la prohibición gubernamental de salir de territorio venezolano y emprendió una gira internacional para relanzar su ofensiva para encabezar un gobierno de transición.

“Todos estamos en riesgo en Venezuela. Todos. Los que pasan hambre, o falta de medicina. Así que el riesgo que tomamos por nuestro país, tenemos que apoyar a la gente que quiere democracia, que quiere libertad, que quiere comer en este momento en el país. Así que si, hay un riesgo. Asumimos la responsabilidad por la gente”, expresó Guaidó.

Guaidó también fue recibido por la líder demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi, en el Capitolio.

“Todos estuvimos emocionados de que estuviera en el discurso del Estado de la unión el otro día, y recibirlo tan acogedoramente, una bienvenida bipartidista en el capitolio”, sostuvo Pelosi.

Pelosi comentó que la lucha del pueblo venezolano es un reto a la conciencia del mundo y reiteró el apoyo estadounidense  a Guaidó.

AFP

“Necesitamos ayuda contra la dictadura de Maduro, solos no podemos”, afirmó Guaidó tras cumplirse un año de su autoproclamación

Nos enfrentamos a un conglomerado internacional, criminal y necesitamos de su ayuda", dijo Guaidó en un discurso en la sala de congresos del Foro Económico Mundial.

Un año después de haber sido reconocido por medio centenar de países como presidente encargado de Venezuela, el opositor Juan Guaidó pidió este jueves a los líderes mundiales reunidos en el foro de Davos ayuda contra la “dictadura” de Nicolás Maduro y aseguró que “solos nos podemos”.

“Hoy, y por eso estamos aquí, solos no podemos. Nos enfrentamos a un conglomerado internacional, criminal y necesitamos de su ayuda”, dijo Guaidó en un discurso en la sala de congresos del Foro Económico Mundial (WEF) que se celebra cada año en la estación de esquí suiza.

Su visita a Davos coincide con el primer aniversario de su autoproclamación como presidente encargado de Venezuela, el 23 de enero de 2019 en Caracas.

“Europa, el Grupo de Lima, Estados Unidos, estamos todos reunidos para lograr una elección libre, real, transparente. Nos hemos movilizado una y otra vez, lo vamos a seguir haciendo”, afirmó.

Un año después de su autoproclamación, su ofensiva contra el gobierno de Maduro parece estancada, a pesar de los apoyos internacionales, que incluyen Estados Unidos, los 25 países de la Unión Europea y vecinos de la región como Ecuador o Colombia, uno de sus principales apoyos.

En su discurso, Guaidó dibujó un panorama sombrío para Venezuela, que enfrenta según él “una tragedia sin precedentes”.

“Venezuela no es un país en guerra. No oímos las bombas, pero sentimos el llanto, el dolor de las madres”, aseguró.

También denunció que el país está en manos de un “conglomerado criminal” donde actúan según él grupos del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia y del Hezbolá.

Violando una prohibición para salir de su país, Guaidó viajó esta semana a Colombia, y desde allí a Europa. El líder opositor venezolano mantuvo encuentros con responsables británicos en el Reino Unido y representantes europeos en Bruselas.

– Presión y reconocimiento –

Guaidó reiteró este jueves en Davos que su estrategia internacional pasa por la diplomacia y las sanciones.

“Ya no estamos hablando de reconocimiento como hace un año sino de acciones y la gran oportunidad que tenemos hoy es lograr consolidar, no solamente el reconocimiento diplomático, sino la presión necesaria para hacer frente a una dictadura”, aseguró.

El miércoles el presidente español, Pedro Sánchez, se reunió en Davos con el presidente colombiano Iván Duque y el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y abordó “la situación en Venezuela, donde urgen elecciones libres y democráticas”, según un tuit oficial.

Sin embargo todavía no está confirmada una posible visita de Guaidó a España este semana.

En Bogotá, el lunes, Guaidó fue recibido con honores de jefe de Estado y se reunió con el presidente y con el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, que le prometió un mayor apoyo en su lucha para sacar del poder a Maduro.

La imposibilidad de desplazar a Maduro del poder hizo caer la popularidad de Guaidó, un ingeniero de 36 años, de 63% a 38,9% en 12 meses, según la encuestadora venezolana Datanálisis.

El líder opositor ha tratado de revitalizar las protestas contra Maduro, pero sus llamados han tenido débil respuesta, con cientos de manifestantes frente a las decenas de miles que movilizó un año atrás.

El miércoles, en Bruselas, la Unión Europea expresó su “firme apoyo” a Guaidó, que fue recibido por el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

Por su parte la representante diplomática de Guaidó en Bélgica y ante ante la Unión Europea (UE) llamó este miércoles a Italia, Chipre y Eslovaquia a reconocerlo como presidente interino, los únicos tres países del bloque que todavía no lo han hecho.

Guaidó se autoproclamó presidente encargado de Venezuela hace un año, después de que Maduro iniciara un segundo mandato, considerado ilegal por la oposición y parte de la comunidad internacional, en un contexto de colapso de la economía y de crisis migratoria.

En lo que es considerado el mayor éxodo de la región en las últimas décadas, un total de 4,6 millones de venezolanos abandonaron su país desde finales de 2015, según las Naciones Unidas.

(AFP)